https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

METROGAS - Diferencias entre fugas o escapes de gas, con intoxicaciones por monóxido de carbono


FUGAS O ESCAPES DE GAS

Para comenzar, es necesario definir al gas natural como un hidrocarburo compuesto por una mezcla de gases naturales con toxicidad nula. El mismo se distribuye por cañerías a industrias, usinas y hogares residenciales. 

No tiene olor distintivo por lo que se odoriza para que pueda percibirse y así advertir fugas o escapes.

Estos incidentes se pueden dar por falta de mantenimiento en la red interna, artefactos dañados, descuidos por mal uso, o instalaciones en mal estado, por antigüedad o por el uso de materiales antirreglamentarios. 
Como consecuencia de ellos pueden producirse incendios, explosiones o asfixia. 

Ante un escape de gas menor es indispensable cerrar la llave de paso, verificar que los artefactos estén correctamente cerrados y llamar a un gasista matriculado para arreglar la fuga o pérdida.

En caso de que se trate de un escape de mayor magnitud -sentir mucho olor a gas, soplido o explosión- evacuar el lugar o la vivienda y llamar a la empresa distribuidora y a emergencias.


CONCENTRACIÓN DE MONÓXIDO DE CARBONO

A diferencia del gas natural, el monóxido de carbono es un gas tóxico que se produce por la mala combustión de un artefacto y a determinados niveles de concentración y periodo de exposición, puede causar dolor de cabeza, mareos, vómito, palpitaciones e incluso la muerte. Se lo denomina “el enemigo silencio”, ya que carece de olor, sabor, color y, además, no irrita ojos ni nariz.
Ingresa por vía respiratorias a los pulmones y en sangre se une a la hemoglobina por tener una afinidad entre 220 / 270 mayor que el oxígeno. Se forma así carboxihemoglobina que es incapaz de transportar oxígeno a las células del cuerpo, empezando así la muerte de estas.
Es primordial actuar rapidez en el caso que se sospeche de una posible intoxicación: ventilar los ambientes, trasladar a la persona afectada a un lugar abierto y fresco y llamar al servicio de emergencias. 
Consejos claves para prevenir accidentes por monóxido de carbono

  • Instalar y hacer revisar periódicamente los artefactos por un gasista matriculado. 
  • Todas las Distribuidoras tienen listados a disposición de los clientes con la nómina de instaladores matriculados de acuerdo con categorías que se otorgan para ejecutar determinados tipos de trabajos
  • Asegurarse que el color de la llama que emite el artefacto a gas sea uniforme y de color azul. Si su tonalidad es anaranjada, indica que funciona en forma defectuosa
  • Asegurarse la ventilación permanente de los ambientes (a través de rejillas compensadoras reglamentarias) 
  • Verificar que los conductos de ventilación de un artefacto no tengan ningún tipo de angostamiento, escalonamiento o acople en su recorrido hacia el exterior. Cualquier tipo de obstrucción –como los nidos de pájaros o roedores- generará que el CO se acumule y vuelva al interior de la vivienda
  • No colocar artefactos a gas en baños o dormitorios, salvo que sean de tiro balanceado.
  • Los artefactos de tiro balanceado NO deben dirigir sus gases quemados a ambientes cerrados. 
  • No utilizar hornallas y hornos de la cocina para calefaccionar el ambiente.
  • Al comprar un artefacto, verificar que esté aprobado por un organismo certificador. Debe tener adherida la oblea con el sol naciente que dice “Gas”.