https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Semana de inflación y elecciones de medio término en USA con un S&P500 tocado desde niveles de 3900 puntos

 Nueva semana clave en las bolsas, especialmente en las americanas, como veremos luego en varios gráficos. En España, el IBEX35 experimenta un rechazo desde el paso de la directriz bajista del movimiento bajista que nace en los máximos de junio, marcando resistencia en 8100 puntos, nivel clave de corto plazo.

En el medio plazo el escenario correctivo sigue su curso, tras perder el paso de la directriz alcista desde los mínimos de marzo 2020. La resistencia clave se sitúa en 9000 puntos, siendo el soporte intermedio más importante los mínimos de octubre en 7200 puntos:

En USA reiteramos la importancia de la resistencia del S&P500 situada entre 3910 puntos (50% de recuperación de la caída desde agosto) y los 4020 puntos (62% de recuperación de la caída desde agosto). Son estos porcentajes de rebote técnico característicos de mercados bajistas, por lo que la zona de resistencia que se forma entre ambos resulta clave de cara a las próximas semanas. A corto plazo destacamos el primer rechazo que se ha producido en la zona, desestructurando el movimiento alcista nacido en octubre, hecho que especialmente se aprecia en índices como el NASDAQ100:

El sentimiento bajista experimenta una importante moderación la semana pasada. La encuesta semanal de sentimiento inversor americano (AAI), moderaba de forma notable el porcentaje de bajistas, revirtiendo desde niveles del 60% hace pocas semanas al 33% actual. Este tipo de moderaciones se producen frecuentemente en los rebotes intermedios de mercados bajistas, como ocurrió durante la fase de 2007 a 2009, lo que, unido a otros datos negativos, alentarían ciertas sospechas sobre el rebote actual:

Algunos indicadores, como el índice de bonos globales, por ahora mantienen una desconfianza con los rebotes de octubre en la renta variable. Como podemos ver en los gráficos inferiores, la magnitud del rebote en la renta variable americana no se corresponde con el de otros indicadores líderes, exponiendo aún una debilidad, que, por correlación con las bolsas, inducen a cierta cautela en los índices bursátiles:



capitalbolsa