https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Citroën oli: el enfoque radical, responsable y optimista que muestra las audaces intenciones de futuro de la marca

 

 
Citroën oli: el enfoque radical, responsable y optimista que muestra las audaces intenciones de futuro de la marca
 
 
 

IMPULSO:

  • El Citroën 'oli' [all-ë] es un sorprendente e inteligente estudio de ideas que desafía el status quo; un destino para una movilidad completamente eléctrica versátil y divertida que mejore la vida y el estilo de vida de todo tipo de personas.
  • El Citroën 'oli' se atreve a decir 'basta' desafiando la tendencia de la industria de fabricar vehículos familiares de cero emisiones pesados, complejos y caros, para responder a los retos sociales y de movilidad del futuro.
  • Se basa en el innovador Ami, con convincentes formas que configuran una movilidad divertida, accesible, responsable y polivalente.
     

AMBICIÓN:

  • El objetivo es contar con el mejor ciclo de vida en su segmento gracias a la reducción de peso y complejidad, los materiales reciclados y reciclables, la accesibilidad, la durabilidad y una larga vida útil.
  • Este optimista “laboratorio sobre ruedas” supone un polifacético manifiesto de ingeniosas ideas para el mañana.
  • Peso objetivo de 1.000 kg para ofrecer una autonomía de 400 km, una velocidad máxima limitada a 110 km/h para lograr la máxima eficiencia, con un consumo de 10 kWh/100 km y carga del 20% al 80% en unos 23 minutos.
  • Impulsa un nuevo planteamiento de los servicios de atención al cliente de Citroën y de las experiencias de colaboración.

 

INGENIO:

  • No es un auto: sino una extensión de la vida cotidiana tan útil cuando se conduce como cuando no.
  • Una puerta de acceso a un estilo de vida: un vehículo eléctrico con capacidad y potencia inteligente “Vehicle to Grid” (V2G) y “Vehicle to Load” (V2L) para disfrutar de la conducción y la vida.
  • Una carrocería poco convencional, con una estética auténtica impulsada por la funcionalidad, la eficiencia y la durabilidad.
  • Su fuerte personalidad encarna el enfoque inteligente del diseño de productos industriales y adopta la versatilidad de la multiactividad.
  • Diseño eficiente, con puertas delanteras, paragolpes y elementos de protección idénticos, paneles y cristales planos y materiales de reducido peso.
  • Resistentes paneles planos para el capot, el techo y la zona de carga, fabricados con paneles de cartón con estructura en nido de abeja.
  • Llantas mixtas de acero y aluminio con neumáticos sostenibles e inteligentes Goodyear Eagle GO.
  • Interior espacioso e innovador; con un travesaño como plancha de abordo, proyector HMI “Smartband” e infoentretenimiento “bring your own device”.
  • Cómodos asientos con respaldo de “malla” estilo oficina, suelo lavable y materiales reciclables de bajo peso.
  • Círculo de vida: se puede renovar, actualizar y reparar con piezas recicladas y vendidas a varios clientes.

 

MISIÓN:

  • Demuestra la misión de Citroën para ofrecer una movilidad 100% eléctrica y sencilla para todos, que mejore la vida cotidiana de las personas y con el menor impacto posible en el medio ambiente.
  • Es de esperar que las ideas del oli, sus detalles de diseño y avances en su interior se plasmen en futuros modelos de producción.
  • Introduce una nueva interpretación del logotipo “deux chevrons” de Citroën que se incluirá en todas las novedades de producto y en la nueva identidad corporativa.

 

1.IMPULSO

Para Citroën predecir el futuro de la movilidad personal accesible es una obsesión, y el éxito del Ami ha proporcionado el impulso para llevar lo “no convencional” a un nuevo nivel en el prototipo oli.

El innovador Ami ha demostrado cómo Citroën se atreve a hacer las cosas de forma diferente para cumplir su compromiso de poner al alcance de todos el transporte 100% eléctrico. También ha servido de estímulo para crear el oli, un llamativo e innovador “laboratorio sobre ruedas” diseñado para cambiar el rumbo de la movilidad familiar, rompiendo la tendencia de la industria de fabricar autos eléctricos pesados, complejos y caros.

“Llamamos a este proyecto ‘oli’ como un guiño al Ami, y porque resume lo que es el vehículo: una prueba más de que sólo Citroën puede ofrecer una movilidad 100% eléctrica, sin complicaciones, a TODO tipo de personas, de forma sorprendente, responsable y gratificante”, afirma el CEO de Citroën, Vincent Cobée.

Es la luz que guía a Citroën: un manifiesto aventurero y polifacético de ideas inteligentes y realizables centradas en la reducción del peso y la complejidad para maximizar la eficiencia, la versatilidad y la accesibilidad. oli es un destino, en el que la tendencia al “más” se sustituye por el constructivo “suficiente”: “tanto como necesites o sea necesario”.  [Diccionario de inglés Collins]

Los clientes pueden esperar que muchos de los conceptos e innovaciones estrenados en el oli, se reflejen en los futuros vehículos eléctricos familiares de Citroën.

Mientras que el Ami ha sido, literalmente, un pequeño paso en "hacer los que se promete”, el oli supone un emocionante salto adelante. En lugar de ser un “palacio sobre ruedas” de 2.500 kg repleto de pantallas y dispositivos, el oli demuestra que sólo con las cosas que los clientes necesitan y quieren, respaldadas por el uso de innovadores materiales y un proceso de producción sostenible, se pueden satisfacer las necesidades de una movilidad de cero emisiones barata y atractiva que satisfaga los múltiples estilos de vida.

Vincent Cobée explica por qué es el momento adecuado para el oli: “Tres conflictos sociales se están produciendo simultáneamente: en primer lugar, el valor y la dependencia de la movilidad; en segundo lugar, las limitaciones económicas y la incertidumbre sobre los recursos; y en tercer lugar, nuestra creciente sensación de deseo de un futuro responsable y optimista. Los consumidores pueden sentir que la era de la abundancia puede haber terminado, y que el aumento de las regulaciones y de los costos puede limitar su capacidad para moverse libremente. Al mismo tiempo, la creciente concienciación sobre la necesidad de acelerar los esfuerzos para prevenir el cambio climático nos hace más conscientes y exigentes desde el punto de vista del medio ambiente”.

Un auto familiar típico de mediados de los 70 pesaba unos 800 kg y medía 3,7 m de largo y 1,6 m de ancho. Los equivalentes actuales superan los 1.200 kg, miden al menos 4,3 m de largo y 1,8 m de ancho. Algunos incluso pesan más de 2.500 kg.  Los requisitos legales y de seguridad han impulsado algo este aumento, pero si la tendencia continúa y seguimos llevando hasta su estacionamiento estos vehículos el 95% de los días y conduciendo en el 80% de los desplazamientos con un solo ocupante, el conflicto entre la necesidad de proteger nuestro planeta y la promesa futura de una movilidad sostenible y electrificada no se resolverá fácilmente.

Citroën cree que la electrificación no debe ser una extorsión, y que tener conciencia ecológica no debe ser un castigo que restrinja nuestra movilidad o que configure vehículos menos gratificantes en el día a día.  Tenemos que invertir las tendencias haciéndolos más ligeros y económicos, y encontrar ingeniosas formas para maximizar su uso. De lo contrario, las familias no podrán permitirse la libertad de movilidad cuando los vehículos 100% eléctricos se conviertan en la única opción disponible. El oli es una demostración poderosa de cómo Citroën está afrontando estos conflictos de frente y con optimismo”.

 

2.AMBICIÓN

Para Laurence Hansen, head of Citroën Product Development y Laurent Barria, head of Citroën Marketing and Communication, el oli personifica la misión de Citroën para democratizar la movilidad eléctrica de forma simpática.

Citroën cree que ha llegado el momento de decir “basta” a la tendencia hacia los excesos y los gastos y de centrarse, en cambio, en la creación de vehículos puros y auténticos, más ligeros, menos complicados y verdaderamente accesibles, además de ingeniosos y alegres.

El Ami, extravagante y sin complicaciones, representa un importante paso en esa dirección, mientras que los modelos electrificados y 100% eléctricos, como los ë-C4 y nuevo ë-C4-X, y los vehículos comerciales ligeros, como los ë-Berlingo y ë-SpaceTourer, ya permiten acceder a los beneficios de la electrificación con el confort, la personalidad y el valor que los clientes esperan de Citroën.

Con el oli Citroën muestra con valentía cómo va a elevar la apuesta por la movilidad familiar del futuro, reinventando cada detalle para reducir los recursos y los materiales con el fin de hacer vehículos agradables, más fáciles de usar, de comprender y de pagar, con una autonomía adecuada y mayor versatilidad.

“El oli es una plataforma de trabajo para explorar ideas ingeniosas que son realistas para la producción del futuro”, expone Laurence Hansen. “No van a salir todas, ni en la forma física que aquí se ven, pero el elevado nivel de innovación que se está presentando está inspirando a los futuros Citroën”.

OBJETIVO: LA MEJOR EVALUACIÓN DEL CICLO DE VIDA
El oli, inteligentemente concebido, es un prototipo de vehículo familiar multiactividad con la sostenibilidad por bandera, y demuestra explícitamente cómo puede lograrse el mejor análisis del ciclo de vida (ACV) de su categoría, desde la concepción con un uso restringido y óptimo de materiales ligeros y reciclados, hasta los procesos de producción sostenibles, y desde la durabilidad para una prolongada “vida en servicio” hasta la reciclabilidad responsable al final de la vida útil.

“Queríamos utilizar sólo la cantidad de materiales que realmente necesitábamos, por lo que hemos perseguido rigurosamente el objetivo de poner los recursos adecuados donde se necesitan, y limitar el impacto del uso de esos recursos”, subraya Hansen.

Cuando se reduce inteligentemente el número de piezas y componentes, se utilizan los materiales más ligeros y responsables, y se minimiza la complejidad al tiempo que se aumenta la versatilidad y la funcionalidad, el resultado es algo mucho más eficiente, muy accesible y menos complicado a la vez que inesperadamente genial en su diseño y utilidad.

Los detalles están muy bien pensados. Los asientos, por ejemplo, son de construcción sencilla y utilizan un 80% menos de piezas que un asiento tradicional. Están fabricados con materiales reciclados y los ingeniosos diseños de los respaldos de malla mejoran la luz natural en el interior del vehículo. Además, pueden mejorarse o personalizarse fácilmente para adaptarse al gusto de cada propietario. Esto es beneficioso para todo, al reducir el peso del vehículo son responsables y sostenibles, y la mejora en el ambiente del habitáculo repercute positivamente en el confort de los ocupantes.

“En definitiva, se trata más de una elección de estilo de vida que de vehículo. Puedes elegir pagar por todas las funciones de última generación y la inteligencia artificial que solo utilizas el 2% del tiempo al conducir, o puedes preguntarte: ¿qué es lo responsable y cuánto de esto necesito realmente?”, recalca Hansen. “El oli es una forma de decir: ¡Basta! Quiero algo innovador, pero lo quiero sencillo, accesiible, responsable y duradero. El oli es todo eso, ¡y también un gran placer en tu vida!”.

MÁS LIGERO, MÁS ANCHO Y MÁS LARGO

El Citroën oli demuestra que, al enfrentarse a los tradicionales enemigos de los vehículos eléctricos: la autonomía y la eficiencia, puede llegar más lejos, durar más, ser más versátil y costar menos.

“Es un círculo vicioso: ofrecer más autonomía eléctrica requiere una batería más grande. Añadir más tecnología requiere más potencia, lo que también implica una batería más grande. Todo esto añade peso, complejidad y costo, y cuanto más pesa un vehículo, menos eficiente es”, añade Laurence Hansen. “El oli muestra lo que puede ocurrir al adoptar un enfoque completamente diferente”.

Aunque parece importante, el oli no es pesado ni voluminoso, ya que su peso objetivo, alrededor de los 1.000 kg, lo hace mucho más ligero que la mayoría de los SUV compactos comparables.

Como resultado, su mecánica 100% eléctrica sólo necesita una batería de 40 kWh para ofrecer una autonomía como objetivo de hasta 400 km. Al limitar la velocidad máxima a 110 km/h para maximizar la eficiencia su excelente consumo de 10 kWh/100 km es realista, y la carga del 20% al 80% se completa en 23 minutos.

ASOCIACIÓN DURADERA

El Citroën oli ha sido diseñado para maximizar su longevidad y durabilidad, de modo que, al igual que una casa, pueda tener varios propietarios y un ciclo de vida activo más largo. Junto con su ambicioso objetivo de ACV, el propósito es que sea fácil de reparar, renovar, actualizar y personalizar, de modo que pueda pasar fácilmente “como nuevo” a varios propietarios o mantenerse en una familia para que lo disfruten las generaciones más jóvenes.

Además, oli ha llevado a Citroën a reevaluar todos los servicios y la experiencia que ofrece a los propietarios de vehículos eléctricos a lo largo de su asociación con la marca, sobre todo ante el aumento de los costos y los retos de la movilidad.

“Entendemos cómo los vehículos pesados y de gran tamaño pueden ser más una carga que un placer desde el punto de vista económico y ecológico, y sabemos que los consumidores son cada vez más sensibles a la contaminación y la congestión y quieren ser responsables a la hora de elegir las marcas”, expone Barria. “Por eso, en Citroën, además de centrarnos en la fabricación de vehículos fiables, nos centramos en crear asociaciones duraderas con los clientes a través de innovadores servicios de propiedad y experiencias que faciliten el estilo de vida que quieren disfrutar”.

La clave para ello es ampliar la sensación de bienestar que los clientes de Citroën ya tienen al estar dentro de su vehículo, para mejorar la experiencia que rodea a su vehículo y a todo lo que atañe a su propiedad.

Por ello, Citroën presenta el nuevo y completo programa de servicios y experiencias ‘CITIZEN by Citroën’ inspirado en el oli. La intención es mejorar la sensación “zen” que los propietarios de los Citroën eléctricos disfrutarán cuando incorporen los vehículos a sus vidas y familias.

 

3.INGENIO

Para los equipos de desarrollo y diseño de Citroën, el ingenio ha sido la clave para que el oli sea más que un “auto”.

UN ÚTIL COMPAÑERO DE VIDA

El Citroën oli es, efectivamente, un compañero de vida, una figura útil y cotidiana que ayuda a vivir plenamente la vida, incluso cuando no está en movimiento. Es un refugio libre de los embates de las nuevas tecnologías, un miembro de la familia para disfrutar y un medio para reconectar visiblemente con la naturaleza y la ecología.

“Más que la casa en la que viven o el vehículo que conducen, las personas ven cada vez más su huella ecológica como una expresión auténtica y positiva de lo que son y de su forma de vivir”, afirma Anne Laliron, head of Citroën Advanced Products and Mobility Solutions. “Creemos que el oli les inspirará de verdad con sus formas geniales y vivas de hacer las cosas de forma diferente para simplificar y disfrutar de la vida al mismo tiempo que reducimos nuestro impacto sobre los recursos del planeta”. 

Citroën goza de un legado de innovaciones que se han ido adaptando a los estilos de vida de sus clientes y, al convivir con una nueva generación de consumidores que es cada vez más creativa y que convive con el poco convencional Ami, el espíritu optimista del oli puede cumplir con el mismo objetivo.

UNA PUERTA DE ACCESO AL ESTILO DE VIDA ELÉCTRICO

Un ejemplo de ello es cómo el oli puede permitir a su conductor experimentar el estilo de vida de un vehículo eléctrico más allá de la movilidad de cero emisiones.

Como “dispositivo eléctrico” útil, encajaría de forma natural en el ecosistema eléctrico como punto de unión entre los paneles solares de una casa (que pueden producir intermitentemente un excedente de energía que pueden devolver a la red), la necesidad de electricidad de un consumidor en caso de emergencia (por ejemplo, en caso de sufrir un corte de luz), y la red eléctrica más amplia.

Al contar con la función inteligente “Vehicle to Grid” (V2G), el oli ofrece la posibilidad de que su propietario gane dinero almacenando el exceso de energía de los paneles solares del hogar y vendiéndolo a los proveedores de energía, así como ayudando a gestionar los problemas de energía cuando hay un pico de demanda o un corte de energía en la red.

El Citroën oli también muestra cómo un vehículo puede convertirse en un hogar cuando estás fuera de casa en los viajes a la playa en verano o en un fin de semana de acampada en la montaña gracias a su función “Vehicle to Load” (V2L). Utilizando su batería de 40 kWh, con una toma de corriente de 3,6kW (el equivalente a un enchufe doméstico de 230 V y 16 Ah), el oli puede, en teoría, suministrar energía a un dispositivo eléctrico de 3.000 W durante aproximadamente 12 horas.

“Esta función es especialmente útil si, por ejemplo, has estado nadando o te has empapado bajo la lluvia y necesitas secarte el cabello”, explica Anne Laliron. “Hay energía para alimentar el secador de pelo y para disfrutar de una bebida fría o caliente al enchufar una pequeña nevera o una cafetera, y luego, al caer la noche, se puede conectar una parrilla e iluminar la zona para la cena, así que el oli puede convertirse definitivamente en tu compañero de estilo de vida”.

Cualquier función que se pueda imaginar para el oli en los viajes o en el hogar familiar desprende un halo de funcionalidad especialmente práctico y sencillo de utilizar.

UN DISEÑO QUE BUSCA LA FUNCIONALIDAD

Las poco convencionales líneas y aspecto del oli, que es especialmente llamativo, destilan personalidad, practicidad y positividad en un tamaño similar al de un SUV compacto con 4,20 m de longitud, 1,65 m de altura y 1,90 m de anchura.

Desafiando los conceptos tradicionales, el oli puede ser lo que se necesite: un vehículo familiar, para explorar la urbe, para una aventura, como el perfecto compañero de trabajo o incluso como una extensión del hogar gracias a su capacidad para alimentar de energía a los electrodomésticos de uso diario, ayudar en caso de sufrir un corte de luz u ofrecer una plataforma para limpiar los cristales.

Pierre Leclercq, head of Design de Citroën, cree que el oli apuesta por la pureza y la genialidad para aquellas familias que no se preocupan por el estatus y los estereotipos asociados al automóvil: “Citroën siempre ha tenido una autenticidad que otras marcas no tienen, y es mucho más difícil diseñar un objeto que sea sencillo y único que crear algo demasiado complicado y hacerlo único.  Piensa en vehículos icónicos como el nuevo Ami o el 2CV, siluetas de Citroën que se reconocen al instante y que, por su pragmatismo, se han convertido en diseños atemporales”.

Con el oli el enfoque estético se ha centrado en reforzar la funcionalidad y la versatilidad. Al igual que en el Ami, no teme mostrar su enfoque sencillo e intuitivo y se distingue por hacer un uso divertido de los reflejos de color, los detalles en acabado brillante y los patrones vivos que permiten infinitas opciones de personalización.

“No nos da miedo mostrar cómo se construye el vehículo, para que se vean los marcos, los tornillos y las bisagras, por ejemplo. Apostar por la pureza nos permite diseñar de forma diferente y desafiarlo todo. Es como adoptar un enfoque analógico de muchas cosas que hoy se han convertido en digitales”, añade Leclercq. “Por eso hemos adoptado un enfoque menos automovilístico con el oli, dado que esta pureza e ingenio serán lo que inspire a elementos de nuestro lenguaje de diseño de los próximos años”.

Antes de diseñar vehículos, Leclercq estudió diseño industrial, lo que explica su orientación: “En el diseño industrial te enseñan que un diseño ‘no debe de ser bonito, sino funcional´, así que cuando nos pusimos a diseñar el oli nos aseguramos de que la forma sirviera definitivamente a la función, como habría de esperar de cualquier dispositivo, desde un electrodoméstico hasta un utilitario. La forma en que evoluciona el exterior de un vehículo se basa en la arquitectura interior, lo cual es muy importante, ya que no se puede hacer un diseño atractivo por fuera sin entender la experiencia que se quiere tener por dentro”.

El equipo pensó en diseñar cada elemento del oli basándose en la necesidad de ofrecer una funcionalidad múltiple, la reducción de peso y una menor complejidad mediante el uso de menos componentes o recurriendo a piezas comunes, haciendo un uso responsable de materiales reciclados o reciclables siempre que fuera posible.

Pierre Sabas, head of Citroën Advanced Design and Concept Vehicles, añade: “Nos fijamos objetivos ambiciosos y se convirtió en un ejercicio de ‘diseño por proceso’: en lugar de imaginar una forma y tratar de encontrar la manera de hacerla, partimos de la funcionalidad que queríamos, luego simplificamos todo y encontramos materiales inteligentes y responsables a medida que posteriormente evolucionamos para reducir el peso y el costo para después repetir el proceso”.

UNA PLATAFORMA VERSÁTIL

Aunque el capot, el baúl y el techo de un auto tradicional parecen excelentes plataformas para realizar tareas domésticas como la poda de árboles, en realidad hay pocos vehículos construidos con esta resistencia y capacidad. Pero este no es el caso del oli.

Su capot, techo y paneles de la “caja trasera” planos, además de permitir que el auto tenga una carrocería única, se han elegido para cumplir los objetivos de bajo peso, alta resistencia y máxima durabilidad.

Creados junto con BASF, se han fabricado a partir de cartón corrugado reciclado con una estructura de tipo sándwich en nido de abeja entre paneles de refuerzo de fibra de vidrio. Están revestidos con resina de poliuretano Elastoflex® cubierta con una capa protectora de Elastocoat® resistente y texturizada, que se suele utilizar en el suelo de los parkings o en las rampas de carga, y pintados con la innovadora pintura al agua R-M Agilis® de BASF.

Los paneles son muy rígidos, ligeros y resistentes -tan fuertes que un adulto puede ponerse de pie sobre ellos-, y su peso se reduce en un 50% frente a los equivalentes construidos en acero para el techo. Su versatilidad y durabilidad abren un mundo de posibilidades para que sus usuarios disfruten del trabajo y el ocio.

Cualquiera que sea el uso que se pueda imaginar, desde utilizar el techo como escalera hasta una plataforma para montar una tienda de campaña, este útil elemento de la carrocería no añade peso ni incrementa su precio por el uso de materiales exóticos. Cuesta creer que unos paneles de 6 kg puedan soportar el peso de un adulto, además de ser bonitos y duraderos, pero así es.

La versatilidad a la hora de transportar cargas tampoco se ve comprometida, ya que las barras del techo a cada lado del panel del techo permiten a los propietarios fijar accesorios como portabicicletas y cofres para ampliar la capacidad de carga en las vacaciones familiares, mientras que debajo del panel del capot se puede acceder a zonas de almacenamiento bien organizadas que incluyen compartimentos para los cables de carga y artículos personales y de emergencia.

LO HORIZONTAL SE ENCUENTRA CON LO VERTICAL

La decisión de crear superficies planas para cumplir con los objetivos de recursos y materiales ha permitido al equipo experimentar con el contraste de elementos de diseño verticales y horizontales como por ejemplo en las zonas acristaladas y la iluminación.

“Todos los elementos clave del diseño del oli son horizontales o verticales, una línea que queremos seguir explorando”, asevera Leclercq. “El enfoque habitual sería apostar por líneas dinámicas, pero nosotros buscamos la honestidad y la eficiencia en el lenguaje de las formas, una técnica que otros fabricantes de vehículos no se atreverían a llevar a cabo”.

El parabrisas es vertical porque así la distancia entre la parte superior y la inferior es más corta y requiere una menor cantidad de vidrio. Además de reducir el peso y la complejidad, el menor tamaño de la superficie permite que sea menos costosa de producir o sustituir y disminuye la exposición de los ocupantes a los efectos del sol. También ayuda a reducir hasta un 17% la demanda de energía que el sencillo sistema de aire acondicionado del oli exige a sus baterías.

“Se podría argumentar que un parabrisas vertical es menos aerodinámico, pero no esperamos que la gente conduzca este tipo de vehículo a 200 km/h. Lo vemos más útil en zonas urbanas y suburbanas, donde los usuarios se desplazan a velocidades reducidas, son conscientes del aspecto medioambiental y de la seguridad en la movilidad diaria. Por eso hemos limitado la velocidad máxima del oli a 110 km/h”, explica Sabas.

Dicho esto y con el objetivo de aumentar la eficiencia, el oli cuenta con un sistema experimental de canalizaciones aerodinámicas “Aero Duct" entre la sección delantera del capot y el panel superior plano que deriva el aire hacia el parabrisas, creando un efecto de cortina que suaviza el flujo de aire sobre el techo.

El llamativo marco del parabrisas dispone de un vinilo brillante en un acabado ‘infra-Rojo’, un nuevo color que Citroën utilizará junto a su nueva identidad de marca.

El contraste entre la horizontalidad y la verticalidad es evidente en los paneles laterales y los cristales. Las puertas delanteras siguen el ejemplo del Ami y son idénticas en cada lado, aunque montadas de forma diferente. Son más ligeras, aunque siguen siendo resistentes, y mucho más fáciles de fabricar y montar.

La reducción de su complejidad y la simplificación en la fabricación ahorran un 20% de peso por puerta frente a las típicas a las que estamos acostumbrados en un familiar compacto. Se necesitan la mitad de componentes y se ahorran unos 1,7 kg por puerta al eliminar el altavoz, el material de aislamiento y el cableado eléctrico.

El panel exterior de la puerta es más sencillo de estampar y está diseñado para maximizar el almacenamiento interior. Las suaves curvaturas ascienden por los laterales del vehículo y llegan hasta la parte superior de los cristales laterales, que posteriormente van hacia el techo.

Las grandes ventanas horizontales están ligeramente inclinadas hacia el suelo para ayudar a reducir los efectos del sol, y las sencillas secciones manuales de apertura de las ventanas, similares a las utilizadas en el Ami, proporcionan ventilación y aire fresco.

Las puertas traseras, más estrechas, se abren en la parte posterior del vehículo y utilizan cristales verticales para dar más luz y visibilidad a los pasajeros traseros. El cambio de forma entre las puertas delanteras y las traseras también ha dado la oportunidad de añadir una toma de aire pasiva que proporciona ventilación a los pasajeros de los asientos traseros.

Cuando las dos puertas laterales están abiertas el acceso al espacioso habitáculo es amplio, despejado y sin obstáculos, dejando un hueco ideal para que el conductor pueda, por ejemplo, meter en el auto a los más pequeños de la familia.

Los módulos de iluminación delanteros y traseros son sencillos pero muy distintivos, jugando también con el contraste entre dos líneas horizontales y una sección vertical. Este enfoque se desarrollará para dar forma a una firma lumínica que distinguirá a los próximos modelos de producción de Citroën.

LA MAGIA DE UNA PICK-UP

En lugar del habitual baúl o portón trasero, el oli cuenta con un inesperado y original ejercicio de diseño que aumenta su utilidad.

"Cuando se piensa en practicidad y versatilidad, especialmente en un vehículo compacto diseñado para ser extremadamente responsable y eficiente, hay que pensar de forma diferente. Mucha gente considera que su pequeño SUV no es más práctico que un compacto, por lo que la inusual caja pick-up del oli, con un baúl en su zona inferior, es nuestra idea de cómo conseguir lo mejor de varios mundos”, expone Leclercq.

El Citroën oli está diseñado para facilitar la vida al usuario. De esta forma, ya sea para ir a una tienda de muebles y transportar a casa las cajas, o para cargar las tablas de padelsurf y la tienda de campaña desplegable en el techo para pasar un fin de semana en la costa, todo ello puede acomodarse en la espaciosa caja y el baúl pick-up gracias a su rápido y sencillo acceso.

Los apoyaacabezas independientes de los asientos traseros se abaten hacia el techo, el cristal de la luneta trasera se abre hacia arriba, y así el espacio de carga de 994 mm de ancho se alarga en un instante de 679 mm a 1.050 mm.

La versatilidad es su tónica y el proceso de carga es sencillo. El portón trasero se rebate y, con el panel de la plataforma de carga retirado, ofrece hasta 582 mm de altura entre el piso del vehículo y el cristal trasero. Con el panel colocado, el baúl cuenta con un espacio de carga de 330 mm. El panel de la caja extraíble es ligero y plano, y está fabricado con la misma estructura de cartón reciclado que los paneles del capot y del techo.

Unos ingeniosos raíles a cada lado de la caja permiten a los usuarios fijar ganchos o accesorios, mientras que en los laterales hay unas cajas adicionales que proporcionan un espacio de almacenamiento seguro y bajo techo.

El portón trasero, que cuenta con un diseño limpio, se compone de dos secciones: un panel inferior de acero que presenta un hueco central para la patente y una parte con diseño de malla en negro que lleva impreso un nuevo e importante mensaje visible para cualquiera que circule por detrás así como para el conductor cuando mira por el espejo retrovisor:  “Nothing Moves Us Like Citroën”.

UN LOGOTIPO NUEVO, PERO MUY FAMILIAR

Además de la sutil promesa que se hace a los clientes utilizando el portón trasero como un lienzo, el oli se inspira en el legado de ingeniería racional de Citroën para introducir una nueva y orgullosa identidad de marca.

Mientras que el lenguaje de las formas del oli contrasta lo horizontal con lo vertical y lo redondeado con lo plano para sugerir funcionalidad, tecnología e inteligencia en su diseño, el nuevo logotipo “flotante” hace exactamente lo mismo. Los prominentes chevrones están colocados de una forma llamativa y horizontal en su logotipo para señalar la ingeniería y la eficiencia técnica, contrastando con la cálida suavidad de un óvalo en disposición vertical que los rodea para sugerir el compromiso inquebrantable de la marca con el bienestar de sus clientes.

Esta nueva placa supone un homenaje al logotipo original de la compañía de 1919 y lo reinterpreta sutilmente para acompañar a los próximos modelos de Citroën. Esta nueva identidad aparecerá de forma progresiva en los próximos modelos que se presenten, así como en toda la red corporativa y de concesionarios de Citroën.

LAS RUEDAS SIGUEN GIRANDO

Un área clave para la innovación con el fin de maximizar el uso de materiales sostenibles, mejorar la durabilidad y reducir el gasto es uno que los propietarios reconocerán como potencialmente costoso y medioambientalmente perjudicial: las llantas y los neumáticos.

“El compromiso de Citroën con el ‘Advanced Comfort’ es bien conocido, y las llantas y neumáticos juegan un importante papel en el confort de los ocupantes”, explica Sabas. “Con la presión para reducir el impacto medioambiental de los neumáticos y el creciente costo de sustitución o reparación de las llantas gastadas, decidimos explorar opciones más sostenibles y duraderas para ambos componentes, manteniendo la calidad del confort de marcha que esperamos ofrecer en un Citroën”.

La ingeniosa y eficiente combinación de llanta y neumático de 20 pulgadas montada en el oli combina un nuevo prototipo de diseño de rueda híbrida con un prototipo de neumático sostenible e inteligente creado junto a Goodyear.

Dado que la producción de llantas completamente fabricadas en aluminio es costosa, y requiere mucha energía, y las de acero son pesadas, se ha decidido combinar ambas soluciones. Las llantas híbridas resultantes son un 15% más ligeras que unas llantas de dimensiones equivalentes fabricadas completamente en acero, lo que contribuye a reducir el peso total del vehículo en 6 kg. También hay que tener en cuenta las ventajas de su diseño.

“Tradicionalmente las ruedas de acero no son bonitas ni aerodinámicas, a menos que las cubras con un tapacubos. En nuestro prototipo atornillamos un anillo de cubierta parcial de aluminio ligero a un buje de acero, lo que reduce el peso y el costo, y podemos jugar con los colores y los gráficos del anillo para mejorar el flujo de aire alrededor de la rueda y crear un aspecto elegante que la asemeja al de una llanta de aleación”, añade Sabas.

Citroën se ha asociado con Goodyear para utilizar el prototipo de neumático Eagle GO, que combina la sostenibilidad con la durabilidad y la tecnología inteligente para controlar el estado y la solidez del neumático.

El compuesto de la banda de rodadura está formado casi en su totalidad por materiales sostenibles o reciclados, como aceites de girasol y sílice de ceniza de cáscara de arroz, así como resinas de pino y caucho totalmente natural que sustituyen al caucho sintético derivado del petróleo.

Una gran noticia para sus usuarios es que Goodyear ha establecido el impresionante objetivo de garantizar para el prototipo de neumático Eagle GO una vida útil de hasta 500.000 km gracias a la reutilización de la carcasa sostenible y a una profundidad para la banda de rodadura de 11 mm que puede renovarse dos veces a lo largo de la vida útil del neumático. El neumático también está equipado con la tecnología SightLine de Goodyear, que incluye un sensor que monitoriza una serie de parámetros sobre el estado del neumático de forma constante durante su vida útil.

“Esta es la tercera vez que nos asociamos con Goodyear y la combinación de nuestra nueva llanta híbrida con el innovador prototipo de neumático Eagle GO eleva a un nuevo nivel las soluciones sostenibles, inteligentes y de bajo mantenimiento, mientras que garantiza que seguimos dando prioridad al confort y el bienestar”, afirma Leclercq.

PROTECCIÓN INTEGRAL

El Citroën oli es a la vez protector y protegido gracias a las resistentes secciones exteriores de plástico que, respetando la pureza del diseño, reducen el número de componentes, utilizan materiales responsables y rebajan el peso.

Para desarrollar el característico elemento de diseño de Citroën, la empresa asociada Plastic Omnium ha ayudado a crear un enfoque ‘monomaterial’ para facilitar el reciclaje con una protección lateral resistente pero ligera y unos paragolpes 100% reciclables hechos de polipropileno con un 50% de materiales reciclados. Cada paso de rueda está cubierto por un resistente protector de plástico reciclado y con una parte superior horizontal que continúa el contraste utilizado en las ventanas y los módulos de iluminación.

Las secciones centrales del paragolpes, como las utilizadas en el Ami, son idénticas delante y detrás. Debajo, las ‘asas’ triangulares en color infra-Rojo son, en realidad, robustos ganchos para ayudar a remolcar otro vehículo para sacarlo del barro o incluso para apartar una gran piedra del camino.

Incluso la resistente pintura blanca al agua BASF R-M Agilis® del oli es eco-efectiva gracias a su reducido nivel de compuestos orgánicos volátiles (por debajo de 250g/l).      

ESPACIO INTERIOR: DESAFÍO A LOS LÍMITES  

Los diseñadores de vehículos siempre piensan en grande cuando planean el interior, pero a menudo se rinden al deseo de añadir pantallas más grandes, reposabrazos más altos, paneles más envolventes, asientos más lujosos, etc. Pero esto añade materiales, peso y aumenta los costes.

“Decidimos crear en el interior del oli tanto espacio y luz como fuese posible con la menor infraestructura, y maximizar el uso de materiales sostenibles”, expone Leclercq. “No es tan fácil como se piensa, pues hay que hacer un habitáculo confortable, seguro y resistente, y hay determinados componentes tecnológicos que los clientes esperan.  Nos inspiramos en otras formas de diseño de productos capaces de ahorrar espacio, donde predomina lo minimalista, como un smartphone o un sistema de alta fidelidad. Al fin y al cabo, ¿cuántos botones, diales y pantallas se necesitan realmente?”.

Un travesaño como plancha de abordo:

En lugar de una plancha de abordo completa con múltiples pantallas y ordenadores ocultos, el oli cuenta con un único travesaño simétrico que atraviesa el ancho del vehículo del que cuelgan la columna de la dirección y el volante en un lado, un soporte para teléfonos inteligentes y cinco interruptores de palanca claramente identificados para el sistema de climatización en el centro.

En particular, en este espacio, el oli sólo emplea 34 componentes, mientras que un compacto equiparable recurre en su plancha de abordo y consola central a unos 75 componentes.

El travesaño cuenta con un riel electrificado en el que se pueden enchufar accesorios mediante tomas USB que se deslizan por él. Esto es ideal para alimentar a diferentes dispositivos o incluso para enchufar la cafetera mientras se espera a que los niños salgan del colegio.

Dos salidas de aire directas, una delante del conductor y otra del acompañante, permiten utilizar una unidad de aire acondicionado más pequeña para contribuir a la eficiencia y reducir el peso.

Detrás y debajo del travesaño se encuentra el “sofá” fabricado con BASF Elastollan®, una plataforma de almacenamiento en poliuretano termoplástico (TPU) impreso en 3D y reciclable de color naranja brillante con unas “setas” flexibles que mantienen en su sitio objetos como las tazas de café o las latas de gaseosa.

Plug And Play:  

En el oli todo el infoentretenimiento y la comunicación necesaria en el vehículo está en el smartphone personal, que se acopla en la toma central del travesaño.

Una vez conectado, la información del teléfono y las aplicaciones se combinan con los datos esenciales del vehículo, como la velocidad y el nivel de carga. Esto se hace visible a través de un sistema “Smartband”, que proyecta la información a lo largo del borde inferior del parabrisas.

“Como el smartphone tiene una capacidad de procesamiento mayor que la de muchos vehículos, decidimos adoptar un enfoque diferente para el infoentretenimiento”, añade Sabas. “Todos llevamos nuestros teléfonos y utilizamos aplicaciones para la navegación y el entretenimiento, con ello hemos visto la oportunidad de disminuir el gasto, la duplicación y el peso de los sistemas integrados. Sólo tienes que llevar tu propio dispositivo y conectarlo”.

El mismo enfoque se utiliza para el sistema de audio del vehículo. Cada extremo del travesaño está hueco y los altavoces cilíndricos con Bluetooth pueden “acoplarse” para ofrecer un sonido de gran calidad ya sea para escuchar podcasts o los clásicos temas de las bandas sonoras de televisión. De hecho, sólo con eliminar el sistema de audio habitual se han ahorrado 250 g de peso.

Como los altavoces son extraíbles, se puede seguir disfrutando del audio al aparcar en cualquier lugar y en todas partes. Si se cuelgan en los ganchos de los raíles de la plataforma del pick-up en el exterior del vehículo se puede escuchar la última lista de reproducción con una calidad de sonido excelente mientras se disfruta de una cena al aire libre o de una fiesta en la playa.

Control HMI:

Después de estudiar varias soluciones para el manejo del HMI, al equipo se le ocurrió la inusual idea de utilizar un joystick de un gamepad modular profesional montado en el volante del oli.

“El joystick del gamepad funciona realmente bien: es fácil de controlar y es un gran ejemplo de cómo podemos transferir soluciones de aplicación familiar, no automovilísticas, e implementarlas en el contexto de un vehículo”, añade Sabas.

La columna de dirección también incorpora un elegante dial que, mediante su giro, permite seleccionar las marchas de la transmisión automática del vehículo, junto con el botón de “arranque y parada”, mientras unas palancas más pequeñas permiten accionar las luces y los intermitentes.

Espacio eficiente:

En lugar de unos voluminosos asientos de automóvil, que bloquean luz y ocupan gran parte del espacio del habitáculo, los asientos delanteros del oli emplean un 80% menos de componentes que los asientos de un SUV equivalente -8 en lugar de 37.

Los asientos delanteros, de color naranja brillante, están formados por resistentes estructuras tubulares sobre las que se monta un cómodo almohadón que está recubierto de un tejido fabricado con poliéster 100% reciclado y que es 100% reciclable.

Los innovadores respaldos de malla impresa en 3D cuentan con un apoyacabezas integrado y están inspirados en el moderno mobiliario de oficina. Son delgados pero ofrecen un gran apoyo, son cómodos y con la rigidez precisa en los puntos donde es necesario.

Creados en colaboración con BASF, están fabricados con un ligero y 100% reciclable poliuretano termoplástico (TPU), recubierto con una capa de color naranja para garantizar su aspecto y tacto. Los respaldos de malla amplían la sensación de espacio e iluminación en el interior del vehículo, factores clave para el confort y el bienestar de los ocupantes.

Los pasajeros de los asientos traseros pueden utilizar el marco tubular del respaldo para montar accesorios; como una tablet alimentada a través de una toma USB, ganchos para colgar bolsas de mano, un marco portavasos, una red para revistas como en los aviones o una pequeña bandeja para que los niños disfruten de la merienda en movimiento.

Siguiendo la apuesta de Citroën por el confort, los asientos delanteros se fijan al suelo mediante anillos de aislamiento de TPU flexibles y reciclables que absorben las imperfecciones de la ruta y las vibraciones, y se reflejan en los aclamados Amortiguadores Hidráulicos Progresivos® (Progressive Hydraulic Cushions®) de la marca.

“La interpretación de los asientos delanteros es totalmente comprensible”, explica Sabas. “Son fáciles de desmontar, quitar y reciclar cuando se quiere cambiar el color, por ejemplo. No hay nada que esté tapado, ni estructuras ocultas: son tan sencillos como parecen y un ejemplo perfecto de cómo la funcionalidad y la pureza impulsaron cada elemento del diseño”.

Los asientos traseros individuales, que son igual de cómodos, están fabricados con materiales similares y los respaldos se pliegan para ampliar el suelo del compartimento de carga trasero. Los apoyaacabezas circulares de TPU montados sobre el techo, flotan sobre los respaldos y se pliegan en el techo cuando es necesario.

En cada lado del vehículo, bajo los asientos traseros y accesibles cuando las puertas traseras están abiertas, se emplaza un discreto compartimento para guardar un botiquín de primeros auxilios.

En el espacio entre los asientos traseros individuales se asienta una consola de almacenamiento.  Al igual que el “sofá”, se trata de un componente de TPU impreso en 3D blando, reciclable y de color naranja, que dispone de unas “setas” flexibles para mantener los objetos en su sitio. Cabe destacar que todos los componentes del interior de TPU de BASF pueden reciclarse juntos, lo que supone un paso más hacia la mono-materialidad sostenible como elemento de la evaluación del ciclo de vida.

En lugar de los pesados paneles interiores de las puertas que contienen interruptores, apoyabrazos, parlantes y motores para los cristales de las ventanas, los paneles simplificados del oli maximizan el almacenamiento a la vez que proporcionan la infraestructura necesaria para el confort y la facilidad de apertura y cierre.

Entre los paneles interiores y exteriores de las puertas delanteras se ha colocado una gran red de almacenamiento abierta, y una almohadilla naranja para el apoyabrazos recubierta de tejido de poliéster 100% reciclado y reciclable que se fija directamente a la línea horizontal del panel.  La apertura de las puertas delanteras es fácil gracias a un tirador reciclable, que se presenta a través del panel y que está directamente conectado al mecanismo. Los tornillos y las fijaciones utilizados en las puertas y los asientos son intercambiables, lo que reduce aún más su complejidad.

Prestaciones también bajo los pies:

En lugar de alfombras difíciles de limpiar, en el oli se recurre a un revestimiento para el suelo modular de una sola pieza, fabricado en colaboración con BASF a partir de poliuretano termoplástico expandido (E-TPU). La espuma es tan flexible como la goma, pero más ligera, extremadamente elástica y muy resistente a la abrasión. Puede sustituirse por completo si el propietario prefiere un nuevo color.

Pierre Leclercq se enorgullece al contar que: “Este material de alta calidad y alto rendimiento suele encontrarse en el mundo del deporte. Se utiliza en las pistas de atletismo, en los asientos de las bicicletas e incluso en las suelas de las conocidas zapatillas de correr por sus propiedades de elasticidad y amortiguación que permiten ‘potenciar’ el rendimiento y la comodidad en la pista".

Además, el suelo está recubierto de un revestimiento altamente elástico e impermeable que se puede limpiar fácilmente con una manguera.  Los “tapones de drenaje” de TPU reciclables en el suelo permiten eliminar sin esfuerzo la arena y las algas o el barro y la tierra tras un caluroso día de playa o de una húmeda jornada de senderismo por el bosque.

ECONOMÍA CIRCULAR

Un elemento clave en la historia del oli es cómo ha sido concebida su longevidad para crear su propia economía circular. Muestra cómo un vehículo puede reinventarse de forma fácil y accesible para varias vidas posteriores, con nuevos propietarios que utilicen componentes reacondicionados, nuevas decoraciones o colores e incluso, con el tiempo, componentes que supongan una mejora.

El costo global de propiedad será bajo, pero si hay que sustituir una puerta, un faro o un paragolpes, las piezas recicladas podrán obtenerse de forma responsable a través de Citroën a partir de otros oli que ya no sean utilizables.

Lógicamente, si cuesta más reacondicionar un vehículo que comprar uno nuevo, los vehículos no se reacondicionarán. El oli cambia esto: es más positivo desde un punto de vista medioambiental y económico reacondicionar que sustituir a lo largo de varios ciclos de vida. Cuando ya no resulte económico reacondicionar, Citroën convertirá cada oli en un donante de piezas recicladas para otros que las necesiten o se enviará a un programa de reciclado general. 

 

4.MISIÓN

Con el oli Citroën tiene la misión de transmitir mensajes serios sobre el futuro de una movilidad para las familias accesible, sostenible y divertida, junto con el futuro de la propia marca:

“Nos arriesgamos con el Ami, y nuevamente nos arriesgamos con el oli porque tenemos que impulsar la creatividad para la producción”, expone Pierre Leclercq. “No tiene sentido proponer materiales o diseños geniales que nunca tendrán influencia en los futuros vehículos de producción. Por eso la inclusión del nuevo logotipo en el oli es significativa, porque al igual que se verán elementos de su diseño y tecnología en futuros modelos, la nueva interpretación del símbolo identificativo de Citroën será nuestra nueva forma de bienvenida”.

“Tenemos una amplia variedad de clientes porque ofrecemos movilidad personal desde el AMI hasta el C5-X, y puede que no todo el mundo esté dispuesto a aceptar que no necesita ciertas cosas”, recalca Laurence Hansen. “Así que, aunque no vamos a cambiarlo todo de la noche a la mañana, Citroën quiere entablar un debate, preguntarse qué es lo suficiente y demostrar cómo podemos hacer lo correcto y cumplir nuestra misión de ofrecer una movilidad responsable, asequible y divertida a todo el mundo”.  

 

Vincent Cobée reconoce que un futuro feliz depende de reformar más que de ajustar la forma en que gastamos, elegimos, consumimos, nos movemos, contaminamos, desechamos y pensamos:

“La industria de la automoción no es inmune a las revoluciones que desafían a todas las demás industrias, a medida que nos enfrentamos a los problemas creados por la abundancia de nuestro consumo, y Citroën está demostrando que existen formas no convencionales de cambiar, sin ser aburridas o represivas. El Ami es un gran ejemplo de ello, y estamos orgullosos de su éxito como una realidad de movilidad inconformista para hoy.

Con su pensamiento inteligente y sus mensajes de pureza y de hacer lo correcto, el Citroën oli -nuestro “laboratorio sobre ruedas”- muestra cómo podemos inspirar a las futuras familias. El oli es llamativo y poco convencional, pero somos Citroën, y entendemos que no se hará notar por hacer una declaración insustancial.

El Citroën oli ejemplifica nuestra misión de movilidad: responsable, sencilla y accesible para el día a día, sin dejar de ser aspiracional, deseable y agradable. Es nuestro faro de guía para la solución que querrás tener como el único vehículo que tu familia necesitará dentro de diez años”.