https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Y si los océanos fueran la solución a la crisis energética mundial?

 Una iniciativa de 19,6 millones de euros centrada en la comercialización de proyectos de energía undimotriz a gran escala se lanzó la semana pasada, en un movimiento que marca otro paso adelante para este sector emergente.La colaboración, llamada WEDUSEA, involucra a 14 socios de la academia y la industria, con fondos provenientes de Innovate UK y el programa Horizon Europe de la Unión Europea. WEDUSEA está siendo coordinado por OceanEnergy, una firma irlandesa que desarrolló el OE35, un equipo que ha sido denominado “el dispositivo de energía de olas flotantes de mayor capacidad del mundo”. La capacidad se refiere a la cantidad de electricidad que un generador puede producir cuando funciona a todo volumen.

Según un comunicado publicado por el Centro Europeo de Energía Marina a principios de esta semana, WEDUSEA durará cuatro años, y su fase inicial se concentrará en el diseño de una versión de 1 megavatio del OE35.

“A esto le seguirá una demostración de conexión a la red de dos años en el sitio de prueba de energía de las olas Billia Croo del Centro Europeo de Energía Marina en Orkney, Escocia”, agregó el comunicado.

Orkney es un archipiélago ubicado en aguas al norte del continente escocés. EMEC, que tiene su sede allí, se ha convertido en un centro importante para el desarrollo de la energía undimotriz y mareomotriz desde su creación en 2003.

En otra declaración, OceanEnergy dijo que una tercera fase del proyecto analizaría la comercialización, entre otras cosas. Un objetivo general del proyecto es “crear una vía de implementación de tecnología para una granja piloto de 20 MW”, según EMEC.

“Las acciones innovadoras tomadas en este programa tienen como objetivo mejorar la eficiencia, confiabilidad, escalabilidad y sostenibilidad de la tecnología de energía de las olas, y reducir el LCOE de la tecnología en más del 30 %”, dijo Myles Heward, gerente de proyectos en EMEC. “Esto ayudará a eliminar el riesgo de las inversiones en energía de las olas”.

LCOE se refiere al costo de energía nivelado, un término que la base de datos de EE. UU. Tethys define como “la medida de los costos de vida útil de un dispositivo divididos por la producción de energía”.

Tony Lewis, director técnico de OceanEnergy, se mostró optimista sobre las perspectivas de WEDUSEA.

Dijo que el proyecto “demostraría que la tecnología de olas está en una trayectoria de reducción de costos y, por lo tanto, será un trampolín para una mayor escala comercial y una mayor industrialización”.

Predecimos que la energía natural de los océanos del mundo algún día suministrará gran parte de la red”, agregó Lewis.

Si bien existe entusiasmo por el potencial de la energía marina, la huella de los proyectos de corrientes de mareas y olas sigue siendo muy pequeña en comparación con otras energías renovables.

En datos publicados en marzo de 2022, Ocean Energy Europe dijo que el año pasado se instalaron 2,2 MW de capacidad de corriente de marea en Europa, en comparación con solo 260 kilovatios en 2020.

Para la energía de las olas se instalaron 681 kW, lo que según la OEE se triplicó. A nivel mundial, 1,38 MW de energía undimotriz entraron en funcionamiento en 2021, mientras que se instalaron 3,12 MW de capacidad de corriente de marea.

A modo de comparación, Europa instaló 17,4 gigavatios de capacidad de energía eólica en 2021, según cifras del organismo industrial WindEurope.

Fuente: Propia - CNBC.

Lacartadelabolsa