https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

JAVIER MILEI Carlos Maslaton y las venas abiertas del mundo liberal

 

Carlos Maslatón reclamó más espacio en La Libertad Avanza pero se ha quedado solitario, traicionado por su vanidad que lo enfrenta a Javier Milei.

Prohibido engañarse: Twitter no es la aldea global (disculpas Elon Musk) ni Carlos Maslaton alguna vez fue 'el rey del bitcoin'. Tampoco Javier Milei lo consideró su amigo. En verdad, Maslaton reclamó su rol de 'militante con derechos', en su condición de iconoclasta que por estas horas disfruta el protagonismo que le conceden todos los que desean la derrota de Milei y su La Libertad Avanza.

Pero ¿cuál es el límite de esos 'derechos' del 'militante' que se considera a sí mismo el mejor hacedor del futuro del líder? ¿No termina siendo una subestimación de ese supuesto líder en nombre de la vanidad del 'militante'? Maslaton fue importante para Milei en la hora de la zozobra provocada por José Luis Espert, en 2021. Pero Maslaton tiene un proyecto político que Milei no está obligado a asumir como propio. Lo más conveniente para ambos es que cada uno realice su propia ambición. Pero Maslatón ha decidido que él es la versión masculina de Nora Helmer, que Henrik Ibsen no imaginó, y se va con portazo: 'Casa de Muñecas', 2022... en Twitter, como si la Red fuese el universo y no una comunidad, significativa pero restringida.

Por supuesto que es contradicción pura: Maslaton se siente desplazado por la hermana del líder que creyó que él podía disciplinar. Es difícil conocer si el fondo de la cuestión es Karina Milei o es que Javier Milei no volvió a recibirlo. Culebrón frecuente en todos los movimientos políticos: quienes se dicen pioneros y caen en el error de creer en la socialización del poder vs. el líder que reclama la propiedad de la brújula. Sin duda, una crisis de crecimiento con 2 finales posibles: subir un peldaño o bajar un peldaño. Todo lo que no mata, fortalece. Pero escribirlo es más fácil que vivirlo.

Carlos Maslaton tiene una larga trayectoria política -en diciembre cumplirá 64 años-, abundante en controversias que él lleva a cuestas con algún orgullo pero otros sostienen que lo inhabilitan como colaborador. En cualquier caso, él nunca había conseguido tanta repercusión, quizás porque hay demasiados interesados en demoler a Javier Milei, quien hace tiempo 'le cerró el grifo' del acceso porque lo consideró 'intrusivo', autoritario, enunciador de ideas que siempre consideraba mejores que las de Milei, un economista que "no entiende mucho de política y hay que enseñarle". ¿Verdad o consecuencia? No interesa porque, en definitiva, es lo que opina Milei, el presidenciable.

De pronto, dicen muchos en La Libertad Avanza, Maslatón parece funcional a Horacio Rodríguez Larreta aún cuando él afirma que detesta al Jefe de Gobierno porteño, presidenciable de Juntos por el Cambio.

Todo esto que ha sucedido / sucede resulta una lástima porque Maslaton es un personaje simpático, con algunas ideas rescatables y varios aciertos, que Urgente24 publicó en los meses recientes. Pero, por ejemplo, los iniciadores del grupo Libertad Querida, en Facebook, al que él se incorporó en cierto momento, recuerdan los debates intensos que provocaba. También le reprochan que apenas irrumpieron las criptomonedas, él fuese crítico del bitcoin del que luego se proclamó monarca.

 

En cuanto a las diferencias con Milei, no son nuevas. En días de Mauricio Macri Presidente (¡Qué horror!), Javier Milei y Diego Giacomini -otro enojado con Milei pero por otros motivos-, defendieron la política monetaria de Federico Sturzenegger al frente del Banco Central, hasta que Marcos Peña, con un guiño de Mauricio Macri, la desautorizó. En cambio Maslatón era crítico de Sturzenegger. Otra vez la contradicción: de alguna manera, coincidía con Macri, a quien afirma detestar.

Carlos Maslaton.

Carlos Maslaton.

FM Identidad

Mucho antes de todo esto, José Benegas invitó a Carlos Maslaton a FM Identidad, una radio que ya no existe. Esto fue antes que Benegas y Maslaton se distanciaran para siempre, obviamente. Luego, Maslaton tuvo su espacio propio en aquella radioemisora y realizó algunos aportes interesantes, a los que pocos periodistas se atrevían. Por ejemplo, entrevistar desde Alejandro Biondini hasta Jorge Altamira. Esta amplitud es lo que años después le permitió presentarse como simpatizante de Javier Milei y amigo de Guillermo Moreno pero no de Alberto Benegas Lynch (h), para Milei 'el patriarca' del liberalismo criollo.

 

Maslatón no es libertario sino liberal, pero en una intepretación propia del liberalismo, la que ratificó horas atrás al masacrar a Benegas Lynch (h), promoviendo un circo mediático que lo deja en soledad, fuera del espacio La Libertad Avanza, que él dice que ayudó a organizar.

 

Sin embargo, los cuestionamientos de Maslatón a Milei no son nuevos. Horas después de las elecciones 2021, durante una entrevista de Urgente24 él ya había mencionado su preocupación por la insistencia conque Mauricio Macri buscaba a Javier Milei, y éste no rechazaba el intercambio; y por el embudo que Javier Milei había fabricado ubicando a su hermana Karina al mando del filtro. Por lo tanto, los sucesos presentes acumulan 8 meses. Ahora él decidió hacer público su malestar que era privado, y para varios es impotencia llevarlo a Twitter, a la radio y a la TV porque significa quemar las naves. Es inconsistente que él pretenda, luego, tener 'retorno'.

 

En aquella ocasión, octubre de 2021, él se manifestó dispuesto a ir al interior a organizar grupos de La Libertad Avanza para el año electoral 2023. Sin embargo, él no fue convocado. En cambio Milei llamó al periodista Carlos Kikuchi, con quien había realizado un programa radial por la FM Concepto durante la larga cuarentena de Alberto Fernández.

 

Kikuchi y Maslaton se conocen muy bien aunque no se veían desde los días de Acción por la República, el movimiento político de Domingo Felipe Cavallo. Kikuchi lo había encontrado por última vez aquella jornada cuando un Cavallo totalmente inexperto para la política festejaba un supuesto acuerdo con Gustavo Béliz, cediéndole al hoy funcionario de Alberto Fernández todas las candidaturas del espacio a la Legislatura porteña a cambio de todas las candidaturas a diputado nacional. Con buen olfato, Maslaton comprendió que Cavallo estaba en pañales y no apareció más. Kikuchi permaneció por una cuestión de lealtad personal. Sí, son diferentes.

Javier y Karina Milei.

Javier y Karina Milei.

El estallido

Hubo varias ofensivas anteriores del lado de Maslaton. En una de ellas, su mujer, Honoria Mónica Pía Delvecchio, a quien llama Mariquita, pidió a Kikuchi que le explicara a Milei que había que apoyar a los 'pañuelos verdes' y no a los 'pañuelos celestes'.

 

En verdad, Kikuchi no participa de las definiciones ideológicas ni morales de Milei. El problema es que nadie le cree, y así comenzaron sus problemas con los jóvenes autodenominados 'pioneros' del espacio, los que Maslaton llama 'Aliados' o ALA, y que horas atrás manifestaron que nada tienen que ver con Maslatón.

 

A propósito: ya no sucederá lo de Rosario, cuando Maslaton y Mariquita hasta fueron mencionados desde el palco como promotores de la convocatoria exitosa. Aún en la 'clase magistral' en Córdoba, Maslaton logró convocar a muchos jóvenes o liberales o libertarios o independientes, cuando ya no accedía a Milei.

 

Luego explotó la guerra en Europa del Este, Maslatón se identificó con la Federación Rusa y Vladimir Putin mientras que Javier Milei se solidarizó con Ucrania y la OTAN.

 

En el siguiente round, Milei siguió pronosticando la explosión de la economía argentina mientras que Maslaton afirmaba que comenzaba una etapa de recuperación argentina que se extendería por varios años. Ni cenizas quedaban.

 

En el cuestionado acto en el club El Porvenir (Gerli, Lanús, 3ra. Sección Electoral bonaerense), tan mal organizado por Sebastián Pareja, un personaje cercano a Emilio Monzó que había tomado contacto con La Libertad Avanza, Maslatón estuvo presente aunque, fiel a sus contradicciones, también él apostó por la impronta peronista: desde fletar un ómnibus hasta felicitar a 'las columnas' que llevaba ALA, cuando una de las virtudes tanto de liberales como libertarios es participar en forma espontánea y voluntaria, sin la logística propia del peronismo. (Precisamente Milei rechazó la oferta de llenar las tribunas con gente convocada a cambio de alguna retribución).


 

Es evidente que Javier Milei debe ir a boxes para afrontar el 2do. semestre 2022. En verdad, ya ingresó a la zona de repostaje. Para su tranquilidad, él sufrió un deterioro por definiciones harto polémicas que realizó, alejándose de lo que conoce, que es la economía y la crisis, pero sus rivales no repuntaron y varios de ellos sufrirán muchísimo en el renovado derrumbe que ha comenzado.

 

No hay mal que por bien no venga: Milei tendrá que definitivamente profesionalizar su proselitismo y regresar al sube y baja. El FdT padece una crisis mucho más grave que La Libertad Avanza. Y Juntos por el Cambio... es una caja de sorpresas.



urgente24