https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

RESUMEN SEMANAL: DEL 16 AL 20 DE MAYO

 El INDEC estimó que durante el mes de marzo la actividad económica mostró una contracción mensual de casi 0,75% en su medición desestacionalizada, mientras que el avance interanual se posicionó en 4.8%. Por lo tanto, según este estimador durante el primer trimestre del año la actividad económica tuvo un avance del 6,1% interanual. Desde hace meses, el rubro de “Restaurantes y Hoteles” es el que presenta mayores incrementos interanuales, debido a la bajísima base de comparación generada en la pandemia. En marzo, la variación interanual de este sector fue del 33,1% aproximadamente, pero continúa un 25% por debajo de los niveles de 2019. Mientras, Transporte y Comunicaciones (+12,7%) y Comercio (+4,8%) fueron los sectores que más aportaron al aumento de la actividad general. Comparado contra marzo de 2019, crecen 9 de los 15 sectores. Agro, pesca, hoteles y restaurantes, transportes y comunicaciones, salud y otras actividades de servicios son los sectores que no han recuperado aún los niveles pre-pandemia.

Respecto a los precios, se estimó que en abril la canasta básica total aumentó un 6,2% respecto a marzo, con un salto interanual del 51,3%. El alza de la canasta básica alimentaria fue aún más pronunciada, ya que la misma se ubicó en el 6,7%, con una suba interanual del 59,4%. De esta forma, nuevamente los precios de los bienes y servicios consumidos por los sectores más vulnerables suben por encima de la inflación minorista, y se estima que una familia necesitó más de $95.000 para no caer debajo de la línea de pobreza. Ante los pronunciados aumentos que están mostrando las canastas estos meses, se espera una suba significativa de la pobreza y la indigencia en el primer semestre de 2022.

Continuando con el alza de precios, en abril la inflación mayorista se ubicó en el 5,9%, alza que estuvo liderada por los aumentos en los precios de productos manufacturados (+6,2%). Mientras, el alza del costo de la construcción se ubicó en el 2,5% y 44,1% interanual.

A su vez, el gobierno oficializó que el segundo aumento trimestral del 2022 se posicionará en el 15% para los jubilados. Representa el mayor aumento desde que la fórmula actual de movilidad jubilatoria está vigente. De esta manera, la jubilación mínima ascenderá a los $37.524,96. Desde el gobierno ya admiten que es realista esperar una suba de precios dentro del rango del 60% y 65%, en caso de que “todo salga bien”.

Por otro lado, el intercambio comercial mostró para abril el flujo de exportaciones más alto desde mayo de 2013, ya que el mismo se ubicó en los US$ 8.327 millones. Por su parte, el flujo de importaciones fue de US$ 6.883 millones, alcanzando así un superávit en la balanza comercial de US$ 1.444 millones. Los rubros de exportación con mayores incrementos anuales fueron Combustibles y energía (+192,7%) y Manufacturas de origen industrial (+64%). Por el lado de las importaciones, Combustibles y lubricantes continúa siendo el rubro con mayores aumentos interanuales (+203,1%), mientras que Vehículos de pasajeros fue el que menos creció anualmente (+15,8%).

Respecto a las tarifas, esta semana se debate en una audiencia pública un ajuste en la tarifa de AySa del 32% en 2022. La empresa estatal indicó que a diciembre de 2021 los ingresos tarifarios sólo cubrían el 49,5% de los costos de prestación del servicio y les preocupa que esta situación se agrave en caso de continuar con el congelamiento tarifario.

En la primera licitación de mayo, el Ministerio de Economía logró cubrir los vencimientos de $750.000 millones que se aproximan en las próximas semanas, y captar un extra por $29.964.



invecq