https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El candidato a Ministro de Economía de Lula le suelta la mano a una semana de las elecciones: “Es una mala noticia que vuelva Lula al poder”

 Fuente: Derecha Diario

El ex ministro de Economía y ex presidente del Banco Central de Brasil, Henrique Meirelles, quien había sido indagado como el principal candidato a volver al Palacio de Hacienda en caso de que triunfe el izquierda Lula da Silva al poder.

Meirelles, considerado un moderado y quien logró mantener la economía brasileña durante el primer mandato de Lula sin inflación desde su cargo de liderazgo en el Banco Central, se mostró extremadamente cercano al ex presidente en las últimas semanas, con viles ataques a Bolsonaro.

Sin embargo, el pasado 19 de octubre en una conferencia junto al Europa Group, el ex ministro de Temer y dirigente del centroizquierdista Partido Social Demócrata (PSD), dijo que el plan económico de Lula no es de su agrado y que “es una mala noticia que vuelva al poder”.

Según Meirelles, hubo tres gobiernos diferentes del PT: el primero, de 2003 a 2007, con responsabilidad fiscal; el segundo, de 2007 a 2011, con cierto alivio fiscal y más abierto a las demandas sociales; y el tercero, de 2011 a 2015, que fracasó y terminó en recesión. “La gran pregunta ahora es quién asumirá Lula si, de hecho, gana. Yo digo que depende. Si tomas su actual programa de gobierno, sería una mala noticia“, sentenció. 

La elección está muy reñida en este momento. Las posibilidades de Lula son mayores, pero sigo creyendo que el presidente Jair Bolsonaro tiene una posibilidad real de ganar”, se la jugó el ex ministro. 

Especialmente porque el programa fue desarrollado por un grupo de economistas que creen firmemente en el papel del Estado y de las empresas estatales en la promoción del desarrollo. Esta visión prevalece en este momento”, analizó, comparando el programa actual de Lula con el del gobierno de la ex presidente Dilma Rousseff. 

En la conferencia que dio para un grupo de consultores, se le preguntó si Lula podría estar obligado a hacer un gobierno más responsable en términos fiscales dado que el Congreso quedó en manos de la derecha. Su respuesta fue letal: “No”.

Mi respuesta a si se volvería más conservador por los resultados del Congreso es NO“, vaticinó el ex ministro. Y agregó que le preocupa que Lula todavía no dio a a conocer ninguno de sus planes económicos ni los nombres que encabezarán la economía antes de las elecciones, dejando entrever que tal vez su designación no está del todo confirmada.

La carrera de Meirelles ha estado llena de altibajos. Durante la presidencia del Banco Central entre 2003 y 2010 mantuvo la estabilidad monetaria, pero abandonó el cargo tras fuertes cruces con un Lula que quería activar la maquina de imprimir billetes.

Luego, volvió como Ministro de Economía durante la presidencia de Michel Temer para aprobar reformas de corte liberal, aunque luego criticó las mismas medidas que él tomó cuando provinieron del equipo de Bolsonaro. Rrecientemente fue Secretario de Finanzas del infame gobernador de São Paulo, João Doria, quien debió renunciar envuelto en escándalos de corrupción.

Luego de la charla que debía quedar en el ámbito privado, el ex ministro tuvo que salir a corregir sus declaraciones, seguramente después de un correctivo de la campaña de Lula. Con un tweet que carece de sentido, Meirelles defendió su apoyo a Lula.

“En conversaciones con inversionistas, reitero que, en mi opinión, un eventual gobierno de Lula priorizará las responsabilidades fiscales y sociales entre las alternativas propuestas por diferentes grupos de economistas. Otras interpretaciones de mis declaraciones son puro ruido”, tuiteó.

Es una contradicción decir que un gobierno priorizará las responsabilidades fiscales y las responsabilidades sociales. Las primeras exigen una reducción del gasto y las segunda una suba. Este tipo de declaraciones inconsistentes de un economista experimentado de carrera dan un indicio de que la publicación pudo haber sido escrita por un asesor político y no uno económico.




tierrrapura