https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

No hay un gran activo en el que protegerse

 Las últimas 8 veces que el S&P 500 bajó en un año calendario, los bonos terminaron el año al alza, amortiguando el golpe. Ha sido una historia muy diferente hasta ahora en 2022 con acciones y bonos con una caída de más del 10%, algo que nunca habíamos visto en un año.

El resultado: una caída del 16% en la cartera de acciones/bonos de EE.UU. 60/40, con diferencia el peor comienzo de un año en la historia.



capitalbolsa

contador