https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

A menos de un mes de su último viaje, Massa volverá a EE.UU. con la mira puesta en fortalcer las reservas

 Apenas un mes después de su última gira, el ministro de Economía, Sergio Massa, volverá a viajar la próxima semana a Estados Unidos, para participar de la Asamblea Anual del FMI y del Banco Mundial. También, de la cumbre de ministros de Economía y presidentes de Bancos Centrales del G20, pero sobre todo en busca de respaldo para conseguir fondos y fortalecer las magras reservas del BCRA.

Massa arribará a Washington el próximo miércoles 12, día en que se llevará a cabo la reunión de ministros del G20, la última del año antes de la Cumbre de Presidentes que tendrá lugar en Bali, Indonesia, a mediados de noviembre. Luego, el jueves 13 y el viernes siguiente sesionará la Junta de Gobernadores del FMI y el Banco Mundial, además de la reunión del Comité Monetario y Financiero Internacional, así como también las actividades en el marco del Comité de Desarrollo.

Massa confía en llegar a Washington con la segunda revisión del programa con el FMI aprobada por el Directorio del organismo, debido a que este viernes se tratará en ese ámbito el caso argentino. Tras el visto bueno del Directorio, se liberarán de manera inmediata fondos por US$ 4.100 millones que pasarán a engrosar las reservas del Banco Central.

Una de las metas en donde el Fondo ya tiene los datos y puede anticiparse con la evaluación de los objetivos es el de las reservas. Este punto y la racionalización del gasto ocuparon la mayoría de las reuniones de la segunda revisión que tuvieron lugar en Washington en septiembre pasado con la plana mayor del equipo económico, y que coincidió con la gira debut de Massa por Estados Unidos.

En esa oportunidad, un punto a salvar era que la segunda revisión había arrojado un rojo en la reservas de algo menos de US$ 300 millones, respecto de la meta acordada. Sin embargo, los técnicos del FMI tomaron en cuenta que hubo demoras en los fondos prometidos por el BID, contemplados en el programa, y que, si hubiesen sido desembolsados, la meta se habría cumplido.

Precisamente, durante su gira Massa logró un renovado respaldo del BID, entidad que emitió un comunicado anunciando que destrabaría los fondos prometidos y que aumentaría los desembolsos, totalizando un paquete de US$ 3.000 millones en créditos, de los cuáles 1.200 millones se van a liberar antes de que finalice 2022 y que serían de libre disponibilidad.

Por otra parte, notablemente alejado de la agenda central del gobierno y de la toma decisiones, Alberto Fernández también confirmó en las últimas horas su próximo viaje al exterior.

El Presidente asistirá el 11 y el 12 de noviembre próximos al Foro de París por la Paz, invitado por su par francés Emmanuel Macron, quien también lo convocó a compartir una cena en el Palacio del Eliseo, informaron fuentes del Gobierno argentino. La reunión será previa a la Cumbre del G20 que se desarrollará el 15 y el 16 del mes próximo en Bali, Indonesia.

Los dos viajes se producen cuando reaparecen señales de tensión interna frente al grave cuadro de la crisis. Cristina Fernández de Kirchner ya hizo público su reclamo frente al aumento de la indigencia.