https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Michael Wilson, de Morgan Stanley, espera una caída del 17% de las acciones para mediados o finales de agosto

 El debilitamiento de las previsiones de beneficios corporativos puede ser el último obstáculo para las acciones de EE.UU., que probablemente caigan más antes de tocar fondo durante la temporada de resultados del segundo trimestre, según los estrategas de Morgan Stanley.

“En ausencia de un impacto obvio como una recesión, las empresas tardan en orientarse a la baja”, escribieron estrategas dirigidos por Michael Wilson en una nota el lunes. "Esta vez no debería ser diferente, lo que significa que las acciones pueden mantenerse en los niveles actuales hasta la temporada de resultados del segundo trimestre, cuando es probable que comience y termine el siguiente tramo a la baja".

Wilson ha estado entre los bajistas más prominentes de Wall Street y predijo correctamente la última caída del mercado, que fue alimentada por la preocupación de que una Reserva Federal agresiva llevaría a la economía a una recesión. Un sólido informe de empleo el viernes avivó aún más esas preocupaciones y llevó al S&P 500 a su octava caída semanal de nueve.

Wilson pronostica que el índice de referencia de EE.UU. se negociará cerca de 3400 a mediados o finales de agosto, lo que implica otro 17% a la baja desde su último cierre. El 5% más grande de las acciones del S&P 500 aún cotiza a una prima mediana del 40% respecto a los niveles previos a la pandemia en comparación con el 17% del índice más amplio, dijo.

“Esto también presenta potencialmente un escenario a la baja, donde estas acciones podrían ser el último zapato a caer antes de que salgamos del mercado bajista actual”, escribió el estratega en la nota.

A nivel sectorial en los EE.UU., Wilson dijo que las estimaciones de ventas minoristas de alimentos y productos básicos se han "colapsado" en las últimas cuatro semanas. El hardware tecnológico y de consumo discrecional también han visto debilidad en los pronósticos, mientras que el sector inmobiliario ha visto las revisiones positivas más fuertes durante el último mes, dijo.

En Europa, también, los riesgos para las ganancias corporativas están aumentando, según los estrategas de Sanford C. Bernstein Sarah McCarthy y Mark Diver, quienes dijeron el lunes que una gran reducción de márgenes puede estar en el horizonte a menos que la creciente demanda de los consumidores y las ventas puedan persistir para contrarrestar la alta inflación.

Aun así, no todo el mundo es pesimista. Los estrategas de JPMorgan Chase & Co., incluido Mislav Matejka, siguen siendo optimistas con respecto a las acciones y dicen que "la relación riesgo-recompensa fundamental para las acciones probablemente mejore a medida que nos acercamos a la segunda mitad del año".



capitalbolsa