https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Nuevas medidas: ¿qué es la Ley de Administración Financiera y por qué el Gobierno buscará modificarla?

 Fue uno de los anuncios de Batakis y tendría que pasar por el Congreso. Por qué puede poner a prueba la "tregua" oficialista y cómo se para la oposición


Entre los anuncios realizados por la ministra de Economía, Silvina Batakis para tratar de tranquilizar a los mercados se destacó la decisión de modificar la Ley de Administración Financiera. Esto podría ser el corazón de una política tendiente a ajustar el gasto del Estado sin afectar variables más sensibles de la economía, pero tendrá que ser aprobada por el Congreso.

La Ley de Administración Financiera (24.156) es la que establece y regula el conjunto de normas y procedimientos administrativos del Estado y sus recursos, así como los sistemas de control del sector público nacional. Alcanza tanto a la Administración Nacional, como a las empresas y sociedades estatales, entes públicos y fondos fiduciarios.

Al anunciar que buscarán modificar esa norma clave para el funcionamiento del Estado, Batakis indicó que el objetivo es "poder darle más eficiencia a cada una de las erogaciones del el sector público". La ministra complementó esta definición con la idea de extender el congelamiento de la contratación de empleados públicos a todos los organismos descentralizados estatales.

De esta manera, la eventual modificación de la Ley de Administración Financiera podría ser una herramienta central para llevar a cabo un control más férreo del gasto y un ajuste en el sector público, buscando el "equilibrio fiscal" -concepto defendido por Batakis- y tratando de no afectar erogaciones más delicadas como el llamado "gasto social" que abarca jubilaciones, pensiones y planes sociales.

La modificación a la Ley de Administración Financiera abriría la puerta a un ajuste en el Estado 

Sin embargo, la medida deberá traducirse en un proyecto de ley que tendrá que ser aprobado por el Congreso. Este futuro debate podría ser una primera prueba para la recién acordada "tregua" entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner, que tiene alineados detrás de su figura a numerosos diputados y senadores.

¿Por qué el Gobierno intentará modificar la Ley de Administración Financiera?

Si bien los detalles del futuro proyecto todavía no se conocen, en la conferencia de prensa que brindó junto a los otros funcionarios del área económica del Gobierno, Batakis adelantó que apuntará a establecer "un sistema de cuenta única como sucede en la mayoría de las provincias" del país.

La ministra precisó que este sistema garantiza al Ministerio de Economía "poder planificar la utilización eficiente de los recursos del Estado". Para ello, según indicó, se intentarán hacer cambios en la Ley de Administración Financiera y mencionó puntualmente el artículo 8, que es el que define quiénes integran el Sector Público Nacional.

Allí se encuentran la Administración Nacional; los organismos como la Anses y el PAMI; las Empresas y Sociedades del Estado y los Entes Públicos, donde se inscriben organizaciones como YPFAerolíneas ArgentinasAysaFabricaciones Militares Trenes Argentinos, entre muchas otras; y los Fondos Fiduciarios integrados total o mayoritariamente con bienes del Estado nacional.

La medida tendría que pasar por el Congreso y puede poner a prueba el respaldo del kirchnerismo a la nueva ministra

Según Batakis, la idea es "utilizar el artículo 8 para poder incluir todos los efectivos que tienen cada uno de los distintos organismos dentro de la planificación de efectivos que tiene el Estado Nacional". En este sentido, el proyecto podría estar apuntado a centralizar el control de gastos y recursos de las distintas áreas del Sector Público Nacional.

"Esto nos va a dar a lo largo del año por lo menos 600 mil millones de pesos", remarcó la ministra al anunciar una serie de medidas y decisiones que sugieren el inicio de un ajuste en el Estado y que, según dejan trascender en el oficialismo, cuentan con el respaldo de todos los miembros del Frente de Todos incluido el kirchnerismo.

El desafío en el Congreso: ¿mantendrá la unidad el oficialismo?

La tropa legislativa de Cristina Kirchner siempre se identificó con las críticas a la mirada ortodoxa de la economía y de ajuste del gasto público. Incluso, en el pasado de la gestión kirchnerista los discursos en el Congreso planteaban controversia sobre la palabra "gasto" e impulsaban su reemplazo por "inversión pública".

Si el proyecto busca efectivamente un control general del gasto público que permita hacer ajustes, podría poner a prueba en el Congreso el acuerdo al que arribaron Alberto Fernández, la vicepresidenta y Sergio Massa para bajar el tono de las discusiones internas, urgidos por una crisis económica que los preocupa.

En principio, los anuncios serían respaldados por el kirchnerismo en atención a la "tregua" política con Fernández

Al afirmar que todos los organismos del Estado "tienen que estar contemplados en el manejo eficiente del Presupuesto y de las erogaciones" y prometer que el Gobierno no va a "gastar más de lo que tiene", Batakis sugirió que la decisión va en ese sentido.

Inmediatamente después de la conferencia de prensa, el armisticio del Frente de Todos pareció respetarse. Distintas fuentes deslizaron a lo largo de la jornada que las medidas anunciadas por la nueva ministra forman parte del acuerdo y que, al menos en las formas, es lo que había que hacer en este momento. Si se cumplen o no, será otra discusión.

La reacción opositora y el debate que viene

Modificar la Ley de Administración Financiera necesitaría de una mayoría simple, es decir, la mitad más uno de los presentes tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado. Si el oficialismo mantiene la unidad y no se da una situación como la que desencadenó el acuerdo con el FMI, no le sería imposible alcanzar ese número. Sin embargo, la oposición también juega.

En la Cámara de Diputados es donde la pulseada entre el Frente de Todos Juntos por el Cambio está más pareja y el principal interbloque opositor ya expresó sus críticas a las medidas de Batakis. Una de sus voces estelares en materia económica, Luciano Laspina, le prestó especial atención al anuncio sobre la Ley de Administración Financiera.

Laspina, una de las voces económicas centrales de Juntos por el Cambio, objetó los anuncios de Batakis

Al referirse a los anuncios generales, Laspina sostuvo que "el gasto público nacional es un monstruo de varias cabezas que no se controla ‘sentándose sobre la caja’" sino con "reformas estructurales basadas en leyes", al tiempo que pidió derogar "las leyes pro-gasto" y metió una cuña en el debate de la "nueva moratoria previsional" que aprobó el Senado y espera tratamiento en Diputados.

Respecto de la eventual modificación de la Ley de Administración Financiera, el diputado santafesino y referente económico de Juntos por el Cambio planteó: "Nota técnica. Si no entiendo mal, Batakis debería reformar el artículo 80 (…) que instituye el sistema de ‘caja única’ para la Administración Nacional, para ampliarlo al Sector Público Nacional. No entiendo por qué mencionó el artículo 8".

Congelar la contratación de personal: ¿coincidencia entre oficialismo y oposición?

Inmediatamente después de anunciar cambios a la Ley de Administración Financiera Batakis señaló que también la "implementación del congelamiento de personal que hoy está vigente se amplíe a todos los organismos del Estado, no solamente a la administración centralizada".

Si bien buena parte de las figuras parlamentarias de Juntos por el Cambio criticaron los anuncios de la ministra, este en particular fue bien recibido por los referentes de la Coalición Cívica, que incluso anticiparon su acompañamiento para una eventual votación sobre el tema en el Congreso.

A través de Twitter, el jefe del bloque de diputados de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, recordó que ese espacio político liderado por Elisa Carrió presentó a principios de año un proyecto que propone congelar la planta de empleados estatales actual por cuatro años y expresó: "Estaremos en el Congreso para votar este proyecto cuando quieran".

Su compañero de bancada y presidente del partido, Maximiliano Ferraro, se sumó: "Si van a congelar el ingreso de personal al Estado y a todos los organismos descentralizados, en el Congreso tenemos este proyecto".

En tanto, legisladores como el presidente del interbloque de senadores de Juntos por el Cambio, Alfredo Cornejo, calificaron los anuncios como "vagos y sin precisiones".


iprofesional