https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

BlockFi declaró su bancarrota y agiganta la cripto crisis

 La plataforma estadounidense de préstamos e intercambio en criptomonedas BlockFi declaró su bancarrota.

Tras admitir la imposibilidad de cumplir con un pasivo estimado en alrededor de US$ 10.000 millones.

Lo que agiganta la crisis provocada por el desplome de FTX a principios de noviembre.

De esta forma, BlockFi es la última firma de criptomonedas que se declaró en bancarrota.

En medio de una caída prolongada en los precios de los activos digitales, junto con Lenders Celsius Network LLC y Voyager Digital.

Todas empresas que también solicitaron protección judicial este año.

La empresa dijo que buscará «recuperar todas las obligaciones adeudadas a BlockFi por sus contrapartes”.

“Incluyendo FTX y entidades corporativas asociadas».

En una presentación ante el tribunal de quiebras en Nueva Jersey, Estados Unidos,

De momento, la firma aseguró que tenía alrededor de US$ 257 millones en efectivo.

Y que iniciaba un «plan interno para reducir considerablemente los gastos, incluidos los costos laborales».

Según un cable de la agencia Bloomberg.

Exactamente hace dos semanas, la compañía detuvo los retiros de criptomonedas.

Y dijo que estaba explorando «todas las opciones» con asesores externos.

Al citar la «falta de claridad» sobre el estado de quiebra FTX e Investigación Alameda.

No quedó claro para BlockFi dónde se financiaba una línea de crédito que recibía de FTX.

Tras las investigaciones sobre FTX que realizó la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de Estados Unidos.

Junto con la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos.

Por el posible mal uso de los fondos de los clientes,

BlockFi también estuvo en el proceso de transferir sus activos a FTX para su custodia.

Pero la mayoría de los mismos no movieron antes del colapso de FTX.

FTX US figura en la petición de la compañía como uno de sus principales acreedores no garantizados, con un préstamo de US$ 275 millones.