https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El control de los planes, en el centro de la pelea política entre Cristina Kirchner y los piqueteros

 Cristina Kirchner se apoya en intendentes y gobernadores en su pelea con los movimientos sociales y avanza en un plan para que sean provincias y municipios los que administren los subsidios y la asistencia que distribuye la Nación.

Dos días después de haber reclamado durante un acto de la CTA que «la aplicación de las políticas sociales no siga tercerizada» y que el Estado nacional vuelva a tener el «control, la auditoría, y la aplicación» de ese sistema, Cristina Kirchner recibió en su despacho del Senado al intendente del partido bonaerense de Pehuajó, Pablo Zurro, quien le «acercó» una propuesta para transformar los planes sociales en empleo.

Así lo informó la propia expresidenta en su cuenta oficial en Twitter, donde contó además que el jefe comunal le comunicó que también le envió ese proyecto al ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta.

«Con Pablo Zurro, intendente de Pehuajó, que me acercó una propuesta para transformar los planes sociales que hay en esa ciudad en trabajo. Me contó que también se la envió al Ministro de Desarrollo Social de la Nación», publicó la vicepresidenta en la red social, donde acompañó el texto con una foto del encuentro.

El proyecto que Zurro contempla que quienes reciban el programa Potenciar Trabajo deban «trabajar 20 horas semanales en su barrio» a cambio de un «plus municipal» y de una cobertura médica.

El mismo día del tuit de la vicepresidenta, el jefe de Gabinete de la Provincia de Buenos Aires e intendente de Lomas de Zamora con pedido de licencia, Martín Insaurralde, también defendió la necesidad de eliminar la intermediación de las organizaciones en los planes sociales, y aseguró que es un pedido unánime de los jefes comunales bonaerenses.

“Los programas sociales deben tener una contraprestación controlada por el Estado y el primer mostrador del Estado son los Municipios. Esa es la esencia del planteo de Cristina. Llegó la hora de debatir el Salario Universal como herramienta para combatir la desigualdad estructural”, sostuvo.

Tras las críticas de la vicepresidenta Cristina Kirchner respecto del manejo de los planes sociales, el Movimiento Evita anticipó que creará un partido político para competir en las elecciones PASO de 2023 y buscará sumar a «la mayor cantidad» de organizaciones sociales.

Los movimientos sociales alineados con el Gobierno de Alberto Fernández planean intensificar en las próximas semanas la presencia en las calles y organizan una mega movilización para el próximo 7 de agosto por el día de San Cayetano.

Esta pulseada se inscribe en la pelea mayor dentro del oficialismo con la mirada puesta en el 2023.