https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

14° Simposio de Mercado de Capitales y Finanzas Corporativas del IAEF


 

 

En el día de hoy se llevó a cabo el 14° Simposio de Mercado de Capitales y Finanzas Corporativas del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas, IAEF, bajo el lema: “¿Nuevo orden financiero mundial?. Fed sube tasas: ¿Recesión o aterrizaje suave?. ¿Cisnes negros?. Argentina: oportunidades en un contexto internacional incierto”.

El evento fue en el Yacht Club Puerto Madero, reconocidos expertos en la temática brindaron sus disertaciones.

 

 

Palabras de Marcelo Fell – Presidente del IAEF:

 

"Ahora hablemos del tema que nos convoca hoy,  de nuestro Mercado de Capitales. Tal como mencionamos en ocasiones anteriores, es uno de los menos desarrollados de la región.

 

Es importante mencionar y tal como vamos a ver a lo largo de esta jornada, que hay dos ópticas totalmente diferentes para el análisis, y es el mercado de capitales desde el punto de vista de la oferta y de la demanda o dicho de otro modo, desde el lugar del emisor y desde el punto de vista del inversor.

 

Cuando nos referimos al emisor, debemos considerar que no todos ellos tienen las mismas características. El tamaño y los estándares de gobierno corporativo de cada uno de ellos los diferencian. En numerosas ocasiones y este es el caso de numerosas PyMEs, el acceso es limitado en muchos casos por la falta de profesionalismo de las que potencialmente podrían acceder al mercado y escasos incentivos para hacer pública toda su información. No es necesario aclarar la importancia de este sector, motor de nuestra economía. En segundo lugar y este es el caso de corporaciones de cierta o gran envergadura, el poco atractivo que el mercado argentino tiene en relación a su profundidad y volumen y finalmente un marco normativo y regulatorio que atienda todas las necesidades y fundamentalmente que sea estable y perdurable en el tiempo, esto lleva a estas organizaciones, por supuesto cuando existen ventanas de oportunidad y la necesidad de financiamiento es elevada, a elegir como alternativa el acceso a los mercados internacionales.

 

Desde el punto de vista del inversor, es clave el contexto macroeconómico en el que está inmerso nuestro país desde hace varias décadas, inestable y con crisis recurrentes. El contexto inflacionario, la debilidad de nuestra moneda y la fragilidad de nuestra economía, situaciones todas que padece sistemáticamente nuestro país afecta a los inversores, los que han sufrido graves consecuencias en numerosas ocasiones, factores negativos que desde luego afectan también a los emisores.

 

Por otra parte y como consecuencia de las debilidades mencionadas, las continuas modificaciones en la normativa, no solo desde el aspecto regulatorio del mercado de capitales sino también en aspectos fiscales y de la autoridad monetaria son un desincentivo para la inversión y para la búsqueda de financiamiento local. Estos cambios permanentes son recurrentes desde hace varias décadas, en ese contexto no es posible la planificación a largo plazo.

 

Estos cambios regulatorios son centrales dado que modificaciones sustanciales no previstas lesionan el espíritu del mercado, y me refiero a la confianza, concepto básico de nuestra especialidad. Sin confianza no hay posibilidad de lograr el crecimiento y formación de un mercado de capitales que nuestro país precisa para lograr un desarrollo sostenido de largo plazo.

 

Está claro que las autoridades regulatorias que hoy nos acompañan en esta apertura, están haciendo grandes esfuerzos para incentivar y generar un mercado de capitales sostenible a largo plazo. Por otra parte, la financiación sustentable está consolidándose fuertemente en el mundo y en nuestra región, aspecto del que han tomado nota las autoridades promoviendo la integración de los factores ambientales, sociales y de gobernanza.

 

No tengo ninguna duda que todos los aquí presentes, representantes de todos los sectores del mercado de capitales y me refiero a inversores, emisores y agentes del mercado, estamos comprometidos para que nuestras autoridades puedan lograr esos objetivos, el de desarrollar un mercado sólido, sustentable y con una visión de largo plazo, nuestro país lo necesita."

 

 

Gabriel Rubinstein – Secretario de Programación Económica del Palacio de Hacienda de la Nación.

 

De la macroeconomía vigente durante el gobierno de Néstor Kirchner, nos apartamos: mi pretensión es recuperar esa dirección -dijo el Viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, en el marco del 14º Simposio de Finanzas Corporativas y mercado de capitales, organizado por el IAEF. Para ello, encontré gran receptividad en Sergio Massa -agregó. Aún con unas restricciones fenomenales, vamos en la dirección correcta.

 

Alcanzar la meta propuesta para el año próximo (1,9% de déficit fiscal) es una tarea que emprendemos sorteando demandas de todos los sectores, sin distinciones partidarias. Si lo logramos, la inflación 2023 sería del 60%. Horrible meta… Pero 60 es mejor que 100!.

 

Rubinstein defendió el programa Precios Justos. Y sostuvo que no se puede liberar el cepo ahora. Para aspirar a un tipo de cambio único necesitamos 20 mil millones de dólares de reservas líquidas. Por eso, las restricciones tienen sentido si logramos estabilizar la macroeconomía.

 

No hay consenso para un “plan de estabilización”: absolutamente ningún consenso -remarcó, si bien elogió que el Parlamento haya aprobado el Presupuesto 2023.

 

Avanzaremos todo lo que se pueda -prometió. Bajar la brecha con una devaluación brusca podría precipitarnos en una reedición del “rodrigazo”. Estuvimos al borde de la hiperinflación. Hay que estar fiscalmente sólido para tomar medidas fuertes, tener reservas suficientes y acuerdo de precios y salarios.

 

Tarifas y salarios están efectivamente retrasados. Lo único adelantado son los márgenes brutos empresariales, aunque la responsabilidad no es de los empresarios sino del desorden provocado por la brecha cambiaria.

 

Queremos bajar el déficit, pero no porque lo pida el FMI sino porque no lo podemos financiar.

 

Finalmente, Rubinstein insistió en que el problema no es estrictamente económico sino político: No hay conciencia en la clase dirigente sobre la necesidad de bajar el gasto.

 

 

Acerca del IAEF

 

 

El IAEF es un referente destacado en cuestiones económicas y financieras en nuestro país y en el mundo, siempre fiel a sus políticas fundacionales del intercambio de ideas y conocimientos de manera libre y abierta, con argumentos apoyados en la ética profesional, los conocimientos técnicos y el profesionalismo.