https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Suben las bolsas europeas, mientras la reapertura de China compensa los temores sobre las tasas de interés

 Las acciones europeas subieron con fuerza el lunes, ayudadas por los bancos y las acciones vinculadas a las materias primas, mientras que los inversores estaban atentos a los datos de inflación de EE.UU. y los detalles de una reunión del Banco Central Europeo a finales de esta semana.

El índice Euro Stoxx 50 avanza un 1,52%, mientras que el Ibex 35 asciende un 1,28% hasta los 8.836,3 enteros. Las bolsas europeas cerraron con moderadas caídas la semana pasada por las preocupaciones sobre el crecimiento económico, en medio del aumento de los precios y las apuestas de endurecimiento de la política monetaria por parte de los principales bancos centrales.

Los bancos, que normalmente se aprecian en un entorno de tasas de interés altas, subieron un 2,4 por ciento el lunes.

Las mineras subieron un 2,0 por ciento, mientras que las acciones de lujo también avanzaron. Ambos sectores obtienen una demanda significativa de China y aumentaron después de que las autoridades suavizaran más restricciones en Beijing y Shanghái.

Las compras de esta mañana están siendo impulsadas por la relajación de las restricciones de Covid-19 en China, y los sólidos datos de empleo de EE.UU. de la semana pasada disiparon algunas preocupaciones de que el endurecimiento agresivo de la Reserva Federal de EE. UU. lleve a la economía de EE. UU. a una recesión, dijo Stuart Cole, macroestratega jefe de Equiti Capital. .

El Banco Central Europeo anunciará el fin de las compras de bonos esta semana y comenzará formalmente la cuenta regresiva para un aumento en los costos de los préstamos en julio, uniéndose a sus pares globales que endurecen la política monetaria frente a la fuerte inflación. El banco central está listo para fortalecer su compromiso de apoyar a los mercados de deuda vulnerables de la zona del euro si se ven afectados por una venta masiva, informó Financial Times.

“La liquidez se va a acabar en el mercado y eso significa que tendrá un impacto en los mercados de valores”, dijo Charu Chanana, estratega de mercado de Saxo Capital Markets, en Bloomberg Television. "Esperamos que la caída en los mercados de valores todavía tenga algo de espacio por recorrer".

Por otra parte, la libra ganó y los gilts cayeron, ya que los operadores restaron importancia a los riesgos en torno a un voto de confianza sobre el liderazgo del primer ministro británico, Boris Johnson.

Los precios del petróleo subieron después de que Arabia Saudita aumentara considerablemente los precios de sus ventas de crudo en julio, un indicador de cuán ajustado es el suministro incluso después de que la OPEP+ acordara acelerar los aumentos de producción en los próximos dos meses.

Gregory Perdon, codirector de inversiones de Arbuthnot Latham, dijo que los inversores deben sopesar factores bajistas como la inflación, el aumento de las tasas, la guerra en Ucrania y un dólar más alto frente a una política monetaria aún acomodaticia, un crecimiento económico bueno aunque lento y el estímulo chino.

"En general, creo que asumir riesgos en este entorno será más gratificante que apostar contra activos de riesgo", dijo Perdon.

"Tuvimos siete de ocho semanas de negatividad en el S&P 500 y es probablemente un punto de entrada decente en términos de agregar riesgo a las carteras, suponiendo que no tenga demasiado riesgo para empezar". El sentimiento fue ayudado por los comentarios de la Secretaria de Comercio de EE.UU. para ver la opción de levantar algunos aranceles a las importaciones chinas.

La perspectiva de que las tasas del BCE se vuelvan positivas este año ayudó al euro a subir a $1.0724, algo lejos de su mínimo reciente de $1.0348, aunque ha tenido problemas para despejar la resistencia alrededor de $1.0786.

El euro también alcanzó un máximo de siete años contra el yen en 140,39, luego de subir un 2,9% la semana pasada, mientras que el dólar se mantuvo en 130,67 yenes, habiendo ganado también un 2,9% la semana pasada.

Frente a una cesta de monedas, el dólar se situó en 102, con pocos cambios en el día, después de afirmarse un 0,4% la semana pasada.

Después del BCE el jueves, los mercados analizarán el informe de precios al consumidor de EE.UU. al día siguiente, especialmente después de que la inflación de la UE sorprendiera a muchos con un récord la semana pasada.

Las previsiones apuntan a un fuerte aumento del 0,7 % en mayo, aunque se prevé que el ritmo anual se mantenga en el 8,3%, mientras que la inflación subyacente se desacelerará un poco hasta el 5,9%.

El oro cotizaba a 1.854 dólares la onza, una subida del 0,2%, tras haberse mantenido en un rango estrecho durante las últimas dos semanas.



capitalbolsa