https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Argentina, ante una dinámica inflacionaria explosiva: revelador comparativo frente a la región

 Comparado con los países de Latinoamérica, el problema ya no es solo ver cuestiones de shocks externos sino que en el caso Argentina la suba de precios


Después de más de dos años de la crisis sanitaria global en Latinoamérica, las consecuencias inflacionarias (excepto Brasil que en agosto que tuvo deflación), se hicieron notar de diversas formas y una de ellas es el aumento generalizado de los precios. La impresión de moneda local para sobrellevar los gastos de emergencia, deuda externa, desarrollo nacional y desinversión han hecho regresar el mal de la inflación en toda la región.

En este sentido, los países de Latinoamérica mostraron datos interanuales diversos, los cuales los dividiremos en 3 grupos: 1er Grupo (con menos de 5% de inflación en los últimos 12 meses): Ecuador 3,7% y Bolivia 1,6%, un 2do Grupo (con más de 5% de inflación): Chile 14,1%, Colombia 10,8%, Perú 8,8%, México 8,7%, Uruguay 7,7%, Paraguay 7,2%; finalmente el 3er Grupo (con crisis inflacionarias): Venezuela 153% y Argentina 75,9 por ciento.

Para ver con más detalle las cuestiones inflacionarias sirve para entender cómo es que nuestro país ante mismas situaciones como la del COVID, guerra Rusia con Ucrania, problemas económicos y políticos es el único (después de Venezuela que continua con una crisis política) que este año según el REM (informe de Relevamiento de Expectativas de Mercado elaborado por el BCRA) finalice este 2022 en una inflación cercana a los 3 dígitos.

El último informe del INDEC precisó que la variación de precios ascendió a un 7%, acumulando así un incremento en los últimos 8 meses del 56,4 por ciento.

A su vez, la proyección del top 10 de las consultoras privadas que estiman la inflación para este año cerrará en promedio este año en 100 por ciento.

A pesar de las medidas de políticas laxas del Gobierno para enfrentar la batalla contra los precios, esta continúa fracasando. Para ver la magnitud del problema inflacionario observamos que países como Chile o Colombia al ritmo de inflación actual (y sin resolver sin política económica) estos llegarían en 5 y 6 años respectivamente a tener una escalada de precios de 100% tal como finalizará nuestro país este año. Mientras que países como Ecuador y Bolivia demorarían 19 y 43 años, estas cifras nos permiten ver que, aunque hay países con un grave problema de precios, estos se encuentran combatiéndola con medidas fiscales y monetarias, por lo cual se espera que en los próximos meses los escenarios proyectados muestren mejoras significativas para estos países.

 

La inflación en los últimos diez años

Otra forma de ver el problema inflacionario es partiendo de un escenario base en donde suponemos que un niño que nació en el 2012 y que ahora tiene 10 años que vivió en Argentina acumuló 4.253,6% de inflación.

Si hacemos el mismo ejercicio, pero para los demás países de Latinoamérica donde suponemos el dato de inflación interanual de cada país, veremos que para alcanzar aproximadamente el mismo dato de inflación, un niño de Bolivia tendría que vivir 135 años, Ecuador 116 años y Paraguay 59 años, etc. Estos datos, nos permiten ver que lo que nos pasa en 10 años en otros países necesitan hasta un siglo para entender que significa una variación de precios como en Argentina.

 

Bajo estas circunstancias, está más que claro que el problema inflacionario comparado con otros países de Latinoamérica es graveLo que nos sucede a nosotros en un mes, a los demás países le ocurre en un año o más. Es decir, este último 7% del IPC para agosto marcó una economía que opero un semestre completo con una alta nominalidad de tres dígitos es una anormalidad económica en nuestros países vecinos.

Para comprender lo complejo de la situación, podemos ver que, si tomamos datos del INDEC desde el 2012 en algunos bienes como el pan, leche o hasta un auto, en una década el precio del inicio de la serie se duplicó entre 4 y 5 veces.

 

Ahora si queremos tomar bienes diversos en países vecinos en Latinoamérica, en una misma década veremos que por ejemplo en Bolivia un shampoo en el 2022 en moneda local es de 38,21 bolivianos y así ritmo actual inflacionario se demoraría 21 años en duplicar su precio (76,25 bolivianos), para casos como Uruguay y Paraguay se demorarían 9 años, Brasil 7 años y Chile 4 años.

 

En conclusión, estos números, sin lugar a dudas, dejan a nuestro país frente a una dinámica inflacionaria explosiva.

Comparado con los países de Latinoamérica, el problema ya no es solo ver cuestiones de shocks externos (conflictos Ucrania-Rusia o el fuerte repricing de los mercados internacionales) sino que la misma dinámica interna, se encuentra envolviendo a nuestro país en una crisis inflacionaria que -sumada con el deterioro de variables macroeconómicas y la pérdida de confianza en el gobierno- ponen mucho ruido para lograr requilibrios en un año eleccionario cómo será el próximo con los antecedentes con los que contamos en nuestro país.



iprofesional