https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Testimonio: mi hijo desarrolló miocarditis y puede morir en 5 años

 Fuente: Religión, la voz libre

Un padre cuyo hijo desarrolló una miocarditis consigue que la farmacéutica admita que están omitiendo la verdad

“Cuando alguien viene y pregunta cuáles son los efectos secundarios, NO se lo dices porque podría asustarle la inyección”.

Ya ha pasado más de un año y medio desde la puesta en marcha de la vacuna, pero esta puede ser la conversación más importante que haya escuchado sobre el tema. Durante una llamada telefónica con un padre angustiado, un farmacéutico admite la verdad en voz alta, grabada para que todos la oigan: los padres no están recibiendo un consentimiento totalmente informado sobre los no tan raros y graves efectos secundarios.

La transcripción completa:

Padre: ¿Es usted farmacéutica?

Farmacéutica: Sí, ¿en qué puedo ayudarle?

Padre: Sí. Tengo una pregunta. Mi mujer, en contra de mi voluntad, trajo hace unos días a mi hijo de siete años para que le pusieran (la Vacuna) de la COVID, y ahora está en el hospital con miocarditis. Y evidentemente no estoy muy contento ni con ustedes ni con mi mujer. Me dijo que no le habían dicho que eso era un posible efecto secundario. Entonces, ¿por qué no se lo dijeron?

Farmacéutica: Vale, lo siento. Es un efecto secundario bastante raro también.

Padre: No, no lo es. No, no lo es porque he estado investigando; es común. En los Estados Unidos, hay decenas de miles de ellos [casos de miocarditis] reportados en el sitio del CDC. Entonces, ¿por qué no se lo dice a los padres?

Farmacéutica: Podríamos asustar a los padres y no querrían vacunar a sus hijos.

Padre: ¿Así que no quieren asustar a los padres con algo que realmente está sucediendo, que le ha sucedido a mi hijo? ¿Está usted loca? ¿Estás loca? ¿No quiere asustarlos? ¡Tiene que darles la información correcta para que puedan tomar una decisión adecuada! ¿Qué es lo que le pasa a usted? No quiere asustarlos. Estoy grabando esta conversación también, y esto va a ir a un abogado a continuación. Gracias por admitirlo. Entonces, ¿por qué no  se lo dice? Cuando alguien viene y dice: “Oye, ¿qué puede salir mal?” ¿Qué dice?: ¿”Dolor de brazo”? 

¿Ha visto la cantidad de muertos que hay? ¿Lo has visto?

Padre: ¡Ella preguntó cuáles son los efectos secundarios!

Farmacéutica: ¿Preguntó? No estoy segura porque no estaba allí.

Padre: ¡No importa! Se supone que hay que decirle a la gente que esto puede pasar. Entonces, ¿sabe cuál es el pronóstico? ¿Sabe cuál es? Posible muerte en cinco años. ¡El 20% de las personas con miocarditis mueren! Es un corazón permanentemente, dañado. ¡No es temporal! ¡Se enfrenta a un trasplante de corazón por su culpa! ¡Porque no quería asustarla! ¿Sabe que ningún niño ha muerto por COVID, ni un solo niño sano, y estás dando este material, y no estás advirtiendo a la gente? ¿Qué le pasa?

Farmacéutico: Hay información en línea que usted puede buscar –

Padre: ¡No! ¡No! Usted puso la inyección. Cuando alguien venga y pregunte cuáles son los efectos secundarios, NO se lo diga porque podría asustarle la inyección. ¿Qué le pasa?

Farmacéutica: Así que el beneficio de vacunarse es – únicamente dar una vacuna porque los beneficios son mayores que los riesgos.

Padre: ¡No, no lo es! ¿Sabe que estoy viendo un estudio de Johns Hopkins? Han muerto 400  menores de 18 años en los Estados Unidos. 330 millones de personas. Ninguno de ellos estaba sano. Tenían cáncer, leucemia, obesidad, tenían algo malo. Ni un solo niño ha muerto o ha acabado en el hospital. ¡Así que los beneficios son CERO para mi hijo! ¿Por qué no se lo dio? Es usted quien debe decírselo. Entonces se toma una decisión. ¡No usted! Nos dice: “Vale, es raro, pero ocurre. No se lo ha dicho, ¿verdad?

Farmacéutico: No estoy segura. Yo no era el vacunador –

Padre: Dijiste que no lo ibas a hacer. Así que cuando el próximo niño entre allí con su madre para una vacuna, ¿le va a decir: “Acabo de recibir una llamada de alguien; el corazón de su hijo está destruido. Téngalo en cuenta, eso puede pasar”. ¿Va a decirles eso? ¿Lo hará?

Farmacéutica: No puedo responderle eso.

Padre: Bueno, va a ir a un tribunal, y lo va a responder. Acaba de admitir que no se lo dice a la gente porque no quiere asustarla. Está grabado; lo he grabado todo.

Farmacéutica: Lo siento, yo no fui la farmacéutica que le vacunó.

Padre: No importa; ¡acaba de decirlo! Acaba de decir que no se lo cuenta a la gente.(…)



tierrapura