https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El régimen chino transporta millones de barriles de petróleo venezolano y los reetiqueta como betún malayo

 Traducido de Breitbart.com por TierraPura.org

China ha estado transportando millones de barriles de petróleo venezolano a través de una empresa estatal de defensa desde 2020, evadiendo las sanciones estadounidenses impuestas al petróleo venezolano, como parte de una medida para compensar la gran deuda del régimen socialista con el Partido Comunista Chino, informó el viernes Reuters.

Los activos extranjeros del régimen ilegítimo de Maduro y sus exportaciones de petróleo fueron fuertemente sancionados por la administración Trump en 2019. Como resultado, la petrolera estatal china PetroChina había anunciado en agosto de 2019 que dejaría de hacer compras directas de petróleo venezolano para no arriesgarse a violar las sanciones de Estados Unidos.

El informe de Reuters detalla el método que supuestamente ha estado empleando China desde noviembre de 2020 para transportar el crudo venezolano sancionado producido por la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) en el extranjero hacia China.

China dejó de reportar oficialmente las importaciones de crudo de Venezuela en octubre de 2019, pero supuestamente continuó recibiendo envíos de crudo venezolano a través de comerciantes que falsamente reetiquetaron los envíos de crudo como betún malayo, comprando un valor estimado de 3.500 millones de dólares de petróleo venezolano entre 2020 y 2021.

Fuentes anónimas dijeron a Reuters que en lugar de que PetroChina, una subsidiaria de la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC), comprara directamente el crudo venezolano, China lo ha transportado por medio de su Corporación de Ciencia e Industria Aeroespacial de China (CASIC) desde noviembre de 2020 a través de tres buques cisterna que CASIC adquirió de PetroChina en ese mismo año, y el petróleo sancionado se almacena finalmente en un depósito de tanques propiedad de PetroChina.

Emma Li, analista de la empresa Vortexa Analytics, con sede en Inglaterra, dijo a Reuters que los envíos ascienden a unos 42.000 barriles diarios, lo que representa alrededor del tres por ciento del consumo de China.

Según los datos de seguimiento de los petroleros facilitados a Reuters por la empresa de datos de mercado Refinitiv y por Vortexa Analytics, la empresa china CASIC se ha hecho con 13 cargamentos hasta ahora, lo que equivale a un total de 25 millones de barriles de petróleo que han sido enviados desde Venezuela a China a través de los petroleros de la empresa de defensa, con dos buques más que llegarán a China en septiembre.

“Estos envíos son estrictamente bajo un mandato del gobierno, donde CASIC fue designado para mover el petróleo como pago para compensar la deuda venezolana a China”, dijo la fuente anónima a Reuters.

Venezuela fue demandada por la empresa estatal china de petróleo y gas Sinopec en 2017 debido a que no pagó sus cuotas. En 2018, China concedió al régimen de Maduro, carente de efectivo, una línea de crédito adicional de 5.000 millones de dólares a cambio de futuros pagos petroleros.

Una segunda fuente anónima dijo a Reuters que, además de pagar la deuda, los cargamentos también sirvieron para pagar otros bienes como las vacunas chinas contra el coronavirus. El régimen de Maduro ha distribuido la vacuna Sinopharm de China a la mayoría de la población venezolana, mientras que la vacuna Sputnik-V de Rusia se ha reservado para los ancianos y se han distribuido casos de candidatos a la vacuna “Soberana” de Cuba a los niños.

El régimen de Maduro se ha apoyado en gran medida en China para ejercer y mantener su férreo control sobre el país, no sólo económicamente, sino a nivel logístico y tecnológico. La empresa de telecomunicaciones china ZTE ayudó al régimen de Maduro con la implementación de su sistema de Carnet de la Patria, que está fuertemente basado en el sistema de crédito social de China y que el régimen de Maduro utiliza para acumular grandes cantidades de datos personales y para controlar y distribuir raciones de combustible subsidiadas, dádivas de alimentos, estipendios de dinero y obtener datos de vacunación contra el Coronavirus.

China envió a su enviado para América Latina, Cai Wei, a reunirse con el dictador socialista este mes como contrapartida a la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (demócrata), a Taiwán.