https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

En el arranque del Mundial, asoman los temas judiciales y un nuevo problema de comunicación oficial

 Apenas un rato después del debut del seleccionado argentino en el Mundial de Qatar, la Corte Suprema de Justicia tomará juramento a los nuevos integrantes del Consejo de la Magistratura, pero no por ahora a los representantes del Congreso. En rigor, el problema está planteado por el caso de la decisión que impuso el kirchnerismo en el Senado. Será uno de los temas de la semana, que vuelve a mostrar en su inicio un problema de comunicación del Gobierno. Esta vez, a raíz del fallecimiento de Hebe de Bonafini.

La Corte decidió actuar en dos actos. Este martes, tomará juramento a once de los nuevos miembros del Consejo de la Magistratura. Son los representantes de abogados, jueces y académicos, además del delegado del Poder Ejecutivo.

En cambio, el máximo tribunal analizará el tema de los legisladores en su habitual reunión de los jueves. No existen problemas con los elegidos por Diputados: dos oficialistas, un radical y un legislador del PRO, tal como marcan las reglas de juego para mayorías y minorías. El problema se repite en el Senado.

En la Cámara alta, el oficialismo -por indicación de Cristina Fernández de Kirchner- impuso una movida que termina otorgándole tres miembros al Frente de Todos -artificialmente dividido, en la propia apreciación de la Corte por el Caso de Luis Juez- y uno sólo a la oposición.

La Corte ya había dado la razón a Juez por la anterior integración de la Magistratura. El oficialismo insistió con su decisión para la renovación del Consejo de la Magistratura y la oposición ya recurrió por segunda vez a la Justicia.

En el plano judicial, también se sigue con atención el caso Vialidad. El tribunal habilitó para el viernes próximo la posibilidad de unas palabras finales de la mayoría de los acusados, entre ellos Lázaro Báez y Julio De Vido. También puso fecha -el martes de la semana próxima- para la ex presidente, que deberá decidir si hace o no uso de esa alternativa.

El fin de semana, el foco político estuvo puesto en otro tema: el fallecimiento de la presidente de Madres de Plaza de Mayo. De inmediato, el Gobierno dispuso tres días de duelo, pero Presidencia volvió a exponer problemas en su comunicación.

Alberto Fernández emitió un comunicado que fue respondido con dureza por la organización de derechos humanos. Se recuerda que Bonafini fue especialmente agresiva y descalificante del Presidente a partir de que el kirchnerismo inició abiertamente una escalada de críticas al Ejecutivo.

Además, trascendió desde medios oficiales que el Gobierno había solicitado a la AFA que gestione la utilización de un brazalete de luto por parte de los jugadores argentinos en su primer partido. Luego, ante la imposibilidad de avanzar con el tema -por la posición de la FIFA y al parecer la escasa recepción del plantel- la versión fue desmentida también por la vía de las fuentes de la Casa Rosada.