https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Massa se pone al frente del problema de la inflación y crecen los rumores de cambios en el equipo económico

 En medio del golpe del 5% de inflación de Mayo, Alberto desconcertó al festejar una paritaria del 70% anual. Presiones sobre Guzmán y Pesce.


Sergio Massa se puso al frente del problema de la inflación que jaquea al Gobierno mientras en el mercado crecen los rumores sobre posibles cambios inminentes en el gabinete económico.


El día en que se anunció una inflación que bajó respecto del mes anterior pero volvió a superar el 5%, el titular de la Cámara de Diputados envió un mensaje tanto hacia adentro de la coalición gobernante como a la oposición.


Alberto no termina de aceptar una reorganización del Gobierno y no cede la corrida


"Tenemos la obligación de pelear contra la inflación para que el esfuerzo y el ingreso de los argentinos no se vaya entre los dedos como el agua", dijo Massa durante un acto en Berazategui junto al intendente Juan José Mussi y el presidente del BICE, Juan Ignacio de Mendiguren.


Tenemos la obligación de pelear contra la inflación para que el esfuerzo y el ingreso de los argentinos no se vaya entre los dedos como el agua.


"Ya vendrá el tiempo de la pelea electoral, hoy es tiempo de trabajar y resolver problemas", dijo el líder del Frente Renovador en un mensaje a la interna oficialista y a la oposición, que por estas horas sigue con desconcierto la situación financiera.


Massa, que se mostró este mismo martes con el gobernador radical Gustavo Valdés y el macrista Guillermo Dietrich en un ciclo organizado por Clarín, buscó de esta forma asumir la conducción política que están pidiendo desde el propio Frente de Todos para manejar el problema mayor que tiene el Gobierno de Alberto Fernández.


 Implosión política


Justamente en ese sentido, en el Gobierno causó desconcierto que el día en que se conoció el índice de Mayo, el presidente celebró una paritaria anual del 70% anual para el personal jerárquico del Conicet. Para celebrar ese aumento, Alberto tuiteó una foto en su despacho junto a Guzmán, que pactó un 48% de inflación para 2022 con el FMI.


En medio de versiones de nuevas medidas como un cepo más fuerte a las importaciones por la dificultad para acumular reservas -este mismo martes el Central tuvo que vender decenas de millones de dólares-, en el mercado se alimentaron las versiones sobre la posible salida de Guzmán, que canceló una reunión con banqueros que tenía para este miércoles. Se habla -una vez más- del ingreso de Martín Redrado al Gobierno de la mano de una conducción política de Massa de toda el área económica. 


Como reveló LPO, Alberto Fernández va y viene respeto a la idea de "reorganizar" el Gobierno que impulsan Cristina y Massa. El presidente de la Cámara de Diputados habló de esto con Alberto durante el viaje a Los Angeles, pero en el gobierno confirmaron a LPO que "Alberto va y viene" ante una idea que le ofrece algún sendero de salida, pero también agita el fantasma de una pérdida de autoridad presidencial. 


El tema es que la corrida le mete al Gobierno una presión inaudita y en pocos días Guzmán deberá enfrentar la renovación de más de 500 mil millones de pesos, en medio de la feroz apuesta del mercado contra los bonos atados con CER, el principal instrumento del ministro para tomar deuda. "Hay un problema de credibilidad", sintetizó ante LPO un experimentado operador del mercado, 



Guzmán y Pesce ser reunieron este martes en el Palacio de Hacienda con Daniel Scioli.


En el mercado creen que con Redrado en Economia y un plan de estabilizacion que baje la pauta al 3% mensual para septiembre, se generaría un equilibrio en la coalicion gobernante. Aunque la lectura que hacen en la oficialismo es que más allá de un cambio de nombres, hace falta una conducción política más firme para al menos poder navegar con algún control una economía que seguirá en desequilibro, al menos hasta las elecciones del 2023.


La lectura que hacen en la oficialismo es que más allá de un cambio de nombres, hace falta una conducción política más firme para al menos navegar con algún control una economía que por un tiempo largo seguirá en desequilibrio. 


El titular del Banco Central, Miguel Pesce, también está en el medio de las presiones, en especial de parte de Cristina Kirchner que sigue de manera obsesiva el drenaje de reservas del Central, "el nuevo deporte nacional", como lo calificó en su último discurso en el acto de YPF.


Este martes Pesce debió vender unos u$s60 millones de sus reservas para intentar contener una corrida que está próxima a cumplir una semana. El dólar blue se disparó ocho pesos y alcanzó su récord nominal histórico de 224 pesos, una brecha del 80% respecto del dólar oficial. Por esa brecha se explica que el campo, que liquida al dólar oficial, sólo liquidó el 40% de la cosecha cuando a esta altura del año suele liquidar el 60%.


En medio de rumores sobre cambios, este miércoles asumirá Daniel Scoli al frente del Ministerio de Desarrollo Productivo. Algunos rumores indicaron que el nuevo ministro se reunió este martes con Alberto para hablar de la inflación, pero eso fue desmentido a LPO por el entorno del ex gobernador bonaerense.


Copyright La Politica Online SA 2022