https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

PROYECTO EN CATAMARCA Un nuevo inversor internacional se suma a la “fiebre del litio” en Argentina

 

Se trata de la Corporación Financiera Internacional (CFI) que apuntalará el desarrollo de un proyecto en la zona del Salar del Hombre Muerto.


El proyecto Sal de Vida, cuya explotación está a cargo de la empresa Galaxy Lithium, acaba de sumar un nuevo socio que se comprometió a destinar hasta u$s200 millones para el desarrollo de esta reserva de litio ubicada en el norte argentino.

Se trata de la Corporación Financiera Internacional (CFI), brazo crediticio del Banco Mundial, que acaba de cerrar un acuerdo para potenciar la operación que la minera australiana posee en la zona del Salar del Hombre Muerto, en la provincia de Catamarca.

El objetivo consiste en desarrollar, construir y operar el proyecto greenfield de litio grado batería (SdV) Sal de Vida que se encuentra dentro del llamado “triángulo del litio”, un área que abarca Chile, Bolivia y Argentina y que contiene una porción significativa de los recursos estimados de litio del mundo.

El objetivo consiste en desarrollar, construir y operar el proyecto greenfield de litio grado batería SdV.

Según un estudio de factibilidad sobre Sal de Vida que se elaboró en el 2021, la operación es competitiva a nivel mundial para la extracción de salmuera convencional orientada a la producción inicial de 10.700 tpa de carbonato de litio de grado de batería durante los 40 años de vida útil de la mina.

El desarrollo está a cargo de Galaxy Lithium Sal de Vida SA, subsidiaria del grupo Allkem Limited (Allkem), que cotiza en la Bolsa de Valores de Australia (ASX:AKE) y en la Bolsa de Valores de Toronto (TSX:AKE).

La empresa fue el resultado de la fusión entre Orocobre Limited y Galaxy Resources Limited en agosto del año pasado a partir de la cual se creó una de las empresas químicas de litio más grandes por producción y capitalización de mercado, con una participación del 10% a nivel global.

El costo del proyecto Sal de Vida incluye un gasto de capital de u$s271 millones y se financiará mediante una combinación de deuda y capital.
De acuerdo al informe que la CFI publica en su página web, la inversión propuesta por el organismo internacional consiste en un paquete de financiamiento de hasta u$s200 millones que incluye un préstamo A de hasta u$s100 millones pagadero a nueve años y otro bancario por la misma suma.

“En la actualidad, Allkem está trabajando con con la CFI para incluir potencialmente características vinculadas a la sostenibilidad en la estructura de financiamiento”, explica el informe en donde también se detalla que el proyecto está ubicado a una altitud de 4.000 metros, en una ubicación remota y escasamente poblada, con el pueblo más cercano a 145 kilómetros al sur.

Detalles del proyecto

En esa zona, el grupo australiano adquirió 31 concesiones con sus derechos mineros asociados que abarcan un total de 263 kilómetros cuadrados en el Salar, ubicado en una Puna seca, una ecorregión caracterizada por vegetación herbácea y estepa arbustiva con menos de 300 milímetros de precipitación por año, bajas temperaturas y alta radiación solar.

También es considerada un área clave de biodiversidad (KBA), con una vida silvestre característica que incluye grandes mamíferos y aves como la vicuña, el puma, el gato andino, el zorro andino y tres especies de flamencos. También están presentes especies endémicas de plantas y animales.

El objetivo de la mina es la extracción de salmuera de un acuífero a profundidades de entre 200 y 300 metros a través de bombas sumergibles ubicadas en ocho pozos. De acuerdo al documento de la CFI, la mayoría de las actividades del proyecto se desarrollan en el propio Salar, con un impacto limitado a los suelos naturales como parte de las actividades de extracción de litio.

El grupo australiano adquirió 31 concesiones con sus derechos mineros asociados que abarcan un total de 263 kilómetros cuadrados en el Salar.

El proceso se basa principalmente en la evaporación natural en la planicie aluvial en el lado este del Río Los Patos, con componentes principales que abarcan un campo de pozos y un sistema de distribución de salmuera, estanques de evaporación solar de halita y muriato, planta de producción primaria de carbonato de litio (LCE) y encalado y varios edificios de campamento, administrativos y de apoyo.

La tasa de producción estimada es de 15 Ktoneladas por año (ktpa) por 40 años, produciendo aproximadamente 600.000 toneladas de producto que serán transportadas a los puertos de Antofagasta en Chile o a los de Rosario y Buenos Aires en Argentina, para exportar a los mercados europeos y estadounidenses como un componente clave para los vehículos eléctricos.

“Sal de Vida completó con éxito los trabajos de prueba y pilotaje que muestran que la salmuera extraída se actualiza fácilmente a carbonato de litio de grado de batería”, agrega el informe de factibilidad del proyecto que también estima que la primera producción es estimada para el último trimestre del 2023.

Revisión ambiental

Como en todos los préstamos e inversiones en los que se involucra, la CFI elabora también una revisión ambiental y social (A&S) de los proyectos a financiar que consiste en una evaluación completa de la iniciativa.

Una empresa brasilera invertiría u$s 50 millones para ser proveedor de litio
La CFI elabora también una revisión ambiental y social (A&S) de los proyectos a financiar que consiste en una evaluación completa de la iniciativa.

En el caso de Sal de Vida, el alcance de la revisión incluyó los sistemas, políticas, planes y procedimientos de gestión ambiental y social de la compañía; estudios de impacto ambiental y social (ESIA); los modelos hidrogeológicos de Allkem; planes de contingencia; informes de monitoreo de biodiversidad, salud y seguridad ocupacional y planes de gestión ambiental y social, auditorías y protocolos de aseguramiento para la gestión de contratistas, entre otros.

Debido a las restricciones de viaje que todavía permanecen producto de la pandemia del Covid-19, el proceso de evaluación se realizó en segmentos, combinando reuniones virtuales en enero y febrero pasados y visitas de campo durante las semanas del 24 de enero (técnica); 21 de febrero (E&S) y 7 de marzo (Biodiversidad) de este año.

La evaluación de la CFI incluyó visitas a características hidrológicas y de biodiversidad clave, incluido el río Los Patos, que suministra la mayor parte del agua superficial al Salar; la Vega Parinayu; la Vega del Hombre Muerto; la Vega La Redonda; las lagunas Catal Verde y Oeste.

También se mantuvieron reuniones técnicas con los equipos y consultores de Allkem en todos los lugares visitados y entrevistas con trabajadores y contratistas y habitantes de la zona.

Concentración de inversiones

El proyecto de la minera canadiense no es el único que se está llevando a cabo en la zona del Salar del Hombre Muerto, que comparten Catamarca y Salta y en donde se encuentra una de las mayores reservas del mundo de litio.

//Mirá también: En La Plata, lograron reconvertir un colectivo para que funcione con batería de litio

También se ubica el proyecto Fénix de la minera Livent, uno de los dos desarrollos de litio que están en fase de producción en la Argentina junto con Sales de Jujuy que es propiedad de la firma australiana Orocobre.

En la misma zona se encuentra operando el gigante surcoreano Posco, que anunció inversiones por u$s4.000 millones en su megaproyecto de litio en una zona compuesta por 10.000 hectáreas.

Del mismo modo, se destacan otros proyectos en distintas etapas de exploración como Hombre Muerto 2 de la canadiense NRG Metasl; Proyecto Gallego, de la australiana Everlight Resources, y las iniciativas que llevan a cabo la canadiense Lithium South Development y la australiana Galan Lithium, entre otras compañías.



economiasustentable