https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Argentina, en tensión A los gritos de “Ladrón hijo de puta”, escracharon a Jorge Ferraresi saliendo de Casa Rosada

 Jorge Ferraresi, Claudia Neira y otros dirigentes políticos que fueron ayer a la Casa de Gobierno recibieron insultos y agresiones. El preocupante resultado del descontento de una Argentina en constante tensión.

Ayer, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi, fue escrachado en forma violenta durante su salida de la Casa Rosada por un grupo de personas que se manifestó en plaza de Mayo con cacerolas y banderas de Argentina. ​Insultos de todo tipo le llovieron al funcionario nacional, quien solo atinó a mirar de reojo a sus detractores.

“Ladrón hijo de puta”, “Peronista hijo de puta”, “No van a caminar tranquilo por la calle nunca más, basuras, comunistas que le cagan la vida al pueblo, la puta que los parió se ponen el barbijo porque no se animan ni a mostrar la cara”, “Vaciaste Avellaneda”, “Chorro Ferraresi” fueron algunas de las cosas que tuvo que oír el ex intendente de Avellaneda.

Cabe destacar que, incluso, una mujer intentó pegarle a Ferraresi desde atrás, pero no logró hacerlo. “Te mereces que te caguen bien a trompadas”, dijo una de las personas que se manifestó mientras seguía los pasos del dirigente peronista por la emblemática plaza de Mayo.

TAMBIÉN LE TOCÓ A UNA LEGISLADORA

Las mismas agresiones recibió una legisladora porteña del Frente de Todos, Claudia Neira, ingresando a Casa Rosada, y otros dirigentes políticos. El grupo de personas que participó del escrache permaneció en el exterior de la Casa Rosada para mostrar su rechazo a la alianza gobernante.

Este hecho se enmarca en lo acontecido en los últimos días: la renuncia del ministro de Economía, Martín Guzmán, y el cimbronazo que esto generó en el ya golpeado bolsillo del argentino promedio. En dicho marco, quienes ya rechazaban a Alberto Fernández y su equipo no hicieron más que incrementar su bronca, organizándose para manifestarse. 


(www.REALPOLITIK.com.ar)