https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La brecha no cede y las reservas no crecen

 

Mes de gestión de Sergio Massa. Pese a la mejora en ciertas variables financieras el BCRA sigue en una situación frágil.

Sergio Massa está conforme con su primer mes de gestión a bordo del Ministerio de Economía. Desde el anuncio de su designación el 27 de julio, los bonos en dólares subieron hasta 22%, las acciones del Merval tuvieron una mejora de 33% y los tipos de cambio paralelos retrocedieron hasta 14%. La sensación puertas adentro es que se frenó el pánico y se desinfló el dólar blue desde el pico de US$ 350 a $ 290, un valor todavía elevado.

El diagnóstico, según informes que circulan en despachos oficiales, es que la economía empieza a navegar un sendero de «estabilización» gracias al cambio de gabinete y las medidas, que incluyeron el freno de la emisión monetaria, el sacudón en las tasas y un recorte del gasto de $ 128.000 millones. Ese volantazo -creen- «entusiasmó» a los inversores.

Los economistas del sector privado no son tan optimistas en cambio. Todavía ven un escenario frágil, sobre todo en el frente cambiario.

«Los datos muestran una mejora, marcan la salida de la crisis, y además hubo una mejora a nivel internacional porque habías tenido una caída muy fuerte por las idas y vueltas de la FED con las tasas, entonces estás mejor que con Silvina Batakis y volviste a los niveles de Martín Guzmán, pero eso no quiere decir que estás estabilizado, la brecha cambiaria es más alta que antes de la salida de Martín Guzmán», advirtió Sebastián Menescaldi, de EcoGo.

El margen entre el dólar mayorista y el financiero (CCL) pegó un salto a fines de junio, cuando el Banco Central restringió aún más las importaciones para cumplir la meta de reservas con el FMI. La medida, sumada a la corrida en los bonos, disparó el dólar y la inflación, y terminó por eyectar a Guzmán. Luego, con Batakis, la brecha tocó el 150% el 22 de julio, y, con Massa bajó al 108%, pero sin alcanzar nivel previo a la renuncia de Guzmán, de 101%.

Las reservas es otro foco de preocupación.

Por menores pagos de importaciones de energía y una leve mejora en la liquidación de divisas del campo, el Banco Central lleva 13 ruedas consecutivas de compras en el mercado de cambios. Pero aún así acumula en agosto un saldo negativo de US$ 525 millones y desde el desembarco de Massa, se perdieron cerca de US$ 1.600 millones de reservas netas, según Ecolatina.

«Está cerrando un primer mes de giro programático de mayor racionalidad, sin un plan detrás, pero con señales más contundentes fiscales y monetarias, vemos una relativa calma en el frente de financiero con los dólares libres estabilizándose y un Banco Central que logró frenar el drenaje de reservas, la brecha bajó pero continua en niveles incompatibles por el nivel exiguo de reservas», señaló Santiago Manoukian, jefe de Research de Ecolatina.

Elevadas perspectivas de devaluación

Si bien el BCRA aceleró el ritmo de depreciación en los últimos días al 90% efectivo anual, las expectativas de devaluación siguen elevadas. Con más de US$ 7.000 millones de contratos pactados en dólar futuro por el Central, las posiciones a octubre superaron una tasa anual efectiva del 200%, equivalente a una suba del 9,6% mensual durante 12 meses -muy por encima de la inflación-, un nivel que para los analistas luce poco probable.

«Si bien las expectativas de devaluación bajaron en el margen, siguen altas, no hay aún cambios en las reservas y en el flujo prospectivo de ingresos y pagos en dólares para que un salto en la devaluación tenga una probabilidad baja. Las medidas lograron contener las expectativas pero la economía continua muy frágil y en medio de una crisis que se no se resuelve de un día para el otro», dijo Claudio Caprarulo, director de Analytica.

Hacia adelante, en tanto, se esperan cuatro meses desafiantes. Según los analistas del sector privado, la situación podría forzar al Gobierno a endurecer el cepo y, si no funciona, a tomar alguna medida cambiaria, como el desdoblamiento.

En búsqueda de dólares. El ministro de Economía irá a Estados Unidos en septiembre a buscar respaldo.

Fuente: Clarín