https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La recesión será “larga y fea”, y el S&P 500 puede caer 30%, dice Roubini

 El impacto de la alta inflación, y las altas tasas aplicadas para intentar aplacarla, provocarán una contracción económica a finales de este año que se prolongará durante 2023, tanto en Estados Unidos como en el mundo en general, por lo menos así lo proyecta el economista Nouriel Roubini. 

“No va a ser una recesión corta y superficial, va a ser severa, larga y fea”, sentenció el reconocido analista en entrevista a medios. El experto fue quien predijo la crisis hipotecaria y financiera de 2008 antes de que explotara. 

Ahora, el CEO de Roubini Macro Associates, cree que hay una estanflación, similar a la de los años 70, y problemas de deuda como en la crisis financiera mundial.

Pero a diferencia de aquella burbuja de 2008, que afectó a los bancos y a los hogares, esta contracción “va a implosionar” a las corporaciones, fondos de cobertura, capital privado o fondos de crédito. 

Lo que generará una fuerte corrección en el S&P 500, que podría llevar a una caída de por lo menos 30% en el índice, con un crash de 40% para las acciones. 

Para el experto, es “una misión imposible” que la Reserva Federal de Estados Unidos logre llevar de nuevo la inflación a su meta de 2%, sin ocasionar una recesión: “Será un aterrizaje forzoso real”, dijo. 

Por ahora estima que la Fed subirá la tasa en 75 pb mañana, y en las próximas y dos últimas reuniones del año, aplicará un ajuste de 50 puntos, lo que llevaría los intereses a un rango de entre 4% y 4.25% para diciembre. 

Y cuando la economía esté en recesión, con una tasa encaminada al 5%, no podrán aplicar estímulos fiscales que empeorarían aún más sus balances de deuda, ni tampoco se podría flexibilizar la política monetaria, ya que sobrecalentarían la demanda nuevamente.



investing