https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Recargo en las facturas de Netflix, Spotify y Amazon?

 

Ingresos

No sería un impuesto, sino una percepción; buscarán que la suba no se traslade a los usuarios; lo recaudado iría a un fondo de fomento a la economía del conocimiento

La Secretaría de Economía del Conocimiento, a cargo de Ariel Sujarchuk, analiza aplicar una percepción sobre lo que cobran las plataformas extranjeras como Netflix, Spotify y Amazon para equiparar su situación con las de empresas distribuidoras de contenidos que tienen oficinas en el país y pagan impuestos. Eso abre la posibilidad de que los consumidores deban pagar más por los servicios.

Si bien fuentes de la secretaría dijeron que es apresurado confirmar que la medida se aplicará, admitieron que es un proyecto que está en evaluación.

«No es un impuesto. Sí habría que analizar el tema de una percepción sobre lo que cobran, sin que represente un incremento para los usuarios, porque si no se da una situación tributaria injusta debido a que todos los que generan contenidos locales tributan: canales, productoras y discográficas, entre otros.

Y las plataformas que les venden servicios a los argentinos y extraen dólares no dejan ningún tributo o percepción al Estado», explicó Sujarchuk a la nacion. Dijo que lo recaudado iría a un fondo de fomento a la economía de conocimiento.

Nueva percepción

En tanto, el consultor tributario Sebastián Domínguez sostuvo que las percepciones se aplican sobre impuestos que existen. «No pueden aplicar una percepción nueva de algo que no surja de un impuesto aprobado por ley, entonces tienen que aprobar un impuesto por ley a algo que quieran cobrar y cobrarlo a través de una percepción. Pero el fundamento para cobrar la percepción tiene que ser un impuesto creado por una ley; entonces no cierra eso que dicen», puntualizó.

Por otro lado, sostuvo que en la práctica las empresas terminan trasladando el impuesto a los usuarios.

«Por ejemplo, algunas jurisdicciones, como la ciudad de Buenos Aires, cobran Ingresos Brutos a los servicios digitales y, si bien lo tiene que pagar la empresa, después hacen la percepción en el resumen de la tarjeta que paga el usuario y no bajan el abono.

Siempre los políticos dicen que lo paga la empresa, pero se termina trasladando a los usuarios, que son los que absorben los costos», agregó.

Actualmente se aplican los siguientes impuestos a la factura de Netflix: IVA servicio digital (21%), impuesto PAIS (8%), percepción a cuenta de Ganancias o Bienes Personales (45%), Ingresos Brutos en algunas provincias (2%) y en la ciudad de Buenos Aires hay que sumar el impuesto a los sellos (1,2%). Cabe aclarar que el impuesto PAIS, el IVA, las percepciones e Ingresos Brutos se aplican sobre el valor del abono, pero Sellos se aplica sobre el valor del abono más todas estas percepciones, con lo cual termina siendo más que el 1,2% en Capital Federal.

Reunión con cámaras

Anteayer, Sujarchuk se reunió con las autoridades de la Cámara Argentina de Productoras Independientes de Televisión (Capit) y la Cámara Argentina de la Industria Cinematográfica (CAIC), uno de los sectores que reclaman por la presunta asimetría.

Más quejas Pero otro de los sectores que vienen reclamando por este tema es el de los cableoperadores. «Estamos de acuerdo en equilibrar la cancha porque hay mucha desigualdad entre una OTT over-the-top media services, servicio de transmisión de audio, video y otros contenidos a través de internet sin la implicación de los operadores tradicionales en el control o la distribución [como Netflix] radicada en cualquier parte y los cableoperadores en la Argentina, que tenemos muchas obligaciones y personas a cargo.

Ellos usan la infraestructura de terceros y no aportan nada. Estamos de acuerdo con que aporten. El tema sería si eso va a rentas generales o a alguna promoción del sector para encarar un mayor despliegue de redes», opinó Marcelo Tulissi, presidente de la Cámara Argentina de Cableoperadores Pyme (Cacpy).

«La industria del software tiene montón de promociones y nosotros, los precios congelados y el sector, judicializado. Somos los malos de la película, pero la autopista sobre la que todo funciona es nuestra. Todos tiene que aportar algo», continuó, y sumó que actualmente el 75% del tráfico de internet en la Argentina se lo llevan las plataformas.

En tanto, el experto en telecomunicaciones Enrique Carrier dijo que si la intención del Gobierno es emparejar la carga entre OTT y TV tradicional sería preferible que fuera a través del alivio tributario de las últimas.

«Si la economía del conocimiento tuviera un dólar libre no harían falta fondos de fomento. Igual hay toda una movida global para que plataformas varias empiecen a tributar.

El tema con Google, Facebook y otros tributando una suerte de servicio universal se acerca cada vez más», concluyó.

Ariel Sujarchuk: las empresas con sede local le pidieron «equilibrar la cancha»

Fuente: La Nación