https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Cómo Fauci y su equipo manipularon la “ciencia de los bloqueos y el distanciamiento social”

 La Dra. Deborah Birx admitió en su nuevo libro cómo ella y Anthony Fauci falsificaron la ciencia de los bloqueos y el distanciamiento social y prácticamente estaban disparando desde la cima.


Traducido de greatgameindia.com por Tierra Pura.org

La Dra. Deborah Birx, ex asesora del presidente Trump sobre el Covid-19, hizo recientemente varias admisiones sorprendentes. En primer lugar, declaró al Daily Mail que el Covid-19 podría haber sido creado por científicos chinos “que trabajan en vacunas contra el coronavirus” y que “salió de la caja listo para infectar” cuando llegó a Wuhan, China, en 2019.

Cuando se trataba de órdenes nacionales como “dos semanas para detener la propagación” y medidas de distanciamiento social, Birx y el Dr. Anthony Fauci prácticamente disparaban desde la cima, como explica Jesse Waters de Fox News. Birx lo reconoció en su nuevo libro.

Waters afirmó que Fauci y Birx “estaban mintiendo al presidente y al pueblo estadounidense sobre sus protocolos de COVID”, y que Birx “admitió haber inventado cosas”.

“Apenas convencimos a la administración Trump de que aplicara nuestra versión del bloqueo de dos semanas, estuve tratando de averiguar cómo extenderlo”, escribe Birx en la primera mentira, “15 días para detener la propagación”.

“Así que esos 15 días para frenar la propagación no eran más que una mentira solapada, para poder encerrarnos durante más tiempo”, opina Waters. “Y si te atrevías a salir de tu casa, nos decía Birx, la única forma de estar a salvo era respetando el distanciamiento social”.

Para lograr esto, Birx escribe: “Me había decidido por 10 pies (3 metros) sabiendo que incluso eso era demasiado, pero pensé que diez sería al menos aceptable para la mayoría de los estadounidenses: lo suficientemente distante como para permitir la mayoría de las reuniones de la familia inmediata, pero no lo suficiente para grandes cenas y, críticamente, grandes bodas, fiestas de cumpleaños y otros eventos sociales masivos”.