https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las tasas marcan el día en Wall Street

 Mercado internacional


La primera rueda de junio arrancó con menores expectativas optimistas de reducir las pérdidas del primer semestre del año; a diferencia de la muy buena última semana de mayo. Asimismo, la dinámica volátil presente en los activos de Wall Street dificulta la lectura y mantiene a inversores —que no abandonan la cautela— inmersos en un contexto en el que el mercado se debate entre un escenario económico camino a recesión o, por lo contrario, que la elevada inflación actual de EE. UU. comience a ceder y evite que la política monetaria de la Reserva Federal desgaste aún más la situación actual y deba forzar un perfil más agresivo que no pueda evitar un “hard landing” (aterrizaje forzoso de la economía). Lo cierto es que Jerome Powell asegura que mantendrá la presión en las tasas hasta que la inflación ceda de manera convincente.

En este marco, entre los puntos más destacados sobresale nuevamente el ritmo de alzas que sostienen las tasas, hoy con mayor ímpetu en el tramo corto (en sintonía con los aumentos del crudo que puedan trasladarse a inflación) y progresivamente menor hacia los años más alejados, volviendo a poner una curva que tiende a aplanarse alrededor del 3% con síntomas recesivos. Esto pudo haber sido uno de los efectos que mayor implicancia tuvo en las bajas del sector financiero de esta rueda, ya que la dinámica de la curva perjudica su negocio base al igual que es una de las principales víctimas en el caso que el mercado intente descontar una recesión profunda.

Los mismos efectos se trasladaron en el sector aerocomercial, y su respectivo ETF JETS, que vio una baja de 3,08%, además de que el crudo continuó con incrementos y mantiene a un sector de energía potenciado por el petrolero con la misma tendencia al alza que mayo. Por otro lado, casi todo el resto de los principales sectores se vieron envueltos en descensos, aunque el tecnológico se podría distinguir con una caída menor, teniendo en cuenta que muchas empresas de crecimiento, adeudadas o con flujos a largo plazo no se vieron tan afectadas por las subas de tasas en el tramo largo como sí lo hicieron las nominales de tramos cortos comentados anteriormente.

En este sentido, y en una rueda solo apenas más tranquila que lo habitual, los tres principales índices exponían retornos negativos cercanos al 1% a media jornada, si bien intentaron recuperar hacia cifras neutras, la última media hora volvió a ser desfavorable y los ubicó con pérdidas cercanas al 0,75% en los tres. Mientras tanto, el mercado de Wall Street mantiene el foco en los datos económicos que se empezarán a presentar en los próximos días, como el de los datos oficiales de empleo el viernes o el de inflación la semana siguiente, y que servirán para reacomodar las nuevas expectativas de mercado.

Mercado local

La renta variable local no se acopló a la recuperación del día del mercado referente y casi la lista completa de los ADR y acciones argentinas cotizantes en la plaza neoyorquina sufrió bajas de alrededor del 2%, en términos generales; las dos excepciones fueron Telecom y Tenaris. En este sentido, el índice Merval medido en dólares desciende en torno a los 433 puntos.

Por su parte, en pesos, el panel principal de acciones se vio plagado de cifras rojas en reflejo de las caídas en los ADR. Sin embargo, hubo excepciones de retornos favorables en empresas involucradas con el sector de energía eléctrica, como lo son Edenor (EDN), Transener (TRAN) o Central Puerto (CEPU). En el caso de las primeras dos, EDN y TRAN, expusieron ascensos de 3,11% y 2,9% respectivamente. En este contexto, el índice Merval medido en pesos perdió el 1,00% y se ubicó en los 91.369 puntos, con un monto operado de 896 millones de pesos.

En cuanto a la renta fija, los bonos indexados por CER vuelven a ajustar y comprimen la tasa a lo largo de toda la curva. Si bien las preocupaciones inflacionarias son elevadas, es posible que las expectativas sobre el tramo del actual mandato presidencial hayan sobre reaccionado llevando a varios bonos con vencimiento al 2023 a rendimientos neutros + Cer, esperando, tal vez, una reducción de la inflación esperada. Una dinámica similar sucede en los Dólar Linked con vencimiento hasta el 2023.

Para finalizar, los bonos en dólares también experimentaron bajas, aunque leves. Los bonos referentes AL30d y GD30d cerraron con variaciones negativas de tan solo 0,03% y 0,10%, aunque lo más significativo sigue siendo el ratio entre legislaciones, local y extranjera, superior al 14% que expone la clara elección por los globales debido a una mayor seguridad jurídica ante eventos adversos.




Javier Rava

Director

RAVA