https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Hay que empezar a comprar acciones en el primer trimestre de 2023. Estos son los motivos.

 Comportamiento prácticamente plano al cierre de las bolsas europeas, en una sesión con multitud de referencias macroeconómicas, que han tenido poco efecto entre los inversores. La situación de la pandemia en China sigue focalizando el interés de los inversores de todo el mundo. Veamos cómo transcurrió la jornada.

La sesión comenzaba con alzas importantes en las bolsas asiáticas, y con los inversores atentos a la conferencia de prensa que las autoridades chinas darían a las 07:00 GMT sobre el Covid. Antes de esa reunión los rumores apuntaban a que sería para comunicar el fin de la política cero-Covid, y ese fue el motivo de las fuertes alzas en las bolsas asiáticas.

Pues bien, esta vez el rumor, como la mayoría por otra parte, no se cumplió. Lo que se estaba esperando como una conferencia de prensa importante en la que se podrían relajar las medidas de restricción económica para alcanzar el objetivo de Covid cero en China, fue un simple anuncio de que se incrementará la vacunación a los mayores. Es decir, la nada.

¿Qué cómo reaccionó el mercado? Pues el yuan se mantuvo estable, y las bolsas europeas subían en apertura el mismo porcentaje que antes del anuncio en preapertura. Y esto, es una buena señal.

Más suben Ibex 35
Acerinox9,47€0,333,66%
Arcelormittal26,00€0,783,09%
Repsol14,81€0,422,88%
Sacyr2,67€0,072,70%
PharmaMar67,26€1,422,16%
Más bajan Ibex 35
Acciona Energí...35,70€-1,32-3,57%
Acciona181,00€-3,50-1,90%
Cellnex32,67€-0,62-1,86%
Laboratorios Ro...36,46€-0,64-1,73%
Grifols-A10,01€-0,17-1,67%

Nadie duda de que si el anuncio fuera el que se rumoreaba las bolsas europeas se habrían disparado, y el hecho de que mantuvieran las alzas, aunque de forma más moderada en las primeras horas de contratación, es una clara señal de que los inversores, por ahora, no encuentran motivos para vender.

De cualquier forma, las bolsas hoy presentaban algunas nuevas incertidumbres que no se habían valorado días atrás. A juicio de los analistas de Bankinter eran estas:

Mientras tanto, hoy tendremos un ligero rebote (¿+0,4%/+0,6%?), aunque limitado porque Corea del Sur advierte a Corea del Norte que, si realiza su 7ª prueba nuclear, recibirá una respuesta “no vista antes”, la quiebra de BlockFi, trader/prestamista de cryptos, y las declaraciones duras/hawkish de Lagarde y Knot (BCE) ayer… aunque como contrapeso Barkin (Fed Richmond) apoya subidas más moderadas. Hoy tensión por la inflación, pero probable rebote.

La volatilidad en la primera parte de la sesión (y también en la segunda) fue realmente escasa. A media sesión el Eurostoxx 50 cotizaba en los 3.943 puntos, con un mínimo intradía en los 3.924 puntos, y un máximo en los 3.953 puntos.

“Necesitamos un catalizador que, o bien nos haga tomar beneficios después del fuerte rally que hemos vivido en las bolsas europeas en el último mes y medio, o bien nos anime a tomar nuevas posiciones a pesar de la posibilidad de recorte en el corto plazo”, nos comentaba un gestor de un banco nacional a media sesión.

Estos catalizadores bien podrían ser unos datos macro que sugieran un fondo en la economía, pero creemos que tardarán algún tiempo aún en llegar. Concretamente, y según el Bank of America, la recesión en las principales economías del mundo podría terminar en la última parte del 2023, por lo que, si las bolsas se comportan como los patrones históricos, deberían alcanzar suelo en el primer trimestre del año.

¿Qué esperar por tanto? Pues probablemente, la tendencia bajista, independientemente de rebotes puntuales, continúe en los próximos meses. Si la recesión económica que se prevé es moderada, dos trimestres, estas caídas no deberían ser excesivamente pronunciadas, y cómo dice Bank of America, el primer trimestre podría ser un momento de entrada en los mercados.

Si la recesión se acentuara y resultara más severa de lo previsto, una duración de todo el 2023 y principios del 2024, a las bolsas aún les quedaría por bajar entre un 25-30% desde los precios actuales. Así lo cree una corriente de analistas entre los que se incluye el Deutsche Bank.

Fijados estos dos escenarios, habrá que esperar a ver a los próximos meses a ver cuál va cogiendo más peso. El 2023 será un año de tomar decisiones de compra en momentos difíciles.





capitalbolsa