https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El mercado sigue navegando como un barco sin timón

 Mercado internacional

Luego de que en la primera semana de junio los mercados cerraron a la baja, a pesar de que el informe de empleo en Estados Unidos tuvo un buen resultado y la tasa de desempleo del 3,6% se ubicó en línea con las estimaciones esperadas. El “divorcio” entre la economía real y las cotizaciones sembró desesperanza entre aquellos que esperaban terminar la semana con un rebote.

Hoy Wall Street tuvo una apertura satisfactoria, con un repunte generalizado que se debilitó a lo largo de la jornada. Los gigantes tecnológicos fueron la excepción y a pesar de los vaivenes cerraron el día de forma positiva. Amazon es un claro ejemplo de lo ocurrido, las acciones debutaron oficialmente tras el split anunciado meses atrás con un precio de US$ 122, la apertura ya las situaba por encima de los US$ 125 y media hora más tarde alcanzó el máximo con una suba del 3,2%, en US$ 129 por unidad. Sin embargo, con el correr de las horas perdió parte de lo ganado y con un nuevo rebote cerca del final culminó la rueda con un alza del 1,99% en los US$ 124,79. Otras subas destacadas fueron las de Google 2,14%, Facebook 1,82% y Tesla 1,60%.

Esta semana, entre otros factores, los inversores tendrán especial cuidado con la evolución de los precios del petróleo. Asimismo, el viernes se espera el dato de inflación en Estados Unidos que puede desencadenar el próximo movimiento significativo en las carteras de inversión.

En este clima de incertidumbre, sosteniéndose con la recuperación de algunas empresas tecnológicas, financieras y de la salud, los índices de referencia no pudieron más que sucumbir ante la presión vendedora y finalizaron la jornada con subas más modestas a las esperadas. El Dow Jones cerró 0,05%, el S&P500 0,31% y el Nasdaq 0,40%.

Por su parte, si bien la OPEP+ anunció el aumento del 50% de la producción, esto parece no haber impulsado una caída en el precio. Al momento de escribir estas líneas, los futuros del WTI se operaban en US$ 118,40 con una baja del 0,39% y el Brent US$ 119,39, cediendo solamente 0,28%. La escasez mantiene fuerte la demanda de combustible entre los consumidores y todo indicaría que será difícil bajar los precios del barril en el corto plazo.

Mercado local

La bolsa porteña comenzó la semana con el pie izquierdo, los activos más representativos no tuvieron un buen desempeño en los mercado globales y salvo por algunas excepciones, en su mayoría finalizaron el día en terreno negativo, lo que se trasladó a las cotizaciones de la plaza local. El índice Merval sufrió una corrección de 1,55% y cayó cayendo nuevamente a los 90.352 puntos.

Pero no todas fueron “pálidas” en la renta variable local. El podio de las acciones ganadoras fue para Transportadora Gas del Sur (TGSU2), Comercial del Plata (COME) y Holcim (HARG) que recuperaron posiciones con subas del 1,8%, 1,45% y 1,12% respectivamente. En el otro extremo, las empresas que más sufrieron las bajas fueron Transener (TRAN) 4,34%, Transportadora Gas del Norte (TGNO4) que cedió 4,06% y Cresud (CRES) con el 3,81% de pérdida.

Por su parte, los bonos soberanos en dólares se comportaron de forma dispar. Los títulos más cortos como el AL29D cayeron 1,03%, mientras que el AL30D y GD30D se mantuvieron al menos positivos con una suba del 0,12% y 0,20% respectivamente. En el tramo siguiente, los bonos con vencimiento a 2.035 también se comportaron de distinta forma, los AL35D cayeron 1,71% mientras que los GD35D experimentaron una leve corrección del 0,21%. Esto de alguna manera nos revela que los inversores parecen estar ponderando la legislación de litigio sobre el vencimiento mismo de los instrumentos.




Fernando Staropoli

Ejecutivo de cuentas


RAVA