https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Agricultura firmó convenio por más de $19 millones para el fortalecimiento acuícola en Tierra del Fuego

A través de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, se impulsa el desarrollo y control sanitario de mejillones y otros moluscos bivalvos en territorio.

El secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan José Bahillo, firmó un convenio por $19.356.239 con el gobierno de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur para mejorar tanto la identificación de la oportunidad de cosecha de mejillones, como también para implementar el Plan de Alerta Temprana (PAT) ante eventos que pueden resultar nocivos para la salud humana.

Acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manuel Fernández Arocena; Bahillo destacó que "el fortalecimiento de las capacidades para el monitoreo y seguimiento del cultivo de moluscos bivalvos son ejes centrales para la política de cuidado de los recursos marítimos, que es una prioridad en la gestión del Gobierno Nacional".

A través de la financiación se busca brindar un mayor acompañamiento a la planta modula (CEM) para que la producción cuente con la debida trazabilidad, poniendo en valor el Laboratorio de Toxinas Marinas y Microbiología. El objeto de lograr autonomía en las determinaciones de toxinas marinas las cuales pueden constituir una amenaza para la salud humana y adicionalmente se busca aumentar la eficiencia en su realización y obtener un adecuado equipamiento para monitorear las FAN (floraciones algales nocivas).

En este sentido, la ministra de Producción y Ambiente de Tierra del Fuego, Sonia Castiglione, agradeció el apoyo recibido porque contribuye "a generar mayores capacidades en el Estado para ofrecer mejores servicios. Nosotros tenemos claramente uno de los ejes puesto en el desarrollo de este sector acuícola con emprendimientos vinculados y esta ayuda de Nación viene a incrementar las capacidades de nuestro laboratorio para atender a toda la línea de trazabilidad que tiene que tener nuestros moluscos", al resaltar el trabajo de los funcionarios y técnicos de la Comisión Asesora Técnica de la Acuicultura (CATA) por los aportes realizados al proyecto.

Por su parte, el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Carlos Liberman, afirmó que "este convenio es central para el desarrollo para la acuicultura fueguina, ya que permite solventar los costos del análisis sanitarios de los cultivos de moluscos para que toda la producción que se coseche en el futuro en la provincia no dependa ya de la logística de envío a Buenos Aires, a los laboratorios del Senasa". De tal forma, "se podrá analizar, cosechar y comercializar de forma segura in situ, desde la provincia, abaratando tiempos y costos", amplió el director nacional de Acuicultura, Guillermo Abdala Bertiche.

La totalidad de los fondos requeridos serán destinados a financiar la adquisición del siguiente equipamiento e insumos, tales como un fluorómetro automático de microplacas, microscopio invertido binocular, cámara digital color WiFi de alta resolución para microscopio, medidor portátil de pH, microcentrífuga ventilada digital, sonda oceanográfica multiparámetro, una estación meteorológica, entre muchos otras herramientas.

Inversión privada

En simultáneo a este convenio, desde la cartera nacional, después de diversas gestiones por parte de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, se logró que una empresa muy importante del sector, NewSan Food, invierta por primera vez en el cultivo de mejillones. En esta oportunidad, la suma invertida por la empresa privada ronda los 4 millones de dólares. A su vez, se prevé que el nivel de producción de estos moluscos alcance unas 10 mil toneladas en los próximos 3 años.

De la actividad participó el secretario de Inversiones de Tierra del Fuego, Ariel Castiglione.