https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Harker de la Fed dice que la alta inflación exige más subidas de tasas

 El presidente del Banco de la Reserva Federal de Filadelfia, Patrick Harker, dijo el jueves que la entidad no ha terminado de subir su objetivo de tasas de interés a corto plazo en medio de unos niveles de inflación muy elevados.

Asimismo, añadió que es probable que el banco central estadounidense encuentre un espacio el próximo año para hacer una pausa en el proceso de endurecimiento y un balance de cómo están afectando sus alzas de tasas a la economía.

Dada la situación actual de la inflación, "la Fed está tratando activamente de frenar la economía" y "vamos a seguir subiendo las tasas durante un tiempo", dijo Harker en el texto de su discurso.

Frente al objetivo actual unas tasas de los fondos federales entre el 3% y el 3,25%, "dada nuestra francamente decepcionante falta de progreso en la reducción de la inflación, espero que estemos muy por encima del 4% a finales de año", afirmó.

No obstante, se está acercando el momento en que la entidad tendrá que dar un paso atrás y ver cómo está afectando a la economía el impacto de su ciclo de alzas, señaló.

"En algún momento del próximo año vamos a dejar de subir las tasas", dijo Harker, añadiendo que "en ese momento, creo que deberíamos mantener un tipo restrictivo durante un tiempo para dejar que la política monetaria haga su trabajo".

Harker no es miembro con derecho a voto del Comité Federal de Mercado Abierto que fija las tasas este año, pero tendrá un voto el año que viene.

La Fed ha subido de forma agresiva sus tipos este año para reducir las presiones sobre los precios, y se espera que vuelva a aumentar el costo de los préstamos a corto plazo en su reunión de noviembre, muy probablemente en otro gran tamaño de 0,75 puntos porcentuales.

Harker advirtió en su discurso que, aunque la inflación se disparó de forma muy rápida, su reducción llevará tiempo, lo que crea incertidumbre para la política monetaria.

Según indicó, si la inflación no se enfría, "podemos endurecerla aún más, basándonos en los datos" del próximo año. Como responsable de política, "lo que realmente necesitamos ver es un descenso sostenido de una serie de indicadores de inflación antes de dejar de endurecer la política monetaria".

Harker afirmó que sus perspectivas económicas no parecen implicar una recesión. El crecimiento se ralentizará este año por la elevada inflación y el endurecimiento de las condiciones financieras, con una actividad plana para 2022 y un aumento del 1,5% del Producto Interno Bruto en 2023.

Lo que ahora es una tasa de desempleo del 3,5% aumentará probablemente un punto porcentual para el próximo año y luego caerá al 4% en 2023, dijo el funcionario. Eso significa que "los mercados laborales se mantendrán bastante saludables" mientras la Fed trabaja para reducir la inflación, comentó Harker.

Frente al actual aumento interanual del 6,2% en el índice de precios de los gastos de consumo personal de agosto -la medida de inflación preferida por la Fed-, Harker ve una inflación del 6% este año, en torno al 4% el próximo y del 2,5% en 2024.



reuters