https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

MOODY''S: Desequilibrios presionarán sobre empresas argentinas hasta 2023 y se espera más déficit e inflación

Los desequilibrios macroeconómicos ejercerán presión en

las empresas argentinas hasta 2023 y el país deberá enfrentar grandes déficits fiscales,

inflación acelerada, una moneda débil y tensiones políticas antes de las próximas elecciones

presidenciales. A esta conclusión llegó Moody's Investors Service en su último reporte de

tendencias crediticias en América Latina.


"El crecimiento se mantendrá en terreno positivo, pero se desacelerará, y el gobierno seguirá sin

acceso a los mercados financieros internacionales. La inflación reducirá la capacidad de las

empresas de trasladar el aumento de los costos a sus clientes", agregan desde Moody's.


La compañía evalúa que la demanda de petróleo y gas se desacelere hasta 2023, en particular a

medida que la inflación y los aumentos de interés reduzcan el poder adquisitivo de los

consumidores y que las crecientes tensiones políticas afecten la confianza general de los

inversores.


"Pero las métricas crediticias siguen siendo sólidas para las empresas argentinas de petróleo y

gas, que tienen coberturas de moneda extranjera natural a través de las exportaciones y tienen

contratos locales basados en dólares con grandes clientes industriales", señalan.


Por otra parte, advierten que una reducción federal de los subsidios a la energía restringirá el

crecimiento de la demanda y aumentará las pérdidas de energía, lo que reducirá los márgenes

operativos de las empresas de servicios públicos regulados de electricidad y gas.


En tanto, el acceso a las reservas extranjeras y las finanzas ofrecerá cierta protección para las

empresas de telecomunicaciones y de consumo de Argentina hasta 2023.


Por último, concluyen que los problemas de liquidez y el riesgo de nuevas reestructuraciones de

deuda siguen siendo altos para los gobiernos regionales y locales argentinos (RLG). Las crecientes

demandas sociales de la pobreza y el desempleo generalizados mantendrán a los gobiernos locales

luchando por aumentar el gasto. El menor crecimiento, los resultados operativos más débiles y el

acceso limitado al mercado pesarán en su liquidez, y la falta de financiamiento externo hace que

las reestructuraciones de deuda provinciales sean más probables.


Agencia CMA Latam