https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Cada mercado bajista es diferente

 Es oficial: el mercado bajista de 2022. El S&P 500 ya descendió más de un 20%, aunque recientemente haya rebotado, desde su máximo de principios de enero, el mayor descenso del índice desde marzo de 2020. La pregunta que todos se hacen: ¿qué pasará después?

Para responder a eso, a menudo miramos hacia atrás en la historia, tratando de encontrar paralelismo con el pasado. Pero incluso una mirada superficial a una tabla de mercados bajistas anteriores revela la dificultad de hacerlo, ya que la falta de un patrón consistente es evidente.

Un mercado bajista puede adoptar muchas formas:

1) Corto y poco profundo

Todos los mercados bajistas son dolorosos, pero si tuviera que elegir uno, sería este.

Hemos visto muchos mercados bajistas cortos y poco profundos en la historia reciente, incluidos 2020, 2018, 2011, 1998, 1990 y 1987. Todos estos bajistas duraron 5 meses o menos desde el pico hasta el mínimo con una caída máxima del 36% en 1987. Y con la excepción de 1987, todos experimentaron recuperaciones rápidas, alcanzando nuevos máximos históricos dentro de un año del mínimo.

–2020 Mercado bajista (-35%, 1 mes, recesión)

-2018 Mercado bajista (-20%, 3 meses, sin recesión)

-2011 Mercado bajista (-22%, 5 meses, sin recesión)

–1998 Mercado bajista (-22%, 3 meses, sin recesión)

-1990 Mercado bajista (-20%, 3 meses, recesión)

-1987 Mercado bajista (-36%, 2 meses, sin recesión)

2) Largo y profundo

Cuando la mayoría de los inversores escuchan la frase "mercado bajista", es probable que lo que les venga a la mente sea la variedad larga y profunda. La crisis financiera y el estallido de la burbuja de las puntocom duraron más de un año (17 y 31 meses) con pérdidas superiores al 50%. Los participantes del mercado más experimentados pueden recordar el mercado bajista de 1973-74 que tardó 21 meses en tocar fondo, reduciendo al S&P 500 a la mitad.

Con descensos más pronunciados vienen tiempos de recuperación mucho más largos. Después de los mínimos de 1974/2002/2009, el S&P 500 no volvió a alcanzar nuevos máximos hasta 1980/2007/2013.

–2007-09 Mercado bajista (-58 %, 17 meses, recesión)

-2000-02 Mercado bajista (-51 %, 31 meses, recesión)

-1973-74 Mercado bajista (-50%, 21 meses, recesión)

3) Un Goteo Constante

Probablemente no esté pensando en el tipo de mercado bajista de “goteo constante” porque no lo hemos experimentado en 40 años, pero es otra posibilidad a considerar. En 1980-82, hubo un mercado bajista prolongado (22 meses) que presentaba un goteo constante a la baja, cayendo un 28% desde el pico hasta el mínimo. Esto es todo lo contrario de lo que vimos en el mercado bajista de 2020 que duró solo 1 mes, pero perdió un 35%. Otra característica interesante de la tendencia bajista de 1980-82 fue la rapidez con que se recuperó el mercado, con el S&P 500 alcanzando un nuevo máximo en noviembre de 1982, solo 3 meses después del mínimo.

-1980-82 Mercado bajista (-28%, 22 meses, recesión)

4) Lo peor de todos los mundos

Hay un mercado bajista que se teme por encima de todos los demás: el declive de 1929-32 durante la Gran Depresión. Comenzó de manera similar a 1987, con una caída épica que hizo caer el mercado de valores un 45% en solo unos pocos meses. A partir de ahí, procedería a subir un 47% en el rebote fallido más épico de la historia del mercado, solo para volver a bajar. Para el mínimo de junio de 1932, el S&P estaba un 86% por debajo de su máximo de 1929, y los inversores no volvieron a ver un nuevo máximo hasta 1954.

-1929-32 Mercado bajista (-86%, 33 meses, Depresión)

¿En cuál de los 4 tipos de mercados bajistas nos encontramos hoy?

Desafortunadamente, esa es una pregunta que solo puede responderse con el beneficio de la retrospectiva.

El estudio de la historia puede informarnos de lo que posiblemente podría suceder, pero nunca de lo que sucederá.

Si un mercado bajista es corto y superficial o algo peor, a menudo ha dependido de si EE.UU. entra en recesión, que aún no se ha determinado.

Si EEUU puede evitar una recesión económica, como pasó en los 10 bajistas anteriores (consulte la tabla a continuación), es más probable que veamos una caída más corta y menos profunda (-29% durante 12 meses en promedio).

Por otro lado, si estamos entrando en una recesión, las probabilidades parecen favorecer un mercado bajista más largo y profundo (-42 % durante 16 meses en promedio) que lo que hemos presenciado hasta ahora (-21 % durante 4 meses). .

Pero estos son solo promedios simples; hay mucha variabilidad dentro del conjunto de datos.

Las recesiones de 1948-1959, 1957-1958 y 1990-1991 vieron caídas en el mercado de valores del 20-21%, similar a muchos de los mercados bajistas que no “recesionaron”. Y esto ni siquiera incluye la recesión de 1980 (enero-julio de 1980) en la que las acciones solo cayeron un 17% (febrero-marzo de 1980) o la recesión de 1945 (febrero-octubre de 1945) en la que no hubo ninguna caída significativa en el mercado de valores. .

Entonces, aunque no es probable, podría avecinarse una recesión sin que las acciones bajen mucho más de lo que ya lo han hecho. Dado el temor que existe, es seguro decir que la mayoría de los inversores probablemente no estén imaginando uno de estos escenarios más benignos. Es más probable que teman algo mucho peor, una repetición de los mercados bajistas recesivos de más del 50% de 2000-02 y 2007-09.

Si bien esa es ciertamente una posibilidad, también lo es una corrección más superficial acompañada de una recesión, o de ninguna recesión.

Cada mercado bajista es diferente, y la historia completa del que estamos viviendo hoy aún no se ha escrito.




CAPITALBOLSA