https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿El hombre contra la máquina?

 La automatización se está convirtiendo en la norma en casi todos los sectores principales... pero ¿están los trabajadores humanos destinados a perder sus puestos de trabajo a manos de los robots en un futuro próximo? o ¿podemos coexistir para crear un futuro rentable y sostenible?

Los robots están revolucionando el mundo del trabajo, extendiéndose a todos los grandes sectores. Ya existen empresas que se están beneficiando de la disrupción, pero a medida que se invierte más dinero en la automatización, ¿creará el aumento de los robots nuevas oportunidades de empleo o dejará a millones de personas sin trabajo para siempre?

 La automatización de las máquinas ha aumentado rápidamente desde los años sesenta. Y la Inteligencia Artificial ha aumentado las formas en que la robótica puede mejorar nuestras vidas. En los últimos años, incluso las interacciones más "típicamente humanas" se están mecanizando.

En restaurantes, ahora se utilizan robots como camareros y personal de limpieza. Nuestro enviado especial Cyril Fourneris, ha visitado un restaurante en París que está utilizando una receta diferente de automatización. 

Una pizzería sin intervención humana

Desde la crisis de Covid, el sector de la hostelería vive una crisis global de empleo sin precedentes. En Francia, ha perdido casi el 10% de sus trabajadores. Entonces, ¿podrían los robots ser una solución a esta escasez? 

En este restaurante de París, este futuro es muy presente. Un robot llamado Pazzi prepara y sirve hasta 80 pizzas por hora sin ninguna intervención humana.

"Lo más difícil tecnológicamente fue dominar lo orgánico. La masa es un elemento vivo, hay levaduras. El producto tiene características que no son constantes. Las salsas pueden tener viscosidades variables. Y por eso fue extremadamente complejo desarrollar una tecnología capaz de gestionar cualquier tipo de ingrediente, respetando los productos", explicó Sebastien Roverso, cofundador de Pazzi. 

El proceso es sencillo y transparente: el cliente hace el pedido en una terminal automática antes de que los brazos articulados del robot aplanen la masa, extiendan la salsa, añadan los ingredientes -todos ellos ecológicos- y coloquen la pizza en el horno. La recogida se hace con un código QR.

"La robótica puede realizar estos métodos de cocción con mucha más facilidad, rapidez y calidad que un equipo de cocina. Esta es la ventaja de la robótica, que ya ha ayudado a todos los sectores de actividad. No hay ninguna razón para que no se utilice en el sector de la comida rápida", opinó Philippe Goldman, director general de Pazzi Robotics. 

Aunque esta tecnología tiene un coste: unos 300.000 euros. Los fundadores dicen que el uso de robots permitirá a los chefs gastar más en ingredientes de calidad.

Una automatización más rápida y accesible

La industria de los servicios es uno de los sectores que está experimentando un alto grado de automatización. De hecho, el Foro Económico Mundial prevé quehasta 85 millones de puestos de trabajo podrían ser desplazados en 2025.

Pero la organización también cree que la automatización creará más puestos de trabajo de los que eliminará. Predice que se necesitarán 97 millones de nuevos puestos de trabajo en el mismo periodo de tiempo.

Y mientras las empresas compiten por mantenerse a la vanguardia, el gasto mundial en robótica alcanzará los 242.000 millones de dólares el próximo año.

Una empresa a la vanguardia de la automatización es ABB. Según Marc Segura, presidente de la División de Robótica de ABB, hay diferentes causas detrás de la multiplicación de robots en espacios de trabajo: 

"Tenemos que hablar de dos vectores: El comercio electrónico ha sido uno. El otro ha sido el de los "co-bots", los "co-bots" y su impulso para hacer accesible la robótica, pero para un número más amplio de empresas, sobre todo para la pequeña y mediana empresa. Porque lo que hay que rebajar son dos cosas: Una es el coste total de propiedad y el coste total de integración, y eso exige robots más sencillos y esbeltos que no necesiten muchos equipos auxiliares para realizar determinadas tareas."

Así pues, robots más sencillos con facilidad de uso, robots accesibles y fáciles de desplegar. Esto está ocurriendo de verdad. Esto ayudará a que muchas otras empresas adopten la robótica y aprovechen de los beneficios que aporta.

La experiencia humana nunca será automatizada

Para los millones de personas que se sienten nerviosas por la posibilidad de perder sus trabajos a manos de los robots, no todo es pesimismo: hay expertos que creen que la mayoría de los humanos seguiremos siendo relevantes durante algún tiempo.

Nahia Orduña es líder tecnológica en computación en la nube y autora del libro "Tu reinvención digital"

"Estoy convencida de que los robots no nos robarán el trabajo. 85 millones de puestos de trabajo serán desplazados por un cambio de mano de obra entre las máquinas y los humanos. Pero van a aparecer 97 millones de puestos de trabajo. Y estos son los nuevos puestos de trabajo como los empleos del mañana."

"A mí no me importa que quizá la pizza la haga un robot en la cocina, pero la interacción con el camarero italiano que me hace sentir que estoy de vacaciones en Italia, no va a desaparecer. Así que, de nuevo, toda esta interacción humana no corre el riesgo de ser automatizada porque se trata de nuestra experiencia humana."

Confiar en robots y algoritmos para completar tareas que no requieren personas reales, significa que las habilidades humanas pueden ser mejor utilizadas de otras maneras.




euronews