https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Link Securities "El escenario al que nos enfrentamos es claro: Alta inflación, tipos al alza, crecimiento a la baja...Hay que adaptar las carteras"

 Los principales índices bursátiles europeos y estadounidenses cerraron ayer a la baja por segunda sesión de forma consecutiva, lastrados por la renovada fortaleza del dólar y por el repunte de los rendimientos de los bonos, que en las últimas dos sesiones han recuperado prácticamente los niveles con los que cerraron septiembre, tras haber cedido terreno con fuerza al comienzo del presente mes.

Detrás del comportamiento de AYER de todos estos activos está el hecho de que las expectativas de que los bancos centrales pudieran comenzar a pensar en “levantar el pie del acelerador” en su proceso de subidas de tipos, expectativas que volvieron a manejarse a comienzos de semana, se hayan ido, poco a poco, diluyendo tanto por la mayor fortaleza de lo esperado de algunos indicadores macroeconómicos publicados en EEUU como por las declaraciones que siguen realizando los banqueros centrales, tanto en Europa como en EEUU.

En ese sentido, cabe destacar que AYER se publicaron las actas de la reunión que mantuvo el Consejo de Gobierno del BCE en septiembre, actas en las que sus miembros evidencian su preocupación por el hecho de que las expectativas de inflación se sitúan en la Eurozona muy por encima del objetivo del 2%, establecido por la máxima autoridad monetaria de la región. Es por ello que los integrantes del Consejo muestran en las mencionadas actas su total predisposición a seguir retirando estímulos para combatir la alta inflación. Es más, señalan que la respuesta del banco central a las desviaciones al alza de la meta de inflación del BCE debería ser tan contundente como lo había sido cuando la inflación era demasiado baja.

Si el BCE dejó claro AYER en las actas su total compromiso con el control de la inflación, incluso si ello debilita la economía de la Eurozona, algo que, evidentemente van a provocar las alzas de los tipos de interés oficiales, lo mismo hicieron varios miembros de la Reserva Federal (Fed) en sus distintas declaraciones a lo largo de la jornada de AYER -ver sección de Economía y Mercados-. Todos ellos vinieron a confirmar la intención del banco central estadounidense de seguir subiendo sus tasas de referencia a ritmos elevados hasta que la inflación dé señales de comenzar a remitir y de dirigirse al objetivo del 2%.

No debería extrañar, por tanto, la reacción de AYER de los inversores tras todas estas manifestaciones que alejan la posibilidad de que los bancos centrales estén pensando en ralentizar en el corto plazo su proceso de retirada de estímulos y, por tanto, tampoco lo debe hacer el comportamiento de los distintos mercados: divisas, bonos y acciones. El escenario al que se enfrentan los mercados en los próximos meses está claro: alta inflación, tipos de interés al alza y crecimiento económico a la baja. Los inversores deberán, por ello, adaptar sus carteras y los niveles de riesgo que están dispuestos a asumir al mismo.

Más suben Ibex 35
Laboratorios Ro...44,52€2,385,35%
Enagas15,27€0,553,60%
Merlin Prop.7,89€0,273,42%
Aena106,00€3,503,30%
Mapfre1,61€0,042,73%
Más bajan Ibex 35
Naturgy23,91€-1,41-5,90%
Repsol12,58€-0,52-4,10%
Banco Sabadell0,70€-0,01-1,54%
Fluidra15,23€-0,23-1,51%
PharmaMar56,16€-0,82-1,46%

HOY será la publicación en EEUU de los datos oficiales de empleo de septiembre los que centren la atención de los inversores y, probablemente, determinen la tendencia de cierre semanal que adoptan las bolsas europeas y estadounidenses. Últimamente los mercados han reaccionado de forma positiva a las malas noticias macroeconómicas, al considerar que podrían condicionar la actuación de los bancos centrales, forzándoles a ser menos agresivos, discurso que nosotros nunca hemos “comprado”. Está por ver cómo reaccionan los inversores ante las cifras que dé a conocer HOY el Departamento de Trabajo de los EEUU. Es muy factible que, en esta ocasión, si los datos salen malos, los inversores los interpreten como negativos, sobre todo teniendo en cuenta que la Fed lo que pretende, entre otros objetivos, es reducir drásticamente las tensiones por las que atraviesa actualmente el mercado laboral estadounidense, tensiones que están provocando fuertes subidas de los salarios, efecto de segunda ronda de la inflación que el banco central pretende erradicar. A la espera de estas cifras, creemos que las bolsas europeas abrirán HOY a la baja, aunque con descensos moderados, en un ambiente de baja actividad. Posteriormente, será la lectura que hagan los inversores de los datos de empleo estadounidenses lo que determine cómo cierran los mercados una semana que ha sido realmente volátil y, por tanto, muy compleja de gestionar.

Analista: Juan J. Fdez-Figares