https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las armas occidentales permiten a Ucrania contraatacar a los rusos para recuperar Jersón

 


El bombardeo del Ejército ucraniano de un puente en Jersón sobre el río Dnipro, clave para el suministro de esta ciudad del sur de Ucrania, incrementa las expectativas de su recuperación por Kiev en medio de una difícil situación humanitaria. Una reacción en la que tienen mucho que ver las armas de Occidente, con los sistemas de misiles HIMARS como clave del asunto. Mientras, las tropas rusas endurecen sus controles para localizar a los partisanos locales. 

Ucrania se dispone a lanzar una gran contraofensiva en el sur ocupado. Ahora, el único puente para automóviles sobre el río en Jersón está cerrado al transporte. Las nuevas autoridades rusas reconocen que los ataques de artillería del Ejército ucraniano culminaron en el más destructivo en la noche del miércoles. Los sistemas de cohetes de artillería de alta movilidad son los que están dando la vuelta a la situación a favor de los ucranianos, como señalan funcionarios ucranianos. 

En cuentas locales de Twitter se asegura que los rusos han comenzado a instalar un pontón provisional para el suministro de sus tropas al oeste del río. Según afirma en Telegram el analista militar Mykola Bielieskov, las tropas rusas al oeste del río son las más vulnerables del Ejército ruso en Ucrania porque sus únicos enlaces logísticos, cuatro puentes sobre el Dnipro, han sido objeto de recientes ataques ucranianos.

[Ucrania bombardea el puente Antoniv al sur de Jersón, clave para los suministros rusos]

Un camión de las fuerzas prorrusas, aparcado en la localidad de Jersón, en el sur de Ucrania

Un camión de las fuerzas prorrusas, aparcado en la localidad de Jersón, en el sur de Ucrania Alexander Ermochenko Reuters


el español