https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los nuevos medios de pagos que los comercios de Latinoamérica adoptan

 Para el 2025 se espera que más de la mitad de las transacciones de comercio electrónico en el mundo sean realizadas a través de dispositivos móviles.

BPC firma líder de pagos globales, que enlaza las necesidades de las personas con soluciones inteligentes presentó recientemente el informe: Impulsores del Cambio en los Pagos: Modernización de los Pagos para crear un nuevo valor, en el que analiza cómo ha sido la evolución transaccional para la banca y organizaciones como los neobancos y las fintechs, al momento de ofrecer alternativas a los negocios y sus clientes.

Para Mauricio Fernández, Director de Operaciones Américas de BPC “la modernización de las plataformas de pago para los bancos, los proveedores de servicios transaccionales (PSP) y otras entidades que ofrecen soluciones enfocadas en los métodos de adquirencia están evolucionando de manera acelerada en todo el mundo. América Latina es un mercado en continua expansión y que ofrece posibilidades para que los comercios de la región incorporen métodos que impacten en la vida del consumidor final y atiendan sus necesidades financieras”.

BPC destaca en su informe que, para el caso de América Latina, las tres principales tendencias en los métodos de pago que se están consolidando son:

Tarjetas de crédito y débito: 

“Las transacciones basadas con estos métodos siguen siendo la principal forma de pago en América Latina, sin embargo, su penetración y uso pueden variar según el país”, analiza el vocero de BPC.

Según el VII Informe sobre la Inclusión Financiera  publicado por la Federación Latinoamérica de Bancos (Felaban), en el 2020 la región alcanzó la cifra récord de 1.000 millones de unidades en circulación, (Argentina con 41,5 millones; México, 27,7 millones; Colombia, 14,7 millones; Perú, 9,6 millones y Chile, 14,0 millones). Además, la tasa de crecimiento interanual promedio en el 2021 para las tarjetas de crédito llegó al 21%, mientras que el de las de débito estuvo cerca del 13%.

Transacciones en efectivo: 

Su uso aún es muy popular dentro de la población. Según un reciente estudio del Banco Mundial, más de la mitad de la población en la región aún prefiere usar el dinero en efectivo para realizar sus pagos.

Pagos alternativos:

Las billeteras digitales y otros métodos de pago como el Buy Now Pay Later (compre ahora y pague después), no han ganado el mismo nivel de tracción que en otras partes del mundo. Los factores económicos y socioeconómicos que influyen en la región hacen que el mercado esté en plena maduración para la inclusión de este tipo de productos.

Durante el 2021, las transacciones globales de comercio electrónico aumentaron un 14% y se prevé que su volumen supere los USD 8,3 billones para el 2025. Se espera además que más de la mitad de este gasto se produzca a través de dispositivos móviles. La tendencia de digitalización muestra cómo el comercio aumentó significativamente la demanda de innovación de soluciones de pagos para así crear experiencias de cliente fluidas, eficientes y seguras.

El informe de BPC, destacó los siguientes aspectos fundamentales en la evolución de los servicios de adquirencia:

Los comercios esperan que las organizaciones que ofrecen soluciones de pago no sean simples empresas de procesamiento transaccional; desean que también aumenten el nivel de ventas del negocio y los ayude a disminuir los costos adyacentes.

A la hora de escoger un adquirente, los comercios evalúan elementos diferenciales más allá de las comisiones. Por su parte, los bancos se están concentrando más en los servicios complementarios y en la oferta de valor que ofrecen a sus clientes, que en el simple volumen de las transacciones.

Los modelos de adquirencia se han transformado en un complejo modelo no lineal, que articula diferentes actores y capacidades para permitir a los comercios aceptar y procesar cualquier forma de pago. La funcionalidad adicional y la facilidad de implementación que estimula el nuevo ecosistema también potencia la capacidad de los negocios para cambiar de proveedor de servicios.

Modernización

Los bancos, neobancos y fintechs invierten en la modernización de los métodos de pagos para competir por nuevos negocios y oportunidades, al mismo tiempo que reducen los costes y mantienen las obligaciones de cumplimiento con el usuario.

“Hoy los comerciantes esperan de las organizaciones de procesamiento de pagos que actúen como verdaderos aliados de su negocio, que entiendan sus necesidades y que sean capaces de adaptarse a lo que sus clientes están buscando para facilitar sus procesos, garantizar la seguridad y promover la adopción de diferentes métodos de pago. La evolución del Terminal de Punto de Venta (TPV), los pagos QR, la nueva generación de POS (Datafonos) hacen parte de los beneficios que la tecnología produce en el ecosistema financiero y comercial del mundo”, concluye Mauricio Fernández.

Fuente: Enretail