https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Batakis recibió en Washington un claro mensaje del FMI, mientras vuelve a hablarse de cambios en el Gabinete

 Silvina Batakis mantuvo su primera ronda de contactos en Washington y recibió la señal esperable del FMI: con forma de respaldo a los lineamientos anunciados en su primer día de gestión, el organismo internacional ratificó la necesidad de que la Argentina cumpla con los compromisos de ajuste. Su visita fue seguida de cerca desde Olivos, en medio de renovadas especulaciones sobre un cambio amplio en el Gabinete.

La ministra de Economía mantuvo un encuentro con David Lipton y con funcionarios del Departamento del Tesoro. Las preguntas giraron en torno del modo en que Batakis piensa llevar adelante el acuerdo con el Fondo, tal como anunció la propia funcionaria tras haber asumido en reemplazo de Martín Guzmán.

Después, llegó el turno de la reunión con Kristalina Georgieva. La directora gerente del FMI difundió luego un comunicado dando la “bienvenida” a Batakis y destacando los “esfuerzos iniciales (de la ministra) para fortalecer la sostenibilidad fiscal”. Y agregó: “Acordamos la importancia de la implementación decisiva del programa para abordar los desafíos económicos y sociales de Argentina”.

De ese modo, quedarían ratificadas las metas de reducción del déficit fiscal, baja sustantiva de la emisión monetaria y tasas reales positivas, entre otros puntos. Fuentes oficiales dicen que, en realidad, el Gobierno deberá renegociar esos objetivos.

En paralelo, Alberto Fernández espera que las señales de los encuentros de Batakis en Washington generen “tranquilidad” de los mercados, mientras intenta acordar con Cristina Fernández de Kirchner algunas medidas para contener el dólar y reforzar las reservas.

El último encuentro del Presidente y la vice en Olivos, el fin de semana, habría reavivado la idea de un cambio de gabinete profundo, con Sergio Massa en lugar central. Serían analizadas la fusión de algunas carteras e incluiría otros movimientos, con nuevos destinos para Juan Manzur y Santiago Cafiero.

El oficialismo busca cerrar filas con un discurso de denuncia de movidas “golpistas” y especulaciones en torno del dólar. Necesita ordenarse a pesar de que se mantienen las divisiones y tensiones internas.

Esas batallas se proyectan a distintos ámbitos. Han cruzado a los movimientos sociales y son visibles de manera cada vez más evidente en el terreno sindical. Para este martes, están previstos dos acos de dirigentes de la CGT para recordar a Evita.

El primero, en la sede cegetista, tendrá en primera fila a Héctor Daer, Carlos Acuña y referentes de los sectores llamados gordos e independientes. Contaría con presencia del Movimiento Evita. El otro, frente al ministerio de Desarrollo Social, será protagonizado por dirigentes del ala dura y kirchneristas, entre ellos Pablo Moyano, Sergio Palazzo y Hugo Yasky, de la CTA.