https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Tensión en ascenso en el mercado cambiario: Ya se está usando el swap chino

 El titular del Central negó que se estén utilizando depósitos en dólares para abastecer la demanda de divisas.

El titular del Banco Central Miguel Ángel Pesce habló de la tensión en los mercados y de la delicada situación de las reservas locales. Para el funcionario, «estamos con niveles de reservas apropiados para afrontar las obligaciones del Banco Central» y descartó que se estén utilizando los encajes de los depósitos en dólares. En ese sentido, aclaró que se está utilizando el swap chino: «Tiene sentido que lo hagamos.

El swap es por US$ 20.000 millones, es el límite que tenemos». «Se está utilizando el swap chino», dijo Pesce en declaraciones radiales.

Fuentes oficiales reforzaron las palabras del titular del BCRA: «El swap con China está activo. Siempre lo estuvo».

Y agregaron:

«El BCRA lo utiliza como parte de la estrategia financiera del banco. Especialmente, es útil en el comercio bilateral, como una forma de financiar importaciones chinas».

El swap se activó por segunda vez desde 2015. Según fuentes oficiales para acceder a esos fondos «no hace falta ninguna negociación, es una operación financiera».

Lo novedoso es que se usen los yuanes para cambiarlos por dólares y así abastecer al mercado cambiario, más allá del comercio con China.

El swap con China supera el equivalente a unos US$ 20.000 millones y, al momento de hacer uso del instru- mento, Argentina debe abonar una tasa de 7% en dólares.

El Banco Central suscribió en 2020 sus acuerdos de swap de monedas con el Banco de la República Popular de China, con una vigencia de tres años. El primer acuerdo data de 2009.

El Presidente del Banco Central, Miguel Pesce, se refirió a la situación de las reservas y señaló que «el tema energético tiene un peso importante en los meses de invierno. Todavía en agosto estamos con un con niveles de pagos de energía elevados y esperamos que esto ceda desde la semana que viene.

Estamos esperando una reducción de más de US$ 600 millones de pagos, lo cual nos permitiría mejorar la situación en la Balanza cambiaria».

Pesce señaló que también afecta «el retraso en la liquidación del sector sojero». En ese sentido, dijo: «Estamos con un retraso del orden de los US$ 2.000 o US$ 2.500 millones y esperamos que se recomponga en los próximos meses».

«Creemos que van a liquidar. Tienen que pagar los costos de la nueva siembra», agregó Pesce. Asimismo advirtió que «el financiamiento en pesos para los productores, que optan por tomar deuda en moneda local en lugar de vender granos, tiene un límite en la capacidad de financiamiento que tenga el productor.

Sobre la situación energética, Pesce insistió que «en el mes de abril estábamos importando US$ 900 millones de energía; en julio llegamos a los US$ 2.400? estamos esperando que las importaciones de agosto terminen debajo de los US$ 1.800 y que septiem bre quede por debajo de los 900».

Las reservas del Banco Central vienen cayendo día a día. Este martes vendió otros US$ 64 millones y ya perdió US$ 1.072 millones desde el jueves 28 de julio, cuando Sergio Massa fue confirmado como ministro de Economía.

La ex ministra Silvina Batakis había definido como «desesperante» la falta de divisas en el Central. Sin embargo, Pesce minimizó el tema: «Estamos con niveles de reservas apropiados para afrontar las obligaciones del Banco Central».

«Tuvimos niveles de reservas más bajos en el BCRA y pudimos afrontar la situación», aclaró. «El Banco Central es transparente en cuanto a los niveles de reservas y los mismos también son auditados por el Fondo Monetario Internacional», resaltó Pesce.

Para Pesce, «estamos con niveles de reservas que son razonables para cumplir las obligaciones que tenemos».

En ese sentido, advirtió que «podemos terminar agosto con una situación de empate o recuperación parcial de reservas».

Las reservas netas, las que pueden usarse para fijar el tipo de cambio y abastecer a los importadores ya rozan los US$ 2.000 millones, según el cálculo de FMyA, mientras las líquidas, de las que puede disponer inmediatamente, descontando el oro y los DEG del FMI, están en US$ 5.900 millones.

La salida de depósitos es otra de las señales que preocupan ya que impactan en el nivel de reservas -el 30% de los depósitos bancarios de los privados están «encajados» en el Central- y porque traslucen la desconfianza de los ahorristas. En julio se fueron del sistema US$ 800 millones.

Sobre la inflación, Pesce señaló: «En marzo de este año tuvimos un impulso inflacionario por el orden internacional.

Se esperaba que el proceso de desaceleración que se venía dando hasta junio se frene en julio, pero esto no va a ser así. Estamos trabajando con el nuevo equipo económico para moderar el impulso inflacionario». «El problema es ver cómo moderamos la inercia inflacionaria», concluyó.

Explicaciones. Miguel Pesce, titular del Banco Central, la entidad que maneja el mercado cambiario.

Fuente: Clarín