https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Inflación y mercados financieros abren la puerta a un aumento de tasas de 0,75%

 La erosión de los datos de inflación y las opiniones cambiantes en los mercados financieros el lunes han abierto la puerta a un aumento de la tasa de interés de tres cuartos de punto porcentual, mayor de lo esperado, cuando los representantes de la Reserva Federal se reúnan esta semana.

Es un movimiento que las autoridades monetarias habían minimizado a medida que se acercaba su reunión de dos días en las últimas semanas, pero que ahora pueden estar preparados para adoptar en respuesta a los datos que aún no muestran avances en la moderación del ritmo de aumento de precios.

El Wall Street Journal informó el lunes la creciente posibilidad de un movimiento sorpresa, lo que ayudó a impulsar aún más el comercio en contratos futuros vinculados a la política monetaria de la Fed en esa dirección.

Los funcionarios de la Fed no han comentado públicamente desde el 4 de junio, el comienzo de su período de «confinamiento» previo a la reunión, y antes de eso habían dicho que se inclinaban hacia un segundo aumento consecutivo de la tasa de medio punto en su reunión de política monetaria del 14 y 15 de junio.

Sin embargo, esa perspectiva estaba condicionada, como dijo el presidente de la Fed, Jerome Powell, en su conferencia de prensa de mayo, en «las condiciones económicas y financieras evolucionando ampliamente en línea con las expectativas… Las expectativas son que comenzaremos a ver que la inflación, ya sabes, se nivelará».

Y no lo ha hecho.

En cambio, los datos del Departamento de Trabajo para mayo publicados el viernes mostraron que la inflación de los precios al consumidor se aceleró al 8,6%. Una medida alternativa de «media podada» de la Reserva Federal de Cleveland que la Fed observa también se aceleró, una señal de que las presiones de precios son amplias y no se limitan a grupos periféricos de bienes o servicios con aumentos de precios particularmente grandes.

Mientras, el viernes y el lunes, una serie de medidas de expectativas de inflación se movieron en la dirección equivocada para una Fed que ha dicho que es particularmente sensible a perder el control de la psicología pública en torno a las presiones de los precios.

Los mercados hicieron cambios en las valoraciones durante todo el lunes, y los operadores en contratos vinculados a la tasa de fondos federales al final del día apostaron con casi certeza a un aumento de tres cuartos de punto, que sería el primer incremento tan grande desde noviembre de 1994.

No se tomará una decisión hasta el término de la reunión el miércoles después de lo que probablemente será un debate completo sobre los riesgos de que aumentos de tasas más rápidos puedan llevar a la economía a una recesión, y los riesgos que podrían representar para la propia credibilidad de la Fed tras apoyarse fuertemente en alzas de medio punto como adecuados por ahora.

En ocasiones, en el pasado, la Fed condujo esas valoraciones del mercado para satisfacer sus necesidades y utilizó los movimientos del mercado como una apertura para alinear su propia política monetaria.

Perspectiva de inflación

En este caso, los datos que cambiaron la perspectiva de la inflación llegaron en un momento en que las normas internas prohibían a los representantes de la Fed hablar públicamente sobre cómo afectaba su perspectiva.

Sin embargo, varios informaciones de medios, luego del artículo inicial en el Wall Street Journal también señalaron la posibilidad de un aumento mayor, y los mercados comenzaron a moverse como resultado, con varios analistas de alto perfil de la Fed, incluidos los de instituciones como JP Morgan y Goldman Sachs uniéndose.

«Hasta y a menos que veamos algún tipo de aclaración no oficial, nos vemos obligados a tomar las informaciones por lo que creemos que es su valor nominal», dijo el vicepresidente de ISI Evercore, Krishna Guha, que se había apegado a las proyecciones de un aumento de medio punto. «Parece que nos equivocamos y, después de todo, es probable que lleguemos a 75 esta semana».

Fuente: Reuters