https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Tras los anuncios de Batakis, la CGT le hace una primera advertencia y convocaría una marcha por la inflación

 En medio de la crisis cambiaria y en un clima de instabilidad financiera, con Silvina Batakis recién aterrizada en el ministerio de Economía, el Gobierno recibiría una primera advertencia fuerte de la CGT. La central obrera definiría el jueves una movilización por la escalada inflacionaria.

La Comisión Directiva de la CGT se reunirá en la sede de UPCN. La movilización gremial, luego de casi tres años alejados de las calles, sería para fines de julio o para el mes de agosto.

Los anuncios del lunes de Silvina Batakis, con eje en la promesa de cumplir los acuerdos con el FMI, constituyeron una señal amplia pero poco efectiva a los mercados, antes que medidas concretas para enfrentar el delicado cuadro económico y contener, sobre todo, la trepada de precios. Mientras la ministra se instala en su cargo, el kirchnerismo por ahora mantiene un tenso silencio.

Este martes, uno de los secretarios generales de la CGT y líder del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, cargó contra la funcionaria. «Batakis es la continuidad de Martín Guzmán, cumplirá el acuerdo con el FMI. Ha querido mandar un mensaje al mercado, a los bancos, me parece bien pero creo que el mayor mensaje se lo tienen que dar a los millones de argentinos que hoy la están pasando mal«, afirmó el sindicalista cercano a Cristina Kirchner.

«Yo hablo con el Presidente y los ministros, pero no hay respuestas. Puedo juntarme 200 veces a charlar pero tenemos también que llevarle respuestas a los que representamos. Para sacarme una foto, no quiero reunirme todos los días si no llevo respuestas», señaló sobre su relación con el Gobierno de Alberto Fernández.

En esa línea, el jefe sindical preanunció la movilización que impulsará en la reunión de la CGT del jueves: «Hay una necesidad, de parte de la CGT, de una movilización. Seguramente se va a discutir en los próximos días para reclamarle a los generadores de precios que paren y que se dejen de joder de aumentar los alimentos todos los días y también para el gobierno que escuche los reclamos de distintos sectores del movimientos obrero«, sostuvo.

«Seguimos apostando al gobierno de Alberto y Cristina, hicimos todo para derrotar a la derecha, los seguimos bancando hasta el último día pero también que escuchen los reclamos que están llevando los sectores que la están pasando mal», advirtió el gremialista.

Mientras la CGT define si se moviliza o no, movimientos sociales opositores y gremios estatales comenzarán este miércoles una serie de protestas en la calle.

El jueves, la Unidad Piquetera de izquierda irá a la Plaza de Mayo a reclamar una reunión con Silvina Batakis y amenaza con realizar un acampe. La Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), alineada con el oficialismo, se movilizará frente al Congreso nacional en reclamo de una serie de proyectos y como un mensaje hacia la interna tras la ofensiva K contra los movimientos sociales.