https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El mercado califica de “cósmetico” el anuncio de Batakis

 La sensación generalizada es que los simples enunciados, más allá de ir por el carril correcto (específicamente en el tema del gasto y mantenerse bajo el paraguas del Fondo), lejos están de poder revertir el escepticismo con el Gobierno de Alberto Fernández.

“Cosmético”, “insuficiente”, “ver para creer” y “más de lo mismo” fueron las palabras más escuchadas entre banqueros y operadores locales y del exterior luego de los anuncios del “plan” económico de Silvina Batakis y la reacción de los distintos activos argentinos.

La sensación generalizada es que los simples enunciados, más allá de ir por el carril correcto (específicamente en el tema del gasto y mantenerse bajo el paraguas del Fondo), lejos están de poder revertir el escepticismo con el Gobierno de Alberto Fernández, a pesar del pedido explícito del presidente para que “el mercado entienda” que esta vez va en serio.

En el exterior fueron más categóricos para dinamitar cualquier intención oficial. “Esto no es un plan”, avisó Jorge Piedrahita, CEO de Gear Capital Partners en Nueva York.

“Algunos comentarios me recuerdan a lo que decían los ministros de Venezuela. Por ejemplo, tratar de minimizar el dólar blue. Pero más allá de eso, estamos frente a unas pocas acciones insuficientes que no están bien definidas en cuanto a sus tiempos de implementación”, afirmó.

Piedrahita, que pasó por el Citi y la compañía Ford Motor, añadió que algunos comentarios “nada de lo mencionado por Batakis es una solución a los desbalances macro”.

“En resumen, no tuvo credibilidad y fue una oportunidad perdida. Lo enunciado no modifica las decisiones de los agentes económicos y la falta de credibilidad continúa”, alertó el CEO de Gear Capital Partners.

En el mismo nivel de escepticismo, Diego Ferro, presidente de M2M Capital Management en Nueva York catalogó el anuncio de “cosmético”. “Nada particularmente distinto de lo que Guzmán trataba de hacer, infructuosamente”, sostuvo. ¿Fue el famoso ‘too little, too late’? (demasiado poco, demasiado tarde), preguntó este columnista. “Ni lo llamaría ‘too little’, pero es claramente ‘too late’”, respondió Ferro.

El financista, uno de los argentinos con más experiencia en Wall Street, dice que tampoco lo movilizó el hecho de que la ministra haya intentado hacer pie el tema fiscal como ancla de la crisis. “Guzmán no decía nada del déficit para poder bajarlo después. Batakis lo dice pero no lo va a poder hacer. Este gobierno tiene credibilidad negativa, ni siquiera cero”, disparó Ferro.

En el ámbito local fueron menos negativos pero tampoco hubo mucho entusiasmo. El Banco CMF donde ahora tienen como estrella rutilante al ex BCRA Gustavo Cañonero como su director y portfolio manager, dicen que a priori los anuncios son una reacción positiva que puede generar alguna calma relativa en el mercado de deuda de corto plazo.

“Sin embargo, una estabilidad duradera requerirá cumplir con la prudencia fiscal anunciada, así como convalidar tasas por sobre el 70% en base a los últimos datos inflacionarios. La pregunta válida es si esta rotunda confirmación de un sendero fiscal y monetario en línea con el programa acordado con el Fondo Monetario Internacional es un deseo o una verdadera demostración de convicción. Los datos revelarán la verdad”, remarcan.

Los activos argentinos en Wall Street siguieron la corriente bajista y no se inmutaron del pedido oficial para que el mercado ahora sí le crea al Gobierno de Alberto. Salvo algunos papeles que recuperaron durante la tarde, el clima general fue de corrección tanto en acciones como en los bonos. El riesgo país subió levemente y sigue en terreno de default: 2.670 puntos básicos.

Tampoco se vieron muy influidos los dólares implícitos. El MEP se mantuvo con oscilaciones y pudo negociarse en torno a los $285 mientras que el CCL apenas se movió contra el viernes y se consiguió en los $300 por dólar.

“El mensaje de Batakis de seguir en línea con el FMI es positivo. Las medidas anunciadas no trajeron ninguna sorpresa y esto ayuda a evitar profundizar aún más los ruidos actuales. Sin embargo, creemos que no son suficientes para corregir los desequilibrios actuales. Además, faltan detalles sobre la implementación de varias de estas medidas en la práctica para entender la magnitud de su efecto en los números fiscales”, destacó Portfolio Personal Inversiones (PPI).

Fuente: El Economista