https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Rusia y Occidente intensifican la guerra energética; Moscú acusa a Ucrania de atacar una central nuclear

 Para intensificar la guerra energética entre Rusia y Occidente, Moscú ha anunciado que mantendrá cerrado su principal gasoducto a Alemania y los países del G7 han anunciado que planean limitar los precios de las exportaciones de petróleo ruso.

El enfrentamiento en torno a las exportaciones de gas y petróleo rusos es una de las consecuencias de la invasión de Ucrania por parte del Presidente Vladimir Putin, que duró seis meses, y subraya la profunda brecha que ha provocado entre Moscú y los países occidentales.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso acusó el sábado a las fuerzas ucranianas de montar un intento fallido de capturar la central nuclear de Zaporizhzhia, que ha sido el centro de la preocupación internacional en las últimas semanas.

El ministerio dijo que una fuerza naval ucraniana de más de 250 efectivos intentó desembarcar en la costa de un lago cercano a la planta, que es la mayor central de energía nuclear de Europa.

"A pesar de la presencia de representantes del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) en la central nuclear de Zaporizhzhia, el régimen de Kiev intentó una vez más apoderarse de la planta", dijo el Ministerio de Defensa.

Reuters no pudo verificar el informe.

Kiev y Moscú han intercambiado acusaciones sobre los ataques a la central, que fue capturada por las fuerzas rusas en marzo pero que está conectada a la red eléctrica ucraniana y sigue siendo operada por personal ucraniano.

Un equipo de inspectores del OIEA llegó el jueves a la central para evaluar su seguridad. El jefe del OIEA, Rafael Grossi, tras regresar al territorio controlado por Ucrania, dijo que la integridad física de la planta había sido violada en varias ocasiones.

El viernes, Grossi dijo que espera elaborar un informe sobre la seguridad de la planta a principios de la semana que viene, y que dos expertos del equipo de inspección del OIEA se quedarán en la planta durante más tiempo.

Un reactor de la planta fue reconectado a la red eléctrica ucraniana el viernes, un día después de que se apagara debido a los bombardeos cercanos, dijo la compañía nuclear estatal ucraniana Energoatom.

Ucrania y Occidente han afirmado que Rusia está utilizando el emplazamiento como base de armas pesadas para disuadir a Ucrania de disparar contra él. Hasta ahora, Rusia se ha resistido a los llamamientos internacionales para que retire las tropas de la planta y desmilitarice la zona.

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, negó el viernes que Rusia tuviera armas pesadas en la central o en sus proximidades y acusó a Ucrania de cometer "terrorismo nuclear" con sus ataques a la instalación.

GAS Y PETRÓLEO

En su anuncio del viernes de que no se reanudarían los envíos a través del gasoducto Nord Stream 1, como se esperaba, el gigante energético ruso Gazprom (MCX:GAZP) culpó a un fallo técnico.

Gazprom dijo el sábado que Siemens Energy estaba dispuesta a ayudar a reparar los equipos averiados, pero que no había ningún lugar disponible para llevar a cabo el trabajo.

Siemens dijo que no ha recibido el encargo de realizar los trabajos de mantenimiento del gasoducto, pero que está disponible.

El Nord Stream 1, que discurre bajo el Mar Báltico para abastecer a Alemania y otros países, debía reanudar su funcionamiento tras una parada de tres días por mantenimiento el sábado a las 01:00 GMT.

Moscú ha culpado a las sanciones impuestas por Occidente tras la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero de obstaculizar las operaciones rutinarias y el mantenimiento del Nord Stream 1. Bruselas y Washington acusan a Rusia de utilizar el gas como arma económica.

El retraso indefinido en la reanudación de las entregas de gas agravará los problemas de Europa para asegurarse el combustible para el invierno, con un coste de vida que ya se ha disparado, liderado por los precios de la energía.


reuters