https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Vuelve la tensión política por la ofensiva del oficialismo contra la Corte: el debate llega al recinto del Senado

 En un clima de fuerte tensión con la oposición, el Senado de la Nación debatirá este jueves, en sesión especial, el proyecto de ley impulsado por el oficialismo para reformar la Corte Suprema de Justicia.

El proyecto original presentado por el Frente de Todos proponía elevar de 5 a 25 el número de miembros del máximo tribunal, con el argumento de otorgarle un carácter más federal, solicitado originalmente por un grupo de gobernadores del peronismo y con un guiño de Cristina Fernández de Kirchner.

Sin embargo, en las últimas horas surgió la posibilidad de que el oficialismo acepte reducir ese número a 15, a requisitoria de algunos legisladores aliados y del propio Frente de Todos que no querían votar la propuesta de los 25 integrantes.

El proyecto fue dictaminado a fines de junio, luego de que siete gobernadores del oficialismo se hicieron presentes en el Salón Illia del Senado para expresar su apoyo a la medida que ellos, junto con otros nueve mandatarios, le habían presentado al presidente Alberto Fernández a principios de mayo. Sin embargo, desde entonces el Frente de Todos no pudo juntar el número necesario de legisladores para aprobar la norma.

Ahora, tras las modificaciones, el Frente de Todos contaría con 37 miembros, al borde del quórum, dado que ni Juntos por el Cambio (JxC) ni la cordobesa Alejandra Vigo, de Córdoba Federal (esposa del gobernador Juan Schiaretti), se sentarán en el recinto antes de que lo hagan los oficialistas.

La nueva ofensiva oficialista reavivó la tensión política con la oposición. La Mesa Nacional de JxC salió a pronunciarse en contra de la movida oficialista.

“No hay manera de construir consensos en la dirigencia política que hoy reclama y exige la sociedad, si desde el propio Gobierno se alienta una agenda que nada tiene que ver con resolver la inflación, disminuir la pobreza, terminar con la inseguridad, incorporar a vastos sectores de nuestra sociedad al mundo del trabajo, generar los acuerdos para aumentar las inversiones en los sectores estratégicos de nuestra economía estableciendo reglas claras y permanentes”, sostuvo la coalición opositora.

“Pero a lo único que se dedica el Frente de Todos es a buscar su impunidad”, gregó el comunicado de la Mesa Nacional de JxC.

Considerando que el oficialismo podría aprobar el proyecto en el Senado, en la oposición ya advierten que lo frenarán en Diputados, donde le Frente de Todos tiene aún más problemas para conseguir mayorías.

El rechazo no vino solo de Juntos por el Cambio, sino también de Alejandro “Topo” Rodríguez, el jefe del bloque de Interbloque Federal en la Cámara Baja, que aglutina a 8 diputados socialistas y del peronismo cordobés y bonaerense. “La Reforma de la Corte no se tratará en la Cámara de Diputados”, advirtió.

La jugada es impulsada por la ex presidente y el intento de aprobar la iniciativa se produce un día antes de su alegato en la causa Vialidad.