https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Una "devaluación maquillada": así será el esquema que Massa piensa para el dólar

 Más "dólar soja" para otros sectores de la economía y el "dólar Qatar" más caro, son algunos de los lineamientos pensados por el ministro de Economía


En los próximos días el ministro de Economía, Sergio Massa, presentará a la vicepresidenta Cristina Kirchner los lineamientos principales del esquema cambiario que podría instrumentar el gobierno a partir del 1 de octubre.

El gran inconveniente con el que tropieza el titular del Palacio de Hacienda es que ninguna de esas alternativas convencen al kirchnerismo, en particular al gobernador de la Provincia de Buenos Aires Axel Kicillof quien es el principal referente económico de la vicepresidenta junto al ex vicepresidente Amado Boudou.

En este aspecto, hay que recordar que, en enero del 2014, Kicillof como ministro de Economía realizó la devaluación más fuerte del kirchnerismo de toda su historia al aumentar el valor del dólar oficial un 25 %.

El valor pasó de 6,80 pesos a más de 8 pesos. En ese entonces la brecha cambiaria era del 40 %, las reservas internacionales líquidas del BCRA llegaban a los 13.000 millones de dólares y la inflación era del  25 % anual.

Las alternativas que maneja Massa

Este fin de semana, Massa analizó junto a su equipo económico las distintas alternativas que tienen como objetivo encarecer el dólar oficial para que los exportadores liquiden más divisas y también el "dólar tarjeta" -ahora llamado "dólar Qatar"- para que no se vayan tantos dólares del BCRA por los pagos de pasajes para viajar al exterior y las compras que hacen los argentinos en el extranjero.

Algunos funcionarios como el ministro de Turismo y Deportes, Matias Lammens, proponen por ejemplo que los turistas que llegan desde el exterior puedan cambiar esos dólares al valor de 200 pesos en lugar del actual de 140 ya que esto permitiría una mayor compra del BCRA en el mercado oficial de cambios. 

En los próximos días el ministro de Economía, Sergio Massa, presentará a la vicepresidenta Cristina Kirchner los lineamientos principales del esquema cambiario que podría instrumentar el gobierno a partir del 1 de octubre próximo. 
En los próximos días, Massa, presentará a Cristina Kirchner los lineamientos principales del esquema cambiario a implementar desde el 1 de octubre 

En ese punto hay que señalar que la mayoría de los turistas cambian sus dólares en los hoteles o casas de cambio al valor del dólar blue

Otra de las grandes dudas es qué pasará en el futuro con el llamado dólar ahorro, otra fuente de goteo de los dólares que se van del BCRA.

Dólar: ¿desde cuándo regirá el nuevo esquema?

El nuevo esquema cambiario que comenzaría a regir desde el 1 de octubre, que fue adelantado el 12 de septiembre por Iprofesional, tendría tres tipos de cambios fijados por el BCRA: 

  1. El actual dólar oficial que se iría actualizando de aquí hasta fin de año con mini devaluaciones periódicas que seguirían la inflación mensual al cual sólo podrían acceder las empresas que muestren capacidad exportadora. El valor de este dólar para fin de año estaría cerca de los 180 pesos considerando de aquí hasta fin de año una devaluación promedio mensual del 7 %. En este caso, el aumento del tipo de cambio hasta fin de año sería del 30 %. 
  2. El "Dólar Soja" de 200 pesos que quedaría fijo hasta fin de año y se extendería a otras industrias exportadoras como petrolera, minera del conocimiento, alimenticia  y automotriz y está en duda si se mantendría para el sector agro exportador.
  3. Un dólar tarjeta que arrancaría en unos 295 pesos. En este caso para encarecer en los próximos meses por el Mundial Qatar 2022 y las próximas vacaciones de verano los gastos en turismo pago de pasajes y gastos en el exterior con tarjeta el gobierno elevaría del 30 al 45 % el impuesto pais y mantendría en el 45% la percepción del de devolución del impuesto a las ganancias por lo tanto el calculando un dólar oficial de 140 pesos el dólar tarjeta pasaría a costar desde el próximo 1 de octubre unos 295 pesos frente a su cotización  actual de 260 pesos. El aumento del tipo de cambio en este caso sería cercano al 15%. El problema es que la suba del impuesto país debería pasar por el Congreso. Otra de las alternativas es que esas compras se realicen a través del dólar MEP.

El objetivo del equipo económico es reducir la brecha cambiaria al 50% frente a la actual del 100 por ciento ya que se podría lograr una reducción en los valores de los dólares financieros como el dólar MEP y el dólar contado con Liqui.

Por lo que pudo saber iProfesional de una fuente cercana al gobierno por ahora el principal problema a resolver es el cambiario y luego se analizará que se hará para reducir la inflación. El 7 % mensual de agosto no fue una sorpresa ni para Massa ni para el FMI ya que el martes pasado él ministro le adelantó ese dato a la Directora Gerente del organismo Kristalina Georgieva como así también que el BCRA subiría nuevamente las tasas de interés para aplicar un política monetaria contractiva tal como lo solicita el FMI.

Más
Más "dólar soja" para otros sectores de la economía y el "dólar Qatar" más caro, son algunos de los lineamientos pensados Massa

Dólar: ¿cuál es el objetivo de Massa?

En otras palabras, no se aspira a bajar la inflación, sino a contener el desborde de expectativas. Cabe mencionar que, a mayores tasas de inflación, mayor velocidad de circulación del dinero, lo que retroalimenta la dinámica de precios. Por otro lado, se busca desalentar el stockeo de bienes transables por parte de exportadores (no soja) e importadores al alinearla con el crawling peg, que viaja a una TEA de 113%.

La reciente suba de las tasas de interés efectuada por el BCRA el jueves pasado va en ese sentido. Es la novena del año consecutiva y la tercera desde el 27/07, cuando se descontaba la llegada de Sergio Massa al ministerio de Economía. Con la reciente suba de 550 puntos básicos la tasa aumentó 2.300 puntos básicos desde el 27/07. El fuerte cambio en la política monetaria se explica al observar que en el 2020 y en el 2021 esas tasas se mantuvieron inalterables en el 38 % nominal anual.

En ese aspecto hay que señalar que el BCRA desde el 14 de junio pasado estableció un corredor de tasas para la política monetaria y financiera, por el cual la tasa de política monetaria no puede superar la de la letra de Tesoro de corto plazo. Vale recordar que la tasa a la que se colocó la LEDE a 100 días en la última licitación fue 75%, por lo que la tasa de LELIQ la igualaría con este nuevo hike.  De esta manera, la tasa de política monetaria pasó de una TNA de 69,5% a una de 75% (TEA de 107,4%), mientras que el plazo fijo minorista subió del 69,5% a 75% (TEA de 107,1%). 

Inflación: el gran interrogante para 2023

El gran interrogante es cómo hará el BCRA para reducir la inflación en particular en el próximo año considerando que en el Proyecto de Presupuesto 2023 que se presentó  en el Congreso de la Nación la inflación proyectada para ese año sería del 60 % que es la cifra que le habría propuesto el ministro de Economía Sergio Massa a las autoridades del FMI en particular porque la gran liquidación de dólares del sector agroexportador e generará una gran emisión monetaria sin respaldo del BCRA para comprar esos dólares por eso se espera una nueva suba en la tasa de interés activa y pasiva para poder evitar que esos pesos se dirijan a comprar dólares.

Es que por la instrumentación del esquema del llamado dólar soja que los exportadores agropecuarios venden al BCRA a 200 pesos a diferencia de otros sectores exportadores que lo deban liquidar al dólar oficial de 140 pesos el BCRA  profundizó su posición compradora en el mercado oficial de cambios (MULC) en un mes que suele ser de desacumulación de reservas dada la baja estacionalidad del agro. El resultado es evidente ya que el BCRA acumula unos 2.000  millones de dólares desde que se implementó el tipo de cambio diferencial para el complejo sojero, que liquidó hasta el viernes unos 3.500 millones de dólares hasta ahora transformado a este septiembre como el mejor desde el 2.003.  

En el mercado financiero hay grandes objeciones a esa política. "Esas compras le ocasionan al BCRA un fuerte aumento de la emisión monetaria en tanto que además hay una pérdida  patrimonial del BCRA, por emisión monetaria por la diferencia entre los dólares que compró y lo que emitió de Base Monetaria" destaca un informe de la consultora Portfolio Personal que además agrega: "asumiendo  que la expectativa de inflación para septiembre se mantiene sin cambios en 6% (anualizada de 101%, lo que es en sí mismo un supuesto optimista), la tasa de LELIQ real a un mes vista pasaría de -2,2% anual +3%. En tanto, el rendimiento real de un plazo fijo retail avanzaría de -3,3% anual a +2,9%. En este sentido, las tasas reales volvieron al terreno positivo por primera vez desde noviembre 2021 en línea con el objetivo del FMI. 

 no se aspira a bajar la inflación, sino a contener el desborde de expectativas
Massa no aspira a bajar la inflación, sino a contener el desborde de expectativas
La mayoría de los analistas financieros del mercado local y de Wall Street descuentan que habrá un nuevo esquema cambiario desde el 1 de octubre próximo. Con las recientes compras de dólares del BCRA el gobierno está más cerca del cumplimiento de la meta de unos 5.800 millones de dólares para fin de año. La buena noticia son los 4.000 millones de dólares que de desembolsos que llegarán del FMI y otros 5.000  millones de dólares más que llegarán en el año desde el Banco Mundial y el BID que servirán para reforzar la posición de reservas internacionales líquidas.



iprofesional