https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las escuelas australianas reducen pagas para «disciplinar» a profesores no vacunados

 Fuente: Trikooba.es

Por Kit Knightly

Cientos de profesores no vacunados en el estado australiano de Queensland se enfrentan a hasta cinco meses de reducción de sueldocomo «medida disciplinaria» por negarse a ser «vacunados» contra el Covid19.

Queensland introdujo normas que obligan a «vacunar» contra el Covid a todos los profesores en diciembre de 2021. Aquellos que no cumplieran con ellas fueron puestos en licencia no remunerada e «investigados»:

En diciembre de 2021, los profesores no vacunados fueron suspendidos sin sueldo e investigados por no obedecer una orden del Departamento de Educación.

El mandato se revocó en junio de este año, pero los profesores que se reincorporen al trabajo se enfrentarán ahora a una nueva «medida de disciplina»: 18 semanas de reducción salarial.

Así es, después de haberse enfrentado a meses de suspensión sin sueldo, los profesores se enfrentan ahora a nuevas medidas punitivas por negarse a cumplir una norma que ya ni siquiera está en vigor.

En Australia se han registrado casi 10 millones de «casos» de Covid, y algo más de 13.000 «muertes» de Covid, lo que supone una tasa de letalidad de apenas el 0,1%. Sin embargo, una carta enviada a los profesores no vacunados afirma que su suspensión «mitiga» el posible daño causado por su «incumplimiento»:

Su conducta al no cumplir con las instrucciones supuso un riesgo para la salud y la seguridad de sus compañeros de trabajo, estudiantes y miembros del público que fue mitigado sólo por las medidas adoptadas por el departamento para suspenderle de sus funciones».

En su cobertura de la historia, los principales medios de comunicación repiten, sin cuestionar, las afirmaciones oficiales de que «menos del 1%» de los 48.000 miembros del sindicato de profesores de Queensland se negaron a ser vacunados, y que la política sólo afectará a 900 miembros del personal escolar.

Continúan diciendo que Australia se enfrenta a una escasez nacional de profesores (una «escasez sin precedentes» según otros informes), pero insisten en que esto «no está causado por la Covid-19«.

Sin embargo, si ese es realmente el caso, ¿por qué revertir el mandato en primer lugar? ¿Por qué acoger de nuevo a los profesores «no vacunados»? ¿O para volver a invitar al personal que «dimitió o fue despedido»?

La medida parece un compromiso. Una medida a medias puesta en marcha para castigar ostensiblemente el «incumplimiento», pero también para evitar que el sistema nacional de adoctrinamiento – perdón, de educación – se derrumbe.

Así que, aunque la historia es impactante (o lo habría sido hace 2 años), es quizás otra prueba de que la aceptación de la vacuna fue mucho, mucho más baja de lo que se informó oficialmente, y otra señal de que la narrativa de Covid fue, en cierto modo, un fracaso.



tierrapura