https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El plan de Álvarez Ágis para salir de la crisis

 

El exviceministro propuso un plan articulado de múltiples variables que deben operar coordinadas para frenar la inflación crónica. "Es como frenar una avalancha", destacó.


El exviceministro de Economía y director de la consultora PxQ, Emmanuel Álvarez Ágis, explicó este viernes el mecanismo por el cual él cree que se puede bajar la inflación, criticó el programa Precios Justos y pidió discutir qué sectores van a cuidarse y para qué. Además, apuntó que ve débil al Gobierno y que el ministro de Economía, Sergio Massa, no desarrolló un programa económico.

"Tener 100% de inflación no es dos veces peor que tener 50, es algo cualitativamente distinto y sobre todo lo que hacemos los argentinos para protegernos de la inflación es al mismo tiempo lo que la consolida. Por eso es tan difícil este fenómeno. Todos aprendemos que hay que subir los precios cada tres meses, reclamar paritarias cada dos meses. Eso hace que cualquier pocito que agarre la economía te meta en un escalón inflacionario mas alto", señaló Ágis en diálogo con Radio con Vos.

"Desarmar esto es mas difícil que enfrentar una hiperinflación, porque este es un fenómeno que viene, arrasa y te deja en otro escenario. La inflación crónica es algo que cuando se te mete adentro, te puede afectar durante décadas", comentó sobre el escenario inflacionario y remarcó que en la búsqueda de la solución a este problema, lo "ve débil" al Gobierno.

Precios Justos

Sobre el programa que lanzó la semana pasada el Gobierno, el economista remarcó: "Podría ser un componente de un programa desinflacionario paulatino. Pero vos estás diciéndole a un montón de compañías que suban los precios 4% por mes 4 meses seguidos. Pero vos estas devaluando al 7% por mes. Estas invitando a un productor que baje su precio en dólares 3% por mes por cuatro meses. A mi no me suena que un productor quiera jugar a eso".

Sin embargo, subrayó: "Tal vez tenga un impacto y una desaceleración en los índices, pero hay dos cuestiones: eso se puede dar con una heterogeneidad que le pega mas a los que menos tienen, y me preocupa como salimos de este lio en marzo. Porque acumulamos tensiones de que estoy perdiendo contra el dólar, contra los salarios, contra los costos".

Además, cuestionó la implementación. "Hay comercios donde es mas difícil fiscalizar un acuerdo. Los supermercados están agrupados por cámaras y son cuatro o cinco cadenas, es difícil que se suban los supermercados chinos. Y por favor que nadie se le ocurra sacar el celular en un chino para usar Precios Justos porque le va a volar el cuchillo de la carnicería", bromeó.

Sobre la no inclusión de los mercados de cercanía en el acuerdo, Ágis remarcó: "El 70% de lo que consumimos los argentinos lo compramos en esas superficies, chinos y almacenes. Ir hoy a un supermercado y hacer a compra del mes es un lujo de ricos".

Ancla inflacionaria

"Hoy la inflación viaja al 6 o el 7% mensual. Eso es porque algunas cosas van al 10 o al 12, otras al 3 o 4. Si en los próximos cuatro meses el dólar va a ir al 7%, la tasa es 6,5%, la paritaria esta en 8 o 9, para que la inflación vaya al 4 hay cosas que tienen que ir al 1% o 2% mensual. Cosas importantes, no chiquitas, para que el promedio te de 4", advirtió sobre como frenar la inercia inflacionaria.

En ese sentido, subrayó: "No hay ancla. El ancla es algo que pones por abajo del promedio y arrastra. En el medio de la convertibilidad vos pusiste las tarifas carísimas pero el dólar lo clavaste entonces en el promedio, la inflación se puso en 4% anual".

"Ir a una inflación del 4% me parece una buena intención, pero no veo que las variables se comporten de esa manera", acotó sobre la proyección del presupuesto.

"Si vos querés frenar la inflación, pero seguís teniendo ese despelote de que alquilar es caro, comprar es caro, pero los servicios son baratos, va a ser insostenible porque sigue generando desequilibrios. Y no hay un acuerdo dentro del Gobierno hacia donde ir. Lo que hizo Massa en estos meses es darle un poquito la razón a cada uno. El problema es que eso es un Frankenstein, no es un programa económico".

"Yo creo que buena parte del espacio peronista kirchnerista nacional popular progresista piensa que para bajar la inflación hay que meter un mega ajuste fiscal, una mega devaluación y generar una recesión de 10%, sino la inflación no baja. Y la experiencia indica que inflaciones de 100%, cuando vos la bajas, es recontra expansivo", detalló el economista y caracterizó la política anti inflacionaria del expresidente Carlos Menem: "A la Menem en el primer tramo de la convertibilidad. Después había que salir, privatizó compañías, un montón de cagadas. Pero el primer tramo del programa de Menem es heterodoxo, peronista, progresista, bajó la inflación, mejorando la distribución, bajando el desempleo y subiendo el crecimiento".

Además, reversionó una de sus tradicionales metáforas: "Esa es la paradoja de las herramientas. Por ahí una cosa que sirvió para resolver un problema, si lo dejas fijo haces mierda todo. Es como la morfina, el principio funciona, pero después te puede terminar matando".

¿Cómo bajar la inflación?

"Bajar la inflación con una bruta recesión es política y socialmente insostenible. El que crea que el 10 de diciembre se va a enfrentar a la población y le diga: 'A vos te voy a sacar el aguinaldo para que la inflación baje, a vos te voy a suspender los planes'. Para mi va a volar por el aire. Pero además eso no es lo que necesita la Argentina".

"¿Que hay que hacer? Hay que devaluar y subir retenciones para que los precios de los alimentos no se vayan al demonio. Eso hay que combinarlo con una suba fuerte del salario en el día uno, de manera que le gane a la devaluación pero pierda en términos de los aumentos de tarifas que hay que hacer. Hay que invitar a la población a un esquema donde va a tener que cuidar la luz, el gas, el agua, pero le va a ser mas barato alquilar, comer, vestirse. Para eso va a haber que abrir quirúrgicamente la economía para ponerle un techo a los precios de muchos sectores, cuidando que no se destruya empleo. Es complejísimo. Eso hay que combinarlo con una tasa de interés que premie al que se quede en pesos y con un déficit fiscal que tienen que ir bajando".

Además, agregó otro elemento central: "Nos tenemos que dar la discusión seria de que sectores creemos que hay que proteger, para qué y por cuanto tiempo. Porque para cuidar 10.000 empleos, que son muy importantes, todo la población paga la ropa mas cara de la historia, o la comida, un país que produce comida".

Solución expansiva

"Yo cuando escucho programas que dicen vamos a hacer un ajuste y la economía va a empezar a arrancar, es lo mismo de siempre y esos programas funcionan para inflaciones de entre 8 y 10 anual. para inflaciones chiquitas, la forma de bajarla es recesiva. para inflaciones grandísimas, la solución es expansiva, pero tenes que cuidar que el nivel de expansión que te produce la baja de la inflación no sea tan grande que te lleve puesto el programa".



ambito