https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

CFK salió a marcarle la cancha a Massa por la inflación y le pidió intervención en el precio de alimentos

 En su primera declaración alejada de la agenda judicial y del atentado que sufrió frente a su casa en Recoleta, Cristina Fernández de Kirchner salió a marcarle la cancha a Sergio Massa. Luego de que se conociera el nivel de pobreza e indigencia, la Vicepresidenta le reclamó al ministro de Economía mayor intervención sobre las empresas de alimentos para controlar los precios.

«El Indec publica hoy datos sobre el descenso de la pobreza del 37,3% al 36,5% en el primer semestre del 2022. Sin embargo, en el mismo período la indigencia aumentó del 8,2% al 8,8%, esto evidencia el impacto del fuerte aumento en los precios de los alimentos», sostuvo a través de un hilo de Twitter.

«El Ministerio de Economía ha trabajado duro en todas las áreas de su competencia, pero es necesaria una política de intervención más precisa y efectiva en el sector y, al mismo tiempo, diseñar un instrumento que refuerce la seguridad alimentaria en materia de indigencia», agregó Cristina Kirchner.

En la misma línea, continuó: «Está mas que claro que estamos ante un fenómeno de inflación por oferta y no por demanda. Las empresas alimentarias han aumentado muy fuerte sus márgenes de rentabilidad«. De esta forma, volvió a identificarlas como las principales responsables del proceso inflacionario que vive la Argentina.

La Vicepresidenta se pronunció así casi en paralelo a la exposición de Sergio Massa en el Congreso por el proyecto de Presupuesto 2023. Al defender las variables macroeconómicas, el ministro dijo que están en sintonía con «cumplir los objetivos que se ha planteado el Parlamento cuando Argentina decidió renegociar el acuerdo con el FMI«.

Antes del mensaje de Cristina Kirchner, el ministro se había referido a la inflación, que según el proyecto de Presupuesto será el año que viene 60%, pese a que las proyecciones privadas la estiman cerca del 85%.

«Pusimos como objetivo 60% de inflación. Sentimos que si trabajamos con método y con orden desde lo fiscal y el programa monetario podemos lograr un resultado mejor. Quisimos ser conservadores y prudentes«, dijo Massa, optimista.