https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

39º Congreso Anual del IAEF

En el día de hoy, se está llevando a cabo el 39º Congreso Anual del IAEF (Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas). Bajo el lema “Reconstruir un país mejor. Oportunidades para las generaciones futuras”.

 

A continuación, un resumen de los principales expositores:

 

En el día de hoy, se está llevando a cabo el 39º Congreso Anual del IAEF (Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas). Bajo el lema “Reconstruir un país mejor. Oportunidades para las generaciones futuras”.

 

A continuación, un resumen de los principales expositores:

 

 

La guerra en Ucrania cambió los paradigmas. Los oradores del panel económico coincidieron en que un valor presente de nuestra zona es que "somos una región de paz", algo que añade valor y potencia nuestras posibilidades de superar las actuales dificultades.

 

Para Ricardo Dessy, lo peor de todo es la incertidumbre en la que vivimos en todo el mundo. Covid, desaceleración de China, altas tasas de inflación y la tragedia de Ucrania. China explica más de dos tercios del precio de los commodities. Hay allí políticas draconianas que desincentivan la economía. El gran debate de la FED es si se trata de una excesiva emisión: 5 trillones de dólares. Y con la mayor inflación en 40 años. Subas muy altas de interés en USA son muy malas noticias para nosotros. Y el conflicto en Ucrania, que no estaba previsto.

 

Los precios de las commodities van a seguir altos. Complicados por temor en oferta. Hay probable estanflación. Creo que hay más un cambio de paradigmas que de variables. En Argentina empiezan a ser apreciados temas como que somos una región de paz. Además de energía y alimentos. Nuestra oportunidad es infinitamente mayor a lo que creemos. Y hablo de América del Sur, no sólo de Argentina.

 

Dante Sica ironizó: “Hace 47 años asumía Celestino Rodrigo”. Tuvimos estancamiento, inflación, pobreza extrema… No tenemos tiempo ya para seguir haciendo lo mismo. Tenemos un tema estructural, potenciado hoy por la incertidumbre global. El movimiento político dinamitó la relativa tranquilidad que aportaba el acuerdo con el FMI. El segundo semestre será más duro que el primero: el gobierno tendrá que ir a un waver con el Fondo. Hoy da la sensación de que el gobierno ya casi ha terminado. Sin embargo hay sectores que sortean la crisis.

 

Vamos a un nuevo marco geopolítico. Hoy se privilegian los lugares de paz. Necesitamos una profunda reforma laboral. Hay que privilegiar los acuerdos con la UE. No podemos volver a equivocarnos. Hay que dar certidumbre en el marco regulatorio.

El segundo semestre será más tenso que el primero. La inflación podría alcanzar el 100%.

 

Claudio Zuchovicki dijo que el precio de hoy es la expectativa sobre el futuro. A la larga las variables se van a arreglar. Pero hay cambios estructurales, como el precio de la tasa de interés. Viene una estructura de tasas en USA del 4% anual promedio. Lo que bajaría el valor presente de los activos. Nunca hubo tan pocos cheques rechazados en la historia argentina: la micro se dolarizó. Todos esperamos la señal política para la orden de compra. Nunca vi que todas las empresas valgan menos que su valor de quiebra. Hoy en Argentina, la micro está mucho mejor que la macro. A medida que se agudiza la crisis, falta menos para que termine. Una economía en pánico nunca dura mucho tiempo. Ya no hay que preguntarnos cuándo comprar o vender sino cuándo comprar.

¿Por qué no sube el dólar? Porque ya estamos dolarizados. Quizás falta, para profundizar la crisis, que la gente diga basta.

 

Claro escepticismo sobre sus efectos y rechazo al remanido recurso de impuestos extraordinarios, como el de la "renta inesperada", manifestaron los integrantes del panel impositivo del Congreso del IAEF.

 

Carlos Abeledo – Director de Impuestos de Techint

Eduardo Gil Roca – PwC

Tomás González – LatAm Unilever

 

Tomás González dijo que Argentina es ek segundo país con más recaudación respecto del PBI en América latina, con casi 30%, según la OCDE. Un tercio más de recaudación que el resto. Tenemos apenas 4 puntos menos que los países desarrollados en promedio.

 

Tenemos una mayor y marcada tendencia a gravar con impuestos indirectos (IVA, ingresos brutos). Y tenemos el doble de impuestos a la propiedad que el resto de países, y el triple que los de América latina. Tenemos la evasión, la inflación, la inseguridad jurídica y e déficit fiscal agravan la “sensación térmica” de que el peso de los impuestos es mayor.

 

Hay una complejidad muy grande en el sistema tributario argentino. Sólo 0,7% de la población consultada en una encuesta identifica a la carga tributaria entre los principales problemas que nos aquejan.

 

Para Carlos Abeledo, ¿por qué seguimos aumentando impuestos si vemos los efectos negativos que provocan? El problema argentino es el de los impuestos provinciales, si bien no desapareció el de los nacionales. Tres problemas siguen sin resolverse: no está clara la autoridad de aplicación, no hay premios y castigos, y a los municipios “se los invita” a mejorar sus regímenes de recaudación.

 

Tenemos multiplicidad de tasas en las diversas jurisdicciones. Muchas veces pagamos por servicios que no recibimos. Y otro gran problema es la doble imposición.

Hay que fortalecer la inversión, sin la cual no hay crecimiento y cae la recaudación.

 

Eduardo Gil Roca dijo que la complejidad del sistema fiscal es un estropicio que se vino produciendo a lo largo de muchos años. Algo que no sucedía hace cuarenta años. A la complejidad se suma la inequidad. Y el impuesto inflacionario, que afecta a los tenedores de pesos.

Tenemos complejidad por la cantidad de impuestos. Y un elemento no menor es que a la caja la maneja el estado. Y no un solo estado sino la diversidad de estados provinciales y municipales.

 

No sirve el gradualismo en materia impositiva. Si hay tributos que generan reacción en contra, hay que ir por otro lado. Bienes personales, por ejemplo, es un caso ejemplar de impuestos que generan rechazo. No es momento entonces para la gradualidad: es momento para tener coraje en materia fiscal, es posible un crecimiento de la recaudación sin aumentar los impuestos. No es física cuántica, se necesita un plan integral.