https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La reinvención del trabajo y el desafío de retener a los talentos


 

Para asegurar su éxito en este nuevo contexto laboral, las empresas deben innovar en materia de beneficios y pensar en las necesidades de sus colaboradores, en qué los motiva y fomenta su productividad


Una investigación realizada por ManpowerGroup plantea que, gracias a que los trabajadores pusieron mayor foco en cuestiones como la flexibilidad, la ubicación y el propósito de sus tareas, el modelo tradicional del trabajo se vio reinventado por completo. Parte de estos cambios y adaptaciones requieren que las empresas pongan más atención en lo que llamamos “salario emocional”, que comprende aquellas cuestiones que cuidan el bienestar mental de los colaboradores, ofreciendo beneficios y modelos de trabajo que mejor se adapten a sus estilos de vida.

 

En un contexto en el que la demanda de habilidades está en niveles récord debido a la escasez de talento capacitado tanto en conocimientos técnicos como en habilidades blandas, se ha vuelto vital que las empresas pongan sus esfuerzos en ofrecer políticas atractivas a sus colaboradores y candidatos. Entre las más tradicionales, se encuentran los salarios competitivos, el modelo de trabajo híbridos y las capacitaciones internas. Ahora bien, esto ya no alcanza, ya que el nuevo concepto del trabajo exige ir más allá de lo establecido e innovar en materia de beneficios.

 

“No hay una fórmula mágica para atraer y retener el talento”, asegura Romina Diepa, People Partner Manager en WeWork Argentina“Si bien las políticas clásicas son muy importantes, cada organización debe ocuparse de conocer a fondo a sus colaboradores y las necesidades que estos tienen para idear una canasta de beneficios que realmente les sea atractiva. Las personas con hijos seguramente estén interesadas en modalidades flexibles que les permita buscarlos del colegio y atender a sus eventos; y a las personas con ganas de viajar, la posibilidad de trabajar de forma remota desde otros lugares del mundo”.

 

En línea con esto, WeWork, líder mundial en espacios flexibles, diseña membresías y espacios de trabajo para que las empresas puedan ofrecerle a sus colaboradores aquello que mejor se adapte a lo que buscan”Nuestra prioridad en WeWork es crear un espacio en el que nuestros clientes y colaboradores se sientan cómodos, seguros y cuidados. Queremos que cuenten con todas las herramientas para que potencien sus habilidades y se desarrollen con éxito en el ámbito profesional, sin descuidar su vida personal”, dice Diepa. “Contamos con oficinas en 859 ubicaciones, 151 ciudades y 38 países de todo el mundo; equipadas con salas de lactancia e Internet de alta velocidad, que se adaptan a las tareas de cada colaborador para que cada uno encuentre el espacio que más le guste de acuerdo a la naturaleza de la tarea que realizan”.

 

Además de convertirse en lugares más atractivos para trabajar, ofrecer a los colaboradores este tipo de beneficios resulta en una mayor productividad, mejor predisposición por su parte; mejores dinámicas en los equipos de trabajo; y un clima laboral más ameno. Además, fomenta la creatividad y la imaginación, que impulsan la innovación y el avance de las organizaciones.

 

Es indudable que, en el mundo post pandémico, el foco de las empresas debe estar en los colaboradores. El trabajo flexible, priorizar la salud mental y las dinámicas de trabajo más amenas son tan solo el comienzo del cambio. Es por esto que, hoy más que nunca, es necesario fomentar el diálogo e invitar a los colaboradores a repensar de qué manera y en que espacios trabajan mejor.